CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Moda

Esta herramienta te dice cuánto dañan el medio ambiente tus hábitos de moda

Por Alexis Benveniste

(CNN Business) — A pesar de todo su glamour y belleza, la industria de la moda tiene un secreto sucio: es responsable del 8-10% de todas las emisiones globales de carbono, según un informe de Naciones Unidas (más emisiones que todos los vuelos internacionales y envío marítimo combinados). También genera el 20% de las aguas residuales del mundo.

El consumidor promedio de hoy compra un 60% más de ropa que hace 15 años y conserva cada artículo la mitad del tiempo, según el informe.

Entonces, ¿es posible reparar el impacto de la industria de la moda en el planeta?

ThredUP, que se describe a sí misma como la plataforma de reventa de moda más grande del mundo, quiere que los consumidores de moda entiendan su papel en el desperdicio de este sector. Ha creado una herramienta llamada Fashion Footprint Calculator (algo así como ‘calculadora de huella de moda’) para ayudar a los compradores a entender el impacto que tienen sus elecciones de ropa en el medio ambiente.

La herramienta hace 12 preguntas, comenzando con cuántos artículos compra cada año, si alquila ropa y cuánto devuelve. También le pregunta sobre sus hábitos de lavandería y tintorería y si compra a marcas sostenibles. No tiene que ser cliente de ThredUP para usar la herramienta.

Después de responder las preguntas, su huella de moda se califica en una escala de menor a mayor. Averigua cómo se compara con el consumidor promedio, que contribuye con 1.620 libras de emisiones de carbono por año a través de opciones de moda solamente. La herramienta fue creada a lo largo de un año con la firma de investigación ambiental Green Story Inc., una firma de investigación ambiental independiente.

ThredUP, fundada en 2009, es conocida por sus bolsas de película de polietileno con lunares que se pueden llenar con ropa no deseada que los consumidores quieran vender o donar. Las bolsas se envían a uno de los cuatro centros de distribución, dependiendo de la ciudad de donde provenga la bolsa, en un esfuerzo por reducir la distancia de envío y las emisiones de carbono. Ha recaudado más de US$ 300 millones en fondos de capital de riesgo, y los inversores incluyen Goldman Sachs, Upfront Ventures y Highland Capital Partners. ThredUP dice que actualmente no tiene planes para una oferta pública inicial.

Pero ciertamente quiere dar a conocer su misión. “Nuestra visión es un mundo en el que reutilizamos más de lo que producimos nuevo, y consideramos que es nuestra responsabilidad ayudar a los consumidores a comprender el papel que juegan en la reducción del desperdicio de moda”, dijo la portavoz de la compañía, Sam Blumenthal.

El presidente ejecutivo James Reinhart le dijo a CNN Business que la compañía encuestó a 1.000 mujeres en Estados Unidos para un estudio sobre la conciencia de los residuos de la moda. La mayoría de los consumidores no entienden cómo sus elecciones de moda pueden dañar el medio ambiente, dijo.

El estudio de ThredUP mostró que casi el 50% de los consumidores no cree que sus hábitos de compra individuales contribuyan al cambio climático, y el 68% de las mujeres dicen que depende de las marcas, no de las consumidoras, resolver el problema del desperdicio de moda.

Vale la pena señalar que alquilar ropa se ha vuelto más popular en los últimos años. La compañía de alquiler de ropa Rent the Runway alcanzó una valoración de US$ 1.000 millones el año pasado, convirtiendo oficialmente a la compañía en un unicornio.

Pero es demasiado pronto para determinar el potencial del alquiler para ayudar significativamente al medio ambiente, dijo Reinhart. “El alquiler a escala es relativamente nuevo y, por lo tanto, todavía no hay tantos datos disponibles. Por supuesto, la reutilización de artículos aprovecha al máximo los recursos naturales utilizados para crearlos, lo que reduce el impacto del carbono”.

Algunos consumidores que no usan ThredUP se han quejado de que la compañía envió bolsas no solicitadas, que la compañía llama “kits de limpieza”, alentándolos a ordenar sus armarios. Cuando se le preguntó sobre esta iniciativa, Reinhart dijo que es parte de una “pequeña campaña” que representa aproximadamente el 5% de las bolsas que se envían a los consumidores.

Reinhart dijo que la compañía planea expandir los esfuerzos de sostenibilidad más allá de la calculadora. Y está pensando hablar con los minoristas sobre la creación de experiencias de reventa para sus clientes y “educar a los consumidores sobre el desperdicio de la moda de usar y tirar”.