CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Jessica Simpson habla sobre su adicción al alcohol y a las pastillas en un nuevo libro de memorias

Por Marianne Garvey

(CNN) – Jessica Simpson escribió un libro de memorias titulado Open Book (Libro abierto, en español), en el que revela su lucha contra el alcohol y las pastillas que la llevaron a creer que se estaba matando.

En un fragmento del libro publicado esta semana en la revista People, Simpson relata que empezó a automedicarse con alcohol y pastillas luego de lidiar con el dolor de haber sido abusada sexualmente cuando era una niña. Las presiones profesionales contribuyeron al estrés, lo que la llevó a decirle a un médico que estaba en problemas.

“Me estaba matando con toda la bebida y las píldoras”, escribió Simpson y añadió que está sobria desde 2017 y no ha tomado alcohol desde entonces. “Renunciar al alcohol fue fácil. Estaba enojada con esa botella, por cómo me permitía permanecer complaciente y adormecida”, añadió en el texto.

“Gracias a @people por ayudarme a compartir mi historia. Hay tanta belleza al otro lado del miedo y espero que mi verdad pueda ayudar. No puedo esperar para compartir #OpenBook con ustedes”.

Simpson también escribió sobre acudir a terapia y permitirse a sí misma hablar sus traumas en la niñez.

Cuando tenía 6 años, dice Simpson en su libro, “compartí la cama con la hija de un amigo de la familia. Comenzaba con cosquillas en la espalda y luego hacía cosas que eran extremadamente incómodas”.

“Quería contarles a mis padres”, continúa el relato de Simpson. “Fui la víctima pero de alguna manera me sentí equivocada”, agregó.

Finalmente ella les contó a sus padres, Tina y Joe Simpson, cuando tenía 12 años. Su madre golpeó a su padre en el brazo y gritó: “Te dije que algo estaba pasando”, reveló Simpson.

“Papá mantuvo su mirada en el camino y no dijo nada”, sigue la narración de Simpson. “Nunca más nos quedamos en casa de los amigos de mis padres, pero tampoco hablamos de lo que yo había dicho”.

Entonces, vino la fama, con una carrera como cantante y el programa de reality «Newlyweds», que documentó su matrimonio de tres años con Nick Lachey. Luego llegó su línea de ropa valorada ahora en 1.000 millones de dólares, Jessica Simpson Collection.

Pero ella les ocultó la verdad a sus seguidores.

Simpson revela que tocó fondo después de una fiesta de Halloween en su casa en 2017. Ella les dijo a sus amigos: “Necesito parar. Algo tiene que parar. Y si es el alcohol lo que está haciendo esto, y empeorando las cosas, entonces lo dejo”.

La artista ahora cuenta con el apoyo de sus padres, la ayuda de un equipo de médicos y terapia dos veces a la semana. Desde 2014 está felizmente casada con Eric Johnson y son padres de tres hijos pequeños.

“Cuando finalmente dije que necesitaba ayuda, fue como si fuera esa niña que encontró su vocación nuevamente en la vida”, dice. “Encontré la dirección y eso implicó caminar hacia adelante sin miedo. La honestidad es difícil pero es lo más gratificante que tenemos. Y llegar al otro lado del miedo es hermoso”, añadió.

Simpson también está lanzando seis nuevas canciones que cuentan su historia para acompañar el libro.