CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

¿Sufres de alergia a los perros? Puede que sea únicamente a los machos

Por Sandee LaMotte

(CNN) – ¿Te encantan los perros pero terminas estornudando incontrolablemente cuando estás cerca de ellos? Puede que exista una solución menos complicada que las inyecciones antialérgicas: castra a tu cachorro macho u opta mejor por una hembra.

“Hasta el 30% de las personas que sufren de alergia a los perros en realidad son alérgicas a una proteína específica que se produce en la próstata de un perro”, explicó la Dra. Lakiea Wright, alergóloga del Hospital Brigham and Women’s de Boston.

Aunque la proteína se identificó hace años, solo hasta mayo de 2019 un examen de sangre confiable para el alérgeno fue aprobado por la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos.

“Si eres alérgico únicamente a esa proteína específica en el perro macho, puedes tolerar a una hembra o a un perro castrado”, indicó Wright.

¿Cómo ocurren las alergias a las mascotas?

Las alergias a los animales con pelaje son comunes, especialmente entre quienes sufren de asma u otras alergias como al polen o al polvo. Tres de cada 10 personas con alguna alergia también la tendrán a su gato o perro, según la Fundación de Asma y Alergias de Estados Unidos.

publicidad

Ahora, no es el pelo del animal lo que provoca la reacción alérgica. Son, de hecho, las proteínas en la orina, la saliva y la caspa (o las células muertas de la piel) del perro o el gato las responsables de que se genere la reacción en un sistema inmunitario hipersensible. Hasta la fecha, la ciencia ha identificado seis alérgenos específicos para perros.

Y aquí es donde están las buenas noticias: las personas pueden ser alérgicas a una o más de las cinco proteínas de perro identificadas, pero no las demás, lo que puede influir en qué raza o género te hará estornudar.

Ahora, como todos los perros producen uno o más tipos de dichas proteínas no existe algo como una raza que sea “hipoalergénica”, aclaró Wright.

“Cuando tenemos sospechas sobre una alergia a los perros, estamos evaluando ese alérgeno completo», explicó la médica. “Pero también estamos analizando proteínas específicas, las partes que forman el todo, para refinar esos diagnósticos”, completó.

En el perro macho, la proteína llamada Can f 5 se produce en la próstata. Cuando el animal orina, dicha proteína puede extenderse a la piel y al pelo por todo el cuerpo.

“Estas proteínas son muy livianas, por lo que se dispersan en el aire a medida que el animal se mueve”, señaló Wright, “También pueden permanecer en el aire durante mucho tiempo y aterrizar en nuestros muebles, colchones e incluso en nuestra ropa”.

Debido a que llevamos esas proteínas en nuestra ropa, los alérgenos de las mascotas se pueden encontrar en hogares y otros lugares donde ellas nunca han estado.

¿Cómo puedes saber si eres alérgico únicamente a los perros macho?

Empieza por entregarle a tu médico especialista en alergias un buen historial de los síntomas que tienes, dijo Wright. ¿Cuándo comenzaron? ¿Estornuda únicamente solo, o más, alrededor de perros machos?

También pregunta: ¿qué otras alergias tienes? ¿Cuántas son? Las alergias tienden a agruparse. Wright dijo que más de tres tipos específicos te hacen especialmente vulnerable a desarrollar asma u otros problemas respiratorios.

Si tu historial lo indica, los médicos pueden hacerte una prueba de reacción a Can f 5 mediante un pinchazo en la piel o un análisis de sangre, que fue aprobado hace poco por la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos.

Si no eres alérgico al Can f 5 pero tienes una reacción al estar cerca de los perros, también puedes reducir tu exposición a los alérgenos y los síntomas que producen con estos pasos recomendados por la Fundación de Asma y Alergias de EE.UU.:

  • Cambia tu ropa después de haber estado cerca de perros o gatos
  • Pídele a un miembro de tu familia que no tenga alergias a las mascotas que limpie las cajas de arena o la ropa de cama y cepille al perro o al gato afuera de la casa.
  • Mantén a tu mascota fuera de la habitación. Y considera tener un filtro de aire HEPA, pero primero limpia agresivamente: los alérgenos de las mascotas pueden permanecer durante meses.
  • Los alérgenos de perros y gatos son “pegajosos” y pueden permanecer en la alfombra. Si es posible, retírela y frota las paredes y la madera. “Los pisos y paredes desnudos son los mejores”.
  • Las aspiradoras agitan cualquier alérgeno que se haya asentado, así que utiliza una máscara y una aspiradora con un filtro certificado. También usa un filtro certificado para unidades centrales de calor y aire.
  • Asegúrate de visitar a un especialista para verificar tus alergias. Te pueden recomendar medicamentos o tratamientos de inmunoterapia.