CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

6 conclusiones de la segunda noche de los Foros de CNN en New Hampshire

Por Dan Merica, Gregory Krieg, Eric Bradner

Manchester, New Hampshire (CNN) — Cuando se dieron a conocer las noticias sobre los resultados de los comités de Iowa, los dos primeros clasificados trataron de atraer a los votantes de New Hampshire compartiendo historias personales durante el Foro de CNN de una hora el jueves por la noche.

El senador de Vermont Bernie Sanders y el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, respondieron preguntas sobre sus posiciones en Iowa. Fueron seguidos por la senadora de Minnesota Amy Klobuchar, quien está tratando de aprovechar su quinto lugar en las asambleas partidarias, y el exgobernador de Massachusetts Deval Patrick, un participante tardío en la carrera presidencial que no compitió en Iowa pero espera que su estado vecino le sirva como plataforma de lanzamiento.

Aquí hay seis conclusiones de la segunda noche de los Foros de CNN:

Todos quieren pasar la página en Iowa

Las asambleas de Iowa fueron en caos. E incluso los candidatos que tuvieron una buena exhibición en el estado están listos para seguir adelante.

Tanto Buttigieg como Sanders, los aspirantes a los que solo los separa una décima parte del uno por ciento en el importante recuento de delegados estatales, dijeron a CNN el jueves que estaban contentos con sus actuaciones en Iowa y que es poco probable que pidan un nuevo recuento de los resultados, a pesar de múltiples análisis que muestran errores en el conteo reportado por el Partido Demócrata de Iowa.

“Ya tuvimos suficiente de Iowa”, dijo Sanders entre risas. “Vamos a New Hampshire”.

Sanders dijo que el proceso lo “angustió” y lo calificó de “triste” porque el Partido Demócrata de Iowa, como él lo expresó, “arruinó el proceso de conteo”.

La respuesta del senador de Vermont indica que no le interesa desafiar los resultados de Iowa.

Buttigieg, hablando después de Sanders, hizo eco de ese sentimiento.

El exalcalde dijo que la estrecha ventaja sobre Sanders fue “una noticia fantástica”, pero luego felicitó a su rival.

“En primer lugar, quiero decir que el senador Sanders claramente también tuvo una gran noche, y lo felicito a él y a sus seguidores”, dijo Buttigieg.

Cuestionado sobre si pediría un recuento, Buttigieg dijo que apoyaba “lo que sea que tengan que hacer para asegurarse de que la información sea clara y verificada” y dijo que “se lo dejaría al partido”.

“Lo que diré es que nada puede borrar lo que sucedió el lunes”, dijo Buttigieg. “Fue solo un momento extraordinario para el movimiento que hemos construido y ahora estamos mirando hacia New Hampshire y más allá”.

Incluso Klobuchar, quien superó sus propias expectativas en Iowa, dijo que estaba lista para seguir adelante.

“Salimos de Iowa con mucho entusiasmo”, dijo Klobuchar. “Y ahora el punto es que estoy aquí en New Hampshire”.

Lo que quedó claro el jueves por la noche es que Buttigieg, Sanders y Klobuchar, a pesar de sus fuertes actuaciones, no estaban ansiosos por continuar la pelea, y todos habían centrado su atención en New Hampshire.

Bernie Sanders lo hace personal

Hace cuatro años, durante su primera candidatura a la presidencia, Bernie Sanders rara vez hablaba de su juventud, de cuando era niño en Brooklyn, de su tiempo como activista estudiantil o de su judaísmo.

En 2020, ha estado más dispuesto a abrirse y, el jueves por la noche, habló extensamente sobre cómo su infancia y su fe intervienen en su política.

“Cuando trato de pensar en cómo llegué a las opiniones que tengo, hay dos factores principales”, dijo Sanders. “Número uno, crecí en una familia que no tenía mucho dinero … Lo segundo es ser judío”.

Sanders recordó haber crecido en Brooklyn, Nueva York, justo después de la Segunda Guerra Mundial, en un barrio judío que se convirtió en el hogar de muchos sobrevivientes del Holocausto europeo.

“En la comunidad en la que vivía, vas al centro, compras y la gente tenía los tatuajes de los campos de concentración en sus brazos”, dijo Sanders, hablando de cómo lloraba cuando viera imágenes de la guerra. “Creo que a una edad muy temprana, antes de que se desarrollaran mis pensamientos políticos, era consciente de las cosas horribles que los seres humanos pueden hacer a otras personas en nombre del racismo o el nacionalismo blanco, en este caso el nazismo”.

Esos sentimientos y recuerdos, agregó, son “por lo que haré todo lo posible para poner fin al tipo de división que Trump está fomentando en este país”.

Más tarde, cuando se le preguntó qué pensaría un joven Bernie Sanders sobre su versión de 78 años, Sanders recordó a su madre y a su padre.

“Si mis padres estuvieran vivos hoy, ambos murieron jóvenes, habría sido incomprensible para ellos, incomprensible, que su hijo, viniendo de donde venimos (se convirtiera) en un senador de Estados Unidos, o alcalde de Burlington, o candidato a la presidencia de Estados Unidos”, dijo. “Hubiera sido impensable”.

Buttigieg habla sobre cómo se tomaba ser gay al principio de su vida

Buttigieg dijo el jueves que mientras él, en un momento de su vida, pensó que ser gay lo habría mantenido fuera de la política, ahora ve cómo su identidad “es en realidad parte del impacto que ahora tengo”.

