CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

¿Cuál es el mayor riesgo para el mundo en 2020? La política estadounidense, aseguran los expertos

Por Charles Riley

(CNN Business) – La política estadounidense será el mayor riesgo que enfrente el mundo durante 2020 y la próxima elección presidencial presionará las instituciones, influirá en la política económica y exterior del país, además de dividir aún más a un electorado ya de por sí polarizado, con potenciales consecuencias enormes para el cambio climático, los negocios y los inversionistas.

Esa es la mirada de los expertos en las consultoras Eurasia Group y Control Risks. El Foro Económico Mundial, que se prepara para celebrar su reunión anual de líderes políticos y presidentes ejecutivos la próxima semana en Davos, también advierte una mayor turbulencia este año por los conflictos comerciales y la polarización política que hacen más difícil abordar los desafíos globales.

Control Risks señala que la campaña del presidente Donald Trump para su reelección impulsará la toma de decisiones en la política exterior, aumentando la posibilidad de que los inversores sean sorprendidos por medidas populistas que favorezcan a agricultores o trabajadores de las fábricas estadounidenses.

“La campaña centrará la política exterior en la gestión de crisis, distrayendo la atención de Estados Unidos de cuestiones y geografías no urgentes. Mientras tanto, la sed de Trump por obtener ‘victorias’ antes de las elecciones amplificará la ventaja extranjera en las relaciones comerciales y de seguridad”, escribió Control Risks en un informe reciente.

Eurasia Group, que ha ubicado por primera vez a la política estadounidense como el mayor riesgo en su evaluación anual del estado del mundo, advierte que la elección será la más divisiva en más de un siglo, y el resultado probablemente será considerado ilegítimo por casi de la mitad de la población. Los analistas esperan que el resultado sea impugnado, sin importar el candidato que triunfe.

publicidad

Votantes llenan su boleta en una mesa electoral de Virginia en 2018. (Crédito: Bill Clark/CQ Roll Call)

“La elección de 2020 es un Brexit estadounidense: una votación polarizada al máximo en la que el riesgo no es tanto el resultado como la incertidumbre política de lo que la gente votó”, asegura Eurasia Group en su informe. “Es un territorio político inexplorado, y esta vez en un país donde la incertidumbre crea ondas de choque en el extranjero”.

Al preparar su informe antes de la reunión en Davos, el Foro Económico Mundial encuestó a 750 expertos mundiales y tomadores de decisiones que mencionaron las confrontaciones económicas y la polarización política nacional como los principales riesgos de 2020.

Vistos en conjunto, los informes presentan un mundo que enfrenta problemas espinosos con pocas soluciones obvias. La creciente política frenética en los países desarrollados está socavando las reglas que han sustentado el comercio y la globalización durante décadas, entregándoles a los líderes electos la licencia para actuar unilateralmente y avivando conflictos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

  • MIRA: ¿Por quién votarán los hispanos en Iowa en las elecciones presidenciales de EE.UU.?

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, quien asistirá a la reunión de Davos, rechazó la idea de que la agitación en la política estadounidense sea una amenaza.

“No creo que tenga ningún impacto en la economía mundial”, dijo Mnuchin a algunos periodistas este miércoles, y agregó que otros asuntos políticos como la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y las elecciones estancadas del año pasado en Israel fueron igualmente intrascendentes.

Ahora hay otros grandes dolores de cabeza que no han desaparecido. Las personas que se dedican a identificar amenazas a la paz y a la prosperidad del mundo también están preocupadas por la crisis climática, la batalla entre Washington y Beijing sobre el futuro de la tecnología, la agresión geopolítica por parte de Rusia y el continuo conflicto armado en Medio Oriente.

Hace una década, la mayoría de los analistas de riesgos estaban preocupados por problemas financieros como las burbujas de activos, según John Drzik, colaborador del informe del Foro Económico Mundial y presidente de la firma de investigación Marsh & McLennan Insights. Esas inquietudes han sido reemplazadas por desafíos nuevos y más complicados que a menudo están vinculados.

“En 2020, tenemos una combinación de líneas de tendencia negativas que no hemos experimentado en generaciones. Es mucho más probable que este entorno deteriorado produzca una crisis global”, advirtieron los analistas de Eurasia Group.

El mundo ya ha enfrentado dos hechos críticos importantes este año. La muerte del principal general de Irán Qasem Soleimani en una operación que ordenó Trump llevó a los dos países al borde de la guerra, poniendo en peligro los suministros de petróleo de Medio Oriente y causando que Teherán acelerara su enriquecimiento de uranio, algo que podría poner a Irán en el sendero de construir un arma nuclear.

Las tensiones se enfriaron después de que no hubo víctimas entre las tropas estadounidenses tras un ataque de represalia lanzado por Irán contra bases en Iraq y Trump calmó su retórica. Los analistas piensan que Teherán, con graves problemas económicos y una población intranquila en su país, ahora buscará evitar un conflicto abierto con Estados Unidos mientras ataca de manera oportunista los intereses estadounidenses.

“Irán continuará interrumpiendo el tráfico de petroleros en el Golfo. Teherán también tiene una inclinación por atacar a sus adversarios de maneras impredecibles y asimétricas, incluso a través de sus robustas capacidades cibernéticas ofensivas y su red de milicias aliadas en toda la región con la posibilidad de atacar a ciudadanos y activos de Estados Unidos y sus aliados”, evaluó Eurasia Group.

La crisis climática

Además, los devastadores incendios forestales en Australia han subrayado por qué las preocupaciones sobre el cambio climático dominan a largo plazo. Según la encuesta del Foro Económico Mundial, los cinco riesgos principales en la próxima década están relacionados con el medio ambiente, incluyendo el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos y el colapso de los ecosistemas.

“Los impactos a corto plazo del cambio climático se suman a una emergencia global que incluirá la pérdida de vidas, tensiones sociales y geopolíticas e impactos económicos negativos”, advierte el grupo en un informe que discute su encuesta.

Drzik dijo que el cambio climático domina la parte superior de la clasificación de mayor alcance porque los expertos e inversores están mejorando en la comprensión y medición de los riesgos involucrados. Y reconocen que mientras el calentamiento global hará que algunas empresas cierren, también significa nuevas oportunidades.

Un ejemplo: el presidente ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, quien controla 7 billones de dólares en inversiones, dijo el martes que el administrador de activos abandonará las inversiones que considera un riesgo de sostenibilidad.

Joe Johns contribuyó a esta historia reportando desde Washington.