CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Rusia

Este es el verdadero mensaje de Putin al mundo con la renuncia de su gabinete

Por Luke McGee

(CNN) — Cuando todo el Gobierno de Rusia renunció el miércoles, incluso los observadores del Kremlin a largo plazo fueron tomados por sorpresa.

Más temprano en el día, Vladimir Putin había anunciado su plan para impulsar reformas que harían que su sucesor como presidente fuera menos poderoso, redistribuyendo el poder de tal manera que el parlamento ruso y la oficina del primer ministro tengan mayor influencia.

Agradeció a los miembros del Gobierno que renunciaron por su servicio, pero dijo que «no todo funcionó».

En los últimos dos años, las calificaciones de aprobación de Putin han bajado, en parte como resultado de reformas impopulares de pensiones y una economía estancada. El 2019 también estuvo plagado de protestas callejeras por las elecciones municipales, ya que la oposición fragmentada de Rusia expresó su descontento con lo que ven como un presidente y una élite gobernante que se ha quedado más tiempo de lo esperado.

Sin embargo, a medida que se revelaban los detalles exactos de esta renuncia masiva, liderada por el actual primer ministro y expresidente Dmitry Medvedev, estaba claro que esto no era una protesta por las reformas propuestas por Putin.

En su declaración sobre la renuncia del gobierno, Medvedev indicó que lo estaba haciendo para facilitarle la vida a Putin.

Dijo que el presidente había «esbozado una serie de cambios fundamentales en la Constitución» y que «en este contexto, es obvio que nosotros, como Gobierno… deberíamos brindarle al presidente de nuestro país la oportunidad de tomar todas las decisiones necesarias para esto».

Esos cambios parecen ser una redistribución del poder, otorgando al Parlamento el poder de nombrar al primer ministro, que luego designará un gabinete que será aprobado por el Parlamento. En las propias palabras de Putin: «En este caso, el presidente estará obligado a nombrarlos; es decir, no tendrá derecho a rechazar las candidaturas aprobadas por el Parlamento».

La Constitución rusa prohíbe a Putin postularse para la reelección como presidente en 2024. Sin embargo, no hay nada que le impida convertirse en primer ministro, como lo hizo en 2008, cuando él y Medvedev intercambiaron sus funciones durante cuatro años.

«Mi opinión personal es que esta es una unión entre Putin y Medvedev», dijo Valeriy Akimenko, un analista de Rusia a largo plazo que actualmente trabaja para el Centro de Investigación de Estudios de Conflictos. «Medvedev no era una figura independiente en ningún sentido de la imaginación y no hizo ningún gesto contra Putin durante su tiempo como presidente. Como fue el caso en 2008, esto parece un acuerdo mutuo entre los dos».

No todos los analistas creen que sea inevitable que Putin eventualmente se instale como primer ministro. Oleg Ignatov, del Centro de Política Actual, un grupo de expertos con sede en Moscú, señala que Putin también habló sobre cambiar el papel constitucional del Consejo de Estado de Rusia, un órgano asesor del jefe de Estado.

«Hay rumores de que Putin podría liderar el nuevo Consejo de Estado en lugar de convertirse en el nuevo primer ministro», dijo Ignatov a CNN. «Si esto sucede, es posible que su palabra sea la última palabra. No le interesarán los detalles técnicos, pero todo estará bajo su control».

Akimenko estuvo de acuerdo en que este tipo de papel podría jugar a favor de Putin: «El papel futuro del Consejo de Estado está actualmente indefinido, pero podría ser un árbitro, lo que significa que cuando haya una disputa, el Consejo de Estado podría tener una última palabra».

«Sin embargo, creo que Putin convertirse en primer ministro todavía es mucho más probable».

Cualquiera sea el resultado, ya está surgiendo una narrativa de Putin consolidando su control sobre el poder. Alexi Navalny, el líder opositor más notorio de Rusia, tuiteó que «seguir siendo el único líder de por vida, tomar posesión de un país entero y apropiarse de la riqueza para él y sus amigos es el único objetivo de Putin y su régimen».

Al tomar medidas para fortalecer su control sobre el poder, Putin también está enviando un mensaje al mundo en general. Más Putin en Rusia significa más Putin en el escenario internacional. Y si los últimos años nos han enseñado algo, eso significa que Rusia está dispuesta a hacer todo lo posible para actuar como un rival directo para influir en el orden mundial liderado por Estados Unidos y crear más dolores de cabeza para Estados Unidos y sus aliados.

Mary Ilyushina de CNN contribuyó a este análisis desde Moscú.