Fue un momento contundente del exalcalde de South Bend, Indiana, quien es el primer aspirante gay de primera línea en un importante partido político estadounidense y cuyo liderazgo en Iowa ha sido visto como un momento seminal en el avance de los derechos LGBTQ en Estados Unidos.

“Habría hecho cualquier cosa, en un momento determinado de mi vida, habría hecho cualquier cosa para no ser gay y creía que a medida que esa realidad se volviera ineludible, podría costarme la oportunidad de servir, en el ejército o en algún cargo político”, dijo Buttigieg. “Y ahora estoy descubriendo que ese mismo hecho que pensé podría impedirme tener un impacto en el mundo, al menos cierto tipo de impacto de cierta forma, en realidad es gran parte del impacto que tengo ahora”.

Buttigieg no suele hablar de su identidad. En 2015 dio a conocer que es gay y en su libro de memorias previo a la campaña escribió que le preocupaba ser “definido” por su identidad.

Pero desde Iowa ha quedado claro que la naturaleza histórica de su candidatura ha afectado a Buttigieg, quien se emocionó el martes cuando dijo en New Hampshire que su desempeño en Iowa “le prueba a un niño en algún lugar de una comunidad que se pregunta si pertenece o no … que si crees en ti mismo y en tu país, hay mucho que respalda esa idea”.

Y con su esposo, Chasten, observando el jueves, Buttigieg reiteró que su esperanza era que su candidatura fuera un faro para “los jóvenes que cuestionan si encajan en su propia familia, en su comunidad, a medida que comprenden quiénes son”.

“Tenemos un largo camino por recorrer en lo que respecta a la igualdad LGBTQ en este momento”, dijo en el Foro de CNN. “Pero creo que el hecho de que yo esté aquí, el hecho de que mi esposo esté en la audiencia mirando en este momento, es solo un ejemplo increíble de esa idea de que sí, sí, tú perteneces. Y este país tiene un lugar para ti”.

Sanders llama socialista a Trump

Sanders dijo que, de enfrentarse a Trump en unas elecciones generales, respondería a los ataques en su contra que lo califican de socialista llamando socialista a Trump.

“En muchos sentidos, Donald Trump es un socialista. Es un socialista que cree en ayudas enormes a las grandes corporaciones y los ricos“, dijo Sanders en el Foro de CNN.

Dijo que como desarrollador de bienes raíces, Trump recibió “US$ 800 millones en exenciones de impuestos y subsidios para construir condominios de lujo. Eso se llama socialismo para los muy, muy ricos”.

“Cuando otorgamos exenciones de impuestos y subsidios a la industria de combustibles fósiles por una suma de cientos de miles de millones de dólares para que puedan producir un producto que está destruyendo el planeta, esto se llama socialismo para grandes corporaciones, socialismo corporativo”, dijo Sanders.

Klobuchar: ‘Siempre he superado las expectativas’

Klobuchar, consultada sobre el futuro de su campaña, dijo que estaba contenta con su quinto sitio en Iowa, pero que necesita continuar superando las expectativas para lograr un buen desempeño en New Hampshire

“Había tanta gente en esta carrera, como saben, y ahora estoy entre los cinco primeros”, dijo Klobuchar. “Siempre he superado las expectativas. Miro a Iowa y lo veo de esta manera: lo hicimos bien”.

Klobuchar invirtió fuertemente en Iowa y necesita un desempeño igualmente fuerte en New Hampshire para mantener su campaña en marcha.

“Estamos en alza, y estamos en alza porque la gente ha dado un paso atrás y dice: sabes qué, tal vez quiero un candidato que realmente haga las cosas. Eso me respalda”, dijo. “Y siempre le he dicho a la gente que si estás cansado de los extremos en nuestra política y estás cansado del ruido y las tonterías, tienes un lugar conmigo”.

Lo que no mencionó en su respuesta fue la escalada cuesta arriba que enfrentará después de New Hampshire. Las encuestas la muestran con poco apoyo en Nevada y Carolina del Sur y carece de una organización seria en los estados que comienzan a votar en marzo.

Patrick dice que ha “intercambiado consejos” con Obama

Patrick describió su relación con el expresidente Barack Obama y le dijo a la gente en New Hampshire que los dos amigos “han intercambiado consejos” sobre los métodos para postularse a un cargo.

Algunos de los consejos más importantes que Obama le ofreció a Patrick, dijo, eran sobre lo difícil que podría ser postularse para presidente.

“Me advirtió … sobre cuán difícil, cuán cruel y deshumanizante puede ser a veces postularse para un cargo, particularmente para la presidencia”, dijo Patrick. “Pero también hemos hablado sobre cuántos actos de gracia y amabilidad extraordinarios se muestran” en la campaña electoral.

Patrick ha sido comparado con Obama a lo largo de su carrera, en parte porque ambos se han apoyado en sus historias personales y sus vínculos con Chicago para ascender al poder político a lo largo de su carrera. La primera campaña de Patrick para gobernador fue dirigida por los consultores políticos David Axelrod y David Plouffe y su eslogan “Juntos podemos” fue visto como precursor del mensaje de esperanza de Obama en 2008.

Los dos demócratas permanecen cercanos hasta hoy y Patrick dijo el jueves que se conocían desde hacía 15 años.

“Fue increíblemente útil”, dijo Patrick sobre el papel de Obama en su primera carrera como gobernador. “Hemos intercambiado consejos, no tanto en política, porque estamos alineados de manera bastante general en política, sino en el método, realmente, sobre la importancia de competir y conectarse desde la base, sobre la importancia de invitar a personas de las orillas a venir y asumir la responsabilidad de su propia vida cívica y política”.