CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

La producción del Model 3 de Tesla en Shanghai se retrasa debido al brote de coronavirus

Por Sherisse Pham

Hong Kong (CNN Business) — La fábrica de Tesla de Elon Musk en China acaba de comenzar a funcionar. Ahora su producción de vehículos allí se retrasará debido al brote mortal del coronavirus de Wuhan.

Beijing ha tomado medidas extraordinarias para tratar de contener el brote, incluido el bloqueo de las principales ciudades y extender las vacaciones del Año Nuevo Lunar. Los funcionarios en Shanghai, donde se encuentra la fábrica de Tesla en China, extendieron el período de vacaciones del 30 de enero al 9 de febrero.

«En este punto, esperamos un retraso de 1 a 1 y media semanas en la rampa (arriba) del Model 3 construido en Shanghai debido a un cierre de fábrica requerido por el gobierno «, dijo el director financiero de Tesla, Zachary Kirkhorn, durante una llamada sobre ganancias de la compañía el miércoles.

Kirkhorn dijo que el golpe a las ganancias de Tesla será limitado porque los beneficios obtenidos por los automóviles fabricados en China aún están en las primeras etapas. Agregó que la compañía también está pendiente de si habrá interrupciones en la cadena de suministro de los automóviles fabricados en California por Tesla.

La compañía publicó el miércoles su primer reporte anual de beneficios, superando las previsiones de Wall Street. Las acciones de Tesla subieron un 11% después de las horas de negociación en Nueva York.

El coronavirus ha matado a 170 personas hasta el momento y ha enfermado a más de 7.000 en China, con docenas más de casos confirmados en países como Estados Unidos, Alemania y Japón.

Tesla se encuentra entre un número creciente de empresas que sienten los efectos del brote de coronavirus. Otros fabricantes de automóviles como Toyota y Geely, propietario de Volvo, dijeron que sus fábricas en China permanecerán cerradas hasta el 9 de febrero para cumplir con el feriado extendido.

Restaurantes como McDonald’s, Starbucks y KFC y Pizza Hut, propiedad de Yum China han cerrado miles de tiendas en todo el país. Las principales aerolíneas, incluidas British Airways, American Airlines y United han reducido los vuelos hacia y desde China continental, o los han suspendido por completo. Disney cerró sus parques en Shanghai y Hong Kong, mientras los museos y las principales atracciones, incluida la Ciudad Prohibida, permanecen cerrados.

La ambiciosa estrategia de Tesla en China

El cierre de la fábrica de Tesla se produce pocas semanas después de que la compañía comenzara a entregar sus primeros automóviles Model 3 al público en China, un paso importante en la audaz estrategia de Musk para adquirir una gran porción del mercado de automóviles más grande del mundo.

Hablando en una ceremonia para celebrar las primeras entregas a principios de este mes, Musk anunció que Tesla también fabricará el Model Y, su camioneta de menor precio, en su nueva fábrica de Shanghai. También planea abrir un centro de diseño en China con el objetivo de crear un «auto original» para la venta en mercados de todo el mundo.

El analista de Wedbush, Dan Ives, dijo que la demora en los automóviles Model 3 fabricados en China «es un riesgo a corto plazo que se puede contener», dado que la fábrica de Shanghai está comenzando a aumentar la producción.

«No creemos que el coronavirus tenga una proyección a largo plazo para Musk (y Tesla) en esta región clave con China, el combustible en el motor de crecimiento», dijo. Ives tiene una calificación de compra de acciones de Tesla con una valuación de US$ 900. Las acciones en Tesla cerraron a US$ 581 en Nueva York el miércoles.

Musk sigue siendo optimista sobre China, diciendo durante la llamada de ganancias del miércoles que Tesla ha visto un «aumento de eficiencia fundamental bastante grande» al hacer autos asequibles Model 3 «en el continente donde están los clientes».

A principios de este mes, Tesla redujo el precio inicial de su sedán Model 3 fabricado en Shanghai a 323,800 yuanes chinos (US$ 46.680) de 355,800 yuanes (US$ 51.290). Con los subsidios del gobierno, el costo podría caer hasta 299.050 yuanes (US$ 43.110).

«Estábamos tratando de hacer que los autos sean lo más asequibles posible lo más rápido posible (…) sin dejar de ser al menos un poco rentables y hacer crecer una compañía locamente», dijo Musk el miércoles.

– Laura He contribuyó a este informe.