CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Móvil

Estados Unidos no puede darse el lujo de perder la carrera por el 5G ante China

Por Mike Rogers

Nota de editor: El exlegislador Mike Rogers, republicano de Michigan, es el presidente de 5G Action Now. Rogers fue presidente de la Comisión Permanente Selecta sobre Inteligencia de la Cámara de Representantes. Las opiniones expresadas son propias del autor.

(CNN) — La quinta generación de tecnología, conocida como 5G, tiene el potencial de cambiar por completo cómo vivimos nuestro tiempo.

No solo se trata de poder descargar películas o música más rápido, sino que también tendrá un impacto fundamental en la seguridad económica y nacional, y en el liderazgo tecnológico de nuestro país. Es por ello que no podemos darnos el lujo de perder la carrera por el 5G ante China.

Para el 2035, la implementación total de la tecnología 5G podría crear 22 millones de empleos en el mundo global y generar más de $13 billones en rendimiento económico global. Me gustaría ver que una gran parte de esos trabajos y de ese ingreso se constituyan aquí, en Estados Unidos.

Si nuestro gobierno no reconoce el alcance de esta oportunidad a fondo, el gobierno chino sin duda lo ve. China supuestamente subsidia a Huawei, una empresa privada, y a ZTE, una compañía controlada por el Estado, y las ayuda a debilitar a competidores internacionales y acaparar el mercado 5G. Huawei se distanció de las alegaciones relativas al subsidio y sostiene que su «relación con el gobierno chino no es diferente a la de cualquier otra compañía privada que opera en China». ZTE asegura que no está controlada por el Estado, pero admite recibir subsidios.

Las aseveraciones del gobierno estadounidense sobre espionaje industrial y corporativo por parte de estas compañías en nombre del gobierno chino pasan a un segundo plano ante estas declaraciones. Tanto Huawei y ZTE rechazan las acusaciones de espionaje.

Alerté por primera vez sobre Huawei y ZTE cuando fui presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes en 2012, y el problema solo está empeorando. Lo único que quiere China es asegurar su dominio digital.

Por eso acepté liderar la iniciativa 5G Action Now, una nueva organización de defensa a fin de seguir resaltando la importancia del 5G para la seguridad y el futuro económico de Estados Unidos.

Si no ganamos esta carrera, la culpa será nuestra y de nadie más. China tiene un plan y lo está implementando, y los números son prueba de ello. Según un informe de Deloitte de 2018, desde 2015 China gastó aproximadamente US$ 24.000 millones más que Estados Unidos en infraestructura para comunicaciones inalámbricas. Esta inversión le ha permitido a China construir aproximadamente 12 veces más de estaciones base 5G que Estados Unidos. En consecuencia, los investigadores determinaron que China tendrá un impulso inicial tan fuerte que será casi imposible recuperar terreno.

5G Action Now está comprometida a cambiar el rumbo. Nuestro objetivo es situar a Estados Unidos como líder global del despliegue del 5G resaltando las consecuencias críticas económicas y de seguridad nacional que acarrean la inacción y el retraso. No se trata de un problema republicano o demócrata, es un problema estadounidense y es crucial que el gobierno de Trump y los miembros del Congreso trabajen juntos para superar a China en la carrera del 5G.

Uno de los primeros pasos es abrir el acceso al espectro digital, específicamente el espectro de banda media que las compañías requieren para desplegar la tecnología 5G. El espectro medio, también conocido como banda C, tiene el equilibrio adecuado de cobertura y capacidad para facilitar la adopción del 5G en zonas urbanas, suburbanas y rurales de Estados Unidos. 5G Action Now apoya a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) y el objetivo del presidente Ajit Pai es buscar asegurar que se realice una licitación pública en el 2020 respecto de esta banda. Esta licitación involucrará al gobierno que venderá partes de la banda C a compañías de comunicaciones y satélites que quieren tener espacio para brindar servicios inalámbricos 5G. El presidente Pai ha dejado en claro que esta licitación es una prioridad, y lleva un tiempo impulsando su ejecución. Pero esto debe hacerse de forma correcta, y la forma correcta es avanzar a una velocidad pausada.

Brindar el alcance del despliegue del 5G ahora le permitirá a Estados Unidos hacer con el 5G lo que hizo con el 4G: orientar al país como el estándar global para servicios y aplicaciones que estimulará la economía global en las décadas venideras.

5G Action Now está comprometida en trabajar con la FCC, el Congreso y el gobierno de Trump para asegurar que ganaremos esta carrera. Nuestra prioridad nacional debe ser maximizar las oportunidades para nuestra economía. Priorizar la finalización de la licitación pública para ganar la carrera del 5G logra exactamente eso.

Traducido por Carola Lehmacher-Richez