CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

¿Por qué son importantes las asambleas partidarias de Iowa?

Por análisis de Harry Enten

(CNN) — Los comités demócratas de Iowa están a solo unas horas de distancia y con ellos, el verdadero comienzo de las elecciones de 2020.

Pero, ¿qué puede decirnos un solo estado con un número relativamente pequeño de delegados en juego sobre el resto de la temporada primaria? Si la historia es una guía, las asambleas de Iowa realmente importan.

El ganador de las asambleas de Iowa en el lado demócrata con frecuencia se ha convertido en el candidato demócrata. Desde 1972, ha habido nueve temporadas primarias sin un presidente demócrata en funciones. Seis de nueve veces (67%), el ganador de Iowa también fue el candidato demócrata. Uno de los que no ganó en Iowa fue Tom Harkin, quien era nativo del estado.

La tasa de éxito de los ganadores de Iowa disminuye, si la expandes para incluir también los comités partidarios republicanos. Incluidos esos, nueve de los 16 (56%) ganadores de las asambleas de Iowa ganaron la nominación de su partido.

Recuerda, ha habido más de 100 aspirantes que han participado en los comités desde 1972. Entonces, un indicador que nos diga quién es el ganador más de la mitad de las veces es realmente un valor agregado.

Una mirada más cercana a las encuestas indica que Iowa no solo se correlaciona con el éxito. Es probable que cause ese éxito tanto en la próxima competencia (la primaria de Nueva Hampshire) y como a nivel nacional.

Los ganadores de las asambleas partidarias de Iowa han subido una mediana de tres puntos porcentuales en las encuestas primarias de Nueva Hampshire después de su victoria. Además, las expectativas superiores (es decir, las encuestas) en Iowa parecen tener un efecto adicional. Por cada punto que los aspirantes superan sus encuestas de Iowa, obtienen un rebote de 0,5 puntos en las encuestas de Nueva Hampshire. Los aspirantes que tienen un rendimiento inferior en sus encuestas en Iowa ven que su número de encuesta de Nueva Hampshire se desinfla en 0,5 puntos por cada punto que subestiman sus encuestas de Nueva Hampshire.

Los efectos a nivel nacional son aún mayores. Como señalé la semana pasada, los ganadores de Iowa obtienen un rebote de siete puntos en las encuestas nacionales en la mediana. Por cada punto que los aspirantes superan sus encuestas de Iowa, obtienen un aumento de 0,7 puntos en sus encuestas nacionales.

La última primaria demócrata que estuvo tan llena de aspirantes como esta de 2020 demuestra el poder de Iowa. El demócrata John Kerry vino de la nada y ganó Iowa en 2004. Al ganar y superar sus encuestas en Iowa, Kerry vio un rebote de dos dígitos en sus números de Nueva Hampshire y en las encuestas nacionales. Hubiera ganado fácilmente ambas.

Ahora, es muy posible que el efecto de Iowa este año sea silenciado. Iowa no es racialmente representativo del electorado primario nacional. De hecho, no está cerca. El probable electorado de los comités demócratas de Iowa es aproximadamente 30 puntos más blanco que el potencial electorado primario en todo el país. Dado que el demócrata Joe Biden está mucho mejor entre los votantes negros, podría recuperarse de una pérdida de Iowa.

Aún así, esa es una propuesta peligrosa para él. Cuando el demócrata Barack Obama ganó Iowa en 2008, ganó tremendamente con los votantes negros.

Lo importante de esto es que ganar (o perder) las asambleas partidarias de Iowa es algo muy importante. Ganar Iowa no hace seguro que un aspirante gane la candidatura, pero ciertamente ayuda.