CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Michelle Carter, condenada por sus mensajes de texto en un caso de suicidio, sale de prisión

Por Eric Levenson, Kristina Sgueglia

(CNN) — Michelle Carter, la joven de Massachusetts condenada por homicidio involuntario por persuadir a su novio de que se suicidara, fue liberada de prisión el jueves, meses antes de lo previsto debido a su buen comportamiento.

Carter, que ahora tiene 23 años, comenzó a cumplir una condena de 15 meses en febrero, pero redujo el tiempo de su condena por buen comportamiento, según Jonathan Darling, portavoz de la oficina del Sheriff del Condado de Bristol.

Michelle Carter con su abogado durante el juicio

“La Sra. Carter ha sido una reclusa modelo aquí en la Casa de Correcciones del Condado de Bristol. Ha participado en una variedad de programas, ha tenido un trabajo dentro de la cárcel, ha sido amable con nuestro personal y voluntarios, se ha llevado bien con las demás reclusas, y no hemos tenido problemas de disciplina con ella en absoluto”, dijo Darling.

Ella salió de la Casa de Corrección del Condado de Bristol alrededor de las 9:30 am, según muestra un video de WHDH, afiliadade CNN. Con un cuello de tortuga negro, un blazer ligero y pantalones negros, el mismo atuendo que usaba el día en que fue sentenciada, Carter salió de la prisión rodeada de guardias y se metió en una camioneta SUV que la esperaba.

La liberación de Carter termina una saga que comenzó cuando Conrad Roy III, de 18 años, se suicidó en julio de 2014. Los investigadores descubrieron decenas de mensajes de texto de Carter en los que ella, según los fiscales, reprendió a Roy y lo alentó a seguir con el suicidio, incluso después de que él expresó sus dudas.

“Pensé que querías hacer esto. ¡Es el momento adecuado y estás listo, solo tienes que hacerlo! No puedes seguir viviendo de esta manera”, escribió en un intercambio de mensajes.

El caso llamó la atención por su enfoque en el suicidio adolescente, el romance digital y el área gris legal de si alguien puede ser condenado por el suicidio de otra persona.

Carter era una “reclusa modelo”

Carter era activa en programas de trabajo y educación en prisión, dijo el alguacil del condado de Bristol Thomas Hodgson, llamándola una reclusa modelo.

“Cuando decimos presidiaria modelo, hablamos de participación en programas, no  problemas disciplinarios, y ella cumplió con ese criterio para todos nosotros”, dijo.

Carter tenía compañeros de celda, aunque no inicialmente, y realmente le gustaba la jardinería, dijo Hodgson. El personal que interactuó con ella informó que “estaba muy interesada en ingresar a tantos programas como pudo y lo hizo”, dijo.

La madre de Conrad Roy, Lynn Roy, reaccionó a la liberación de Carter en una declaración proporcionada por su prometido, Roland St. Denis.

“Continuaré honrando a mi hijo todos los días, manteniendo su espíritu en mi memoria y buscando maneras de ayudar a otros que puedan estar experimentando lo que yo he experimentado”, dijo. “Desde el fondo de mi corazón, quiero agradecer a todos los que han apoyado a mi familia durante los últimos 5 años. Y ahora, es hora de pasar la página a un nuevo capítulo en nuestras vidas”.

En su juicio, los fiscales dijeron que Carter escuchó por teléfono mientras Conrad Roy se asfixiaba por la inhalación de monóxido de carbono en su camioneta, y dijeron que no se lo dijo a sus padres o autoridades cuando murió. Sus abogados defensores dijeron que Carter era una joven problemática y delirante y que Roy siempre había tenido la intención de suicidarse.

“La evidencia realmente estableció que Conrad Roy causó su propia muerte por sus acciones físicas y por sus propios pensamientos”, dijo el abogado defensor Joseph Cataldo. “Estás tratando con un individuo que quería quitarse la vida… arrastró a Michelle Carter a esto”.

Carter fue juzgada cuando era menor y fue declarada culpable en 2017. Sus abogados apelaron la condena y argumentaron que sus mensajes de texto y palabras eran una forma de discurso protegida por la Primera Enmienda.

Pero un tribunal de apelaciones de Massachusetts rechazó esos argumentos, diciendo que “ayudó a planificar cómo, dónde y cuándo” su novio se suicidaría, “minimizó sus temores sobre cómo su suicidio afectaría a su familia” y “lo castigó repetidamente por su indecisión”, encontraron los jueces.

La semana pasada, la Corte Suprema de Estados Unidos dijo que no tomaría su caso para su revisión.

Los eventos de la semana pasada le han dado a la familia Roy una sensación de cierre, dijo Rebecca Maki, tía de Roy y portavoz de la familia.

“Con la Corte Suprema la semana pasada rechazando escuchar la apelación y Michelle siendo liberada esta semana, trae una sensación de cierre sabiendo que no tendremos que pasar por ninguna otra apelación”, dijo la familia en un comunicado.

“Estamos decepcionados de que Michelle sea liberada temprano y no cumpla su sentencia de prisión completa, pero entendemos que ese es el proceso normal para alguien con buen comportamiento. Dicho esto, no la consideramos una ‘buena chica'”.