CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

Los 5 escenarios más probables en las asambleas partidarias de Iowa

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — ¡Bienvenido a 2020! Con las asambleas de Iowa a punto de comenzar este lunes, las elecciones de 2020 en Estados Unidos están oficialmente sobre nosotros. Todos los domingos, describo las 5 GRANDES historias que necesitas saber para comprender la próxima semana en la campaña.

Esta semana, presento mis predicciones de los 5 posibles “ganadores” de Iowa, siendo el número 1 mi mejor suposición sobre el resultado más probable.

5. Amy Klobuchar se ubica entre los tres primeros: ha habido pequeñas señales aquí y allá de que la campaña centrada en Iowa de la senadora de Minnesota ha estado ganando fuerza últimamente. Una encuesta reciente la colocó en el tercer lugar, por delante del ex alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, y la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren.

Si Klobuchar terminara entre los tres primeros, o por encima, sería una victoria MAYOR para ella, ya que ha trabajado durante meses (y meses) por un momento para catapultarse al nivel superior.

¿Cómo sucedería? A los votantes les gustan sus raíces en el medio oeste, su historial de logros y piensan que Biden es demasiado viejo y que Buttigieg es demasiado joven para apostar. (Klobuchar no está realmente pescando en las mismas aguas de votantes que el senador de Vermont Bernie Sanders y Warren.)

Si Klobuchar termina entre los tres primeros, será difícil ver que dure mucho más allá del lunes por la noche, especialmente si las dos alternativas moderadas (Buttigieg y Biden) terminan por encima de ella.

4. Warren gana (o termina en un fuerte segundo lugar): la senadora de Massachusetts ha ido en declive durante meses, ya que Sanders parece haberse convertido en la mejor opción para los liberales en Iowa y más allá.

Pero nadie cuestiona la fuerza de la organización de Warren en Iowa. Es grande, efectiva y ha estado funcionando con toda su fuerza más tiempo que cualquiera en el campo rival.

La pregunta para Warren es, ¿cuánto vale su superioridad organizacional? ¿Un punto o dos? ¿Cinco? No sabemos la respuesta a esa pregunta. Pero si son 1 o 2 puntos, Warren probablemente termine en tercero o más abajo. Si son 5 o más, entonces podríamos presenciar una verdadera sorpresa.

Dadas las expectativas algo bajas de Warren antes de la votación, probablemente podría declarar una victoria incluso si termina en un fuerte segundo lugar. Y viendo dónde están sus números en las encuestas en este momento, ella estaría encantada con cualquiera de los dos primeros lugares.

3. Buttigieg gana (o termina segundo o cierra tercero): para darle crédito, Buttigieg no está tratando de subestimar la importancia de Iowa en su campaña.

“Seamos realistas”, dijo el domingo a NBC “Meet the Press”. “Necesito tener un buen cierre aquí en Iowa”.

¿Qué significa “buen cierre”? En mi opinión, son los dos primeros lugares o, tal vez, los tres primeros si los votos del segundo y tercer lugar están muy cerca.

Me parece que Buttigieg se encuentra en un lugar similar al de Barack Obama en 2008 al llegar a Iowa. Ha mostrado ser una gran promesa como candidato y ya superó las expectativas, pero los votantes demócratas todavía parecen estar en un modo de “esperar y ver”. La victoria de Obama en Iowa borró esas dudas. Buttigieg necesita que Iowa haga lo mismo.

2. Biden gana: cuando eres el exvicepresidente de Estados Unidos y un favorito a nivel nacional, tienes que ganar en todas partes. No hay excusas.

Y a pesar de que varios expertos predecían que tal vez ni siquiera llegaría tan lejos, Biden está ahora, momentos antes de las asambleas de Iowa, en un lugar donde su campaña esperaba: con una oportunidad legítima de ganar.

Él no es el favorito. (Ver más abajo para eso). Pero él está, a juzgar por las encuestas, allí mismo. ¿Cómo ganaría Biden? Los demócratas de Iowa se vuelven pragmáticos: elegir al candidato que creen que está mejor posicionado para vencer a Trump en lugar del que hace que sus corazones se aceleren.

Y si Biden gana Iowa, hay un escenario totalmente plausible en el que tenga la candidatura ganada (o cerca) a fines de mes, mientras los votantes siguen el ejemplo de Iowa y se centran en el enemigo común: Trump.

Aquí está el problema si Biden se queda corto en Iowa: es poco probable que gane New Hampshire, con Warren y Sanders casi jugando en casa. O Nevada, donde Sanders se ve fuerte. E incluso en Carolina del Sur, que vota el 29 de febrero, una nueva encuesta realizada el domingo sugiere que su liderazgo una vez enorme se está desvaneciendo un poco.

1. Sanders gana: Todas las señales – energía, encuestas, etc. – apuntan a una victoria el lunes por la noche para el senador de Vermont.

El Partido Demócrata de Iowa tiende a favorecer a los liberales sobre los moderados (la mayoría de los demás factores son iguales) y Sanders nunca ha dejado de postularse para presidente desde que perdió la candidatura ante Hillary Clinton en 2016.

Sanders, sabiendo lo importante que es ganar en Iowa para sus posibilidades, se ha esforzado al máximo en el estado, llevando una gran cantidad de representantes y personalidades como Vampire Weekend y Bon Iver a los eventos con sus seguidores.

Si Sanders gana Iowa, es difícil verlo perder New Hampshire ocho días después, dado que las encuestas ya lo muestran por delante. Y si gana los dos primeros estados con Nevada a continuación, donde se está fortaleciendo, podríamos estar hablando de Carolina del Sur como la última esperanza para que la política establecida mantenga a Sanders alejado de la candidatura.

Si, por otro lado, Sanders pierde en Iowa ante Biden, Warren o Buttigieg, generará una narrativa de que los votantes podrían amarlo a él y sus ideas, pero cuando la teoría se lleva a la práctica, piensan que es una elección demasiado arriesgada.