CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Exclusivo CNN: Fotos de Rudy Giuliani en España muestran que Lev Parnas tiene mucho más por contar

Por Vicky Ward

(CNN) – Almacenado en dispositivos que la policía le confiscó a Lev Parnas, se encuentra un video de celular en el que Rudy Giuliani, abogado personal de Donald Trump, disