CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

14 datos que quizás no conocías sobre el papa emérito Benedicto XVI

Por CNN

(CNN) — El papa emérito Benedicto XVI defendió apasionadamente el celibato sacerdotal diciendo que no puede quedarse callado mientras que su sucesor, el papa Francisco, considera suavizar la prohibición de que hombres casados sirvan como sacerdotes.

Aquí te presentamos algunos datos que quizás no conocías sobre el papa Benedicto XVI.

Personal

Fecha de nacimiento: 16 de abril de 1927

Lugar de nacimiento: Marktl am Inn, Alemania

Nombre de nacimiento: Joseph Aloisius Ratzinger

Educación: Universidad de Munich, PhD Teología, 1953

publicidad

Otros hechos

Es el primer papa en renunciar desde Gregorio XII en 1415.

Se desempeñó como asesor teológico en jefe del papa Juan Pablo II.

Es un pianista consumado y ama a Mozart.

Durante la Segunda Guerra Mundial, abandonó el ejército alemán y fue hecho prisionero por el ejército de EE. UU.

En 2005, se convierte en el segundo papa en la historia en visitar una sinagoga cuando habla en la Sinagoga Roonstrasse en Colonia, Alemania.

En 2009 firmó un contrato discográfico con Geffen Records para grabar sus canciones y oraciones a la Virgen María y lanza el álbum «Alma Mater».

En 2012 se publica el libro del papa «Jesús de Nazaret: las narrativas de la infancia», en el que afirma que el calendario cristiano se basa en un error cometido por un monje del siglo VI, que tuvo varios años de retraso en el cálculo de la fecha de nacimiento de Jesús.

En 2013 anuncia que se jubilará a partir del 28 de febrero. Cita su «edad avanzada» como la razón.

En 2016 se publica el libro de Benedicto XVI «El último testamento: en sus propias palabras», coescrito por Peter Seewald.

En 2018, Benedicto XVI dice que «está en peregrinación hacia el hogar» en una rara carta pública publicada en el periódico italiano Corriere della Sera. Aparentemente, la breve nota en italiano llegó después de que el periódico le pidiera al papa emérito una respuesta a los lectores que se preguntaban cómo estaba.