CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

La Parka, El Hijo del Perro Aguayo y Silver King: las muertes trágicas de la lucha libre mexicana

Por CNN Español

(CNN Español) — México, la tierra de los luchadores enmascarados, llora la muerte de La Parka, uno de sus protagonistas más emblemáticos.

La Parka

La Parka, cuyo nombre real era Jesús Alfonso Huerta Escoboza, murió a los 54 años producto de la gravedad de unas heridas durante una caída en un evento de lucha libre en octubre pasado. Antes de morir, Huerta Escoboza mostró signos de insuficiencia renal y recibió respiración asistida. Al día siguiente, sus pulmones y riñones fallaron.

La trágica muerte de La Parka, que era conocido por sus disfraces y máscaras elaborados, recuerda otras muertes de luchadores en la tierra que vio nacer esta práctica muchos años antes de que se formalizará como disciplina deportiva.

‘El Hijo del Perro Aguayo’

En marzo de 2015, a los 35 años, el joven luchador Pedro Aguayo Ramírez murió tras recibir una patada en una pelea realizada en Tijuana, Baja California.

El luchador, conocido como ‘El Hijo del Perro Aguayo’ fue lanzado contra las cuerdas después de un retroceso del vuelo de uno de sus oponentes, Rey Mysterio, durante el combate de la noche anterior.

Durante la pelea, los otros luchadores que lo acompañaban en el ring continuaron con el combate mientras el cuerpo inerte de Aguayo se derrumbaba sobre la colchoneta, como se pudo ver en las imágenes en redes sociales. Más adelante el luchador recibió atención médica, y fue trasladado a un centro de salud, pero los médicos no pudieron reanimarlo y se informó de su muerte sobre la 1 a.m. de ese 21 de marzo.

Ernesto Franco, el médico de guardia de la lucha, dijo que la lesión de Aguayo fue el resultado de un golpe en la región del cuello.

Aguayo Ramírez fue hijo del también luchador mexicano “El Perro Aguayo” —cuyo nombre real era Pedro Aguayo—, quien murió cuatro años después de su hijo, en julio de 2019. El legendario luchador tuvo su apogeo en los años 80.

perro aguayo

“El Perro Aguayo”. (Crédito: Lucha Libre Triple A)

Silver King

Silver King muere con los guantes

El luchador mexicano Silver King encontró la muerte lejos de su tierra natal. Durante un evento de lucha libre en Londres, César Barrón, de 51 años, colapsó en medio de una pelea y murió en mayo de 2019.

Barrón estaba retomando el papel del villano Ramsés para el evento en The Roundhouse, Londres. El mexicano había participado anteriormente en la comedia de Hollywood “Nacho Libre” en 2005 junto a Jack Black. Se cree que murió de un ataque al corazón, según informes de la industria.

Barrón creció en la familia de luchadores mexicanos; su padre, Dr. Wagner, fue un famoso luchador en la década de 1960 hasta que un accidente automovilístico detuvo su carrera como luchador. Su hermano también compitió como luchador bajo el nombre de Dr. Wagner Junior.

Silver King logró un éxito mundial y se desempeñó para la WCW entre 1997 y 2000, apareciendo regularmente en su programa de televisión WCW Monday Nitro.

Su pelea de mayor perfil fue para el Campeonato de peso crucero de la WCW contra Juventud Guerrera en 1998, que finalmente perdió.

Los riegos de la lucha

CNN se comunicó con la organización Lucha Libre AAA, donde estaba vinculado La Parka, para conocer los riesgos que puede haber en la práctica de este deporte y las condiciones de seguridad que deben tener en medio de esta práctica, pero la organización se negó a hacer algún comentario al respecto.

Un estudio en el American Journal of Sports Medicine encontró que las tasas de conmociones cerebrales entre los atletas universitarios eran más altas entre los luchadores aficionados masculinos que entre los jugadores de fútbol.

Sin embargo, la lucha profesional es diferente que la lucha amateur en muchas formas significativas: los ganadores y los perdedores están predeterminados, los movimientos son más variados y, a menudo, planeados de antemano, las lesiones que sufren los luchadores profesionales son muy reales y pueden ser tan graves como en otros deportes de combate.

Dave Meltzer, editor del Boletín de Wrestling Observer, que ha cubierto la industria por más de 30 años, le dijo a CNN que en los últimos 12 años, la conciencia del riesgo de conmoción cerebral ha crecido enormemente entre esta industria.

Muchas compañías estadounidenses, incluida la WWE, han prohibido los golpe directos a la cabeza con sillas, luego de un sinnúmero de de encefalopatía traumática crónica (CTE, por sus siglas en inglés) en luchadores profesionales.

Los investigadores creen que el CTE puede desarrollarse a partir de golpes repetidos en la cabeza, incluso en ausencia de conmoción cerebral, lo que genera dudas sobre si los protocolos de conmoción cerebral son suficientes. Cada vez que la cabeza sufre un golpe fuerte, sacude el cerebro dentro del cráneo. Todo ese chapoteo puede llevar a una acumulación de una proteína anormal llamada tau, que puede afectar partes del cerebro.