CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Reino Unido

Enrique llega a Canadá y deja atrás la vida en la realeza

Por Jack Guy

(CNN) — El príncipe Enrique llegó a Canadá para reunirse con Meghan y su hijo Archie después de que la pareja finalizara los términos de su separación de los deberes oficiales de la familia real británica.

Las fotos en los medios de comunicación de Reino Unido mostraron a Enrique saliendo de un avión la madrugada del martes en la isla de Vancouver, donde la familia pasó un tiempo en Navidad.

El duque de Sussex asistió a la Cumbre de Inversión Reino Unido-África en Londres el lunes, donde se reunió con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, antes de cruzar el Atlántico.

Un portavoz de la realeza le dijo a CNN que no comentarían sobre el calendario privado de la familia.

Fuerte conexión con Canadá

El duque y la duquesa de Sussex pasaron las vacaciones de Navidad en Canadá con la madre de la duquesa, Doria Ragland.

Meghan vivió en el país durante siete años y la pareja dice que tienen una “fuerte conexión con Canadá”.

Los Sussex están listos para embarcarse en una nueva vida en ese país, y el primer ministro Justin Trudeau dijo la semana pasada que están en curso discusiones sobre quién pagará los costos de su seguridad.

La partida del príncipe del Reino Unido sigue a un período turbulento en el que Enrique y Meghan acordaron renunciar a sus títulos reales y finalizar sus deberes oficiales.

La pareja hizo el sorprendente anuncio de que iban a abandonar sus deberes reales en Instagram el 8 de enero, y la reina anunció el sábado que se había acordado un período de transición.

Las conversaciones con la pareja habían sucedido durante meses, dijo la monarca en un comunicado.

“Me complace que juntos hayamos encontrado un camino constructivo y de apoyo para mi nieto y su familia”, decía la declaración.

Según los términos del acuerdo, Enrqiue y Meghan ya no representarán a la reina como miembros trabajadores de la familia real, dividiendo su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte a medida que trabajan para volverse financieramente independientes.

La discusión sobre los títulos

La pareja ya no usará sus títulos reales —su alteza real— a partir del segundo semestre de este año, y el Palacio de Buckingham anunció el sábado que en su lugar serían abordados como “Enrique, duque de Sussex” y “Meghan, duquesa de Sussex”.

Es una medida que no se esperaba que la reina hiciera y no tiene precedentes que un monarca le pida a su propio nieto que retire su título, pero dada la posibilidad de que los Sussex firmen acuerdos comerciales en el futuro, la necesidad de separar sus empresas de la casa real lo hacía necesario.

Sin embargo, en uno de los primeros contratiempos en el proceso de desacoplamiento de Enrique y Meghan de la familia real, el Palacio luego dijo que revisaría su guía después de informes de que el nuevo título de Meghan la hiciera parecer como si estuviera divorciada.

El problema es que Sarah Ferguson adoptó el mismo formato, llamándose “Sarah, duquesa de York”, luego de divorciarse del príncipe Andrew en 1996. Y la madre de Enrique era conocida como Diana, princesa de Gales, después de su divorcio con el príncipe Carlos.

Una de las formas en que la pareja espera generar ingresos es a través de su marca “Sussex Royal”.

Sin embargo, un asesor de la reina les advirtió al duque y a la duquesa de Sussex que no usaran ese título, informó el periódico británico The Times.

“No creo que sea satisfactorio. No se pueden ser dos cosas a la vez. O eres [de la realeza] o no lo eres”, dijo Thomas Woodcock, el rey de Armas de Garter, al periódico. Woodcock dijo que estaba hablando a título personal.

“Es un momento tan inusual que es cuestión de esperar y ver cómo se desarrollan las cosas”, agregó.

El rey de las Armas de Garter, también conocido simplemente como Garter, es el principal asesor del soberano en ceremonia y heráldica, y es miembro de la familia real.

CNN ha contactado a su oficina para hacer comentarios.

La tristeza del príncipe

El domingo, Enrique expresó “gran tristeza” por los acontecimientos en un evento de caridad en Londres.

“Nuestra esperanza era continuar sirviendo a la reina, la comunidad y mis asociaciones militares, pero sin fondos públicos”, dijo en un discurso. “Desafortunadamente, eso no fue posible”.

Enrique enfatizó que no tomó la decisión “a la ligera”, durante su discurso.

“El Reino Unido es mi hogar y un lugar que amo”, dijo Enrique. “Eso nunca cambiará”.

“Fueron tantos meses de conversaciones después de tantos años de desafíos. Y sé que no siempre lo he hecho bien, pero en lo que respecta a esto, realmente no había otra opción”.

 

— Max Foster de CNN y Rob Picheta contribuyeron a este informe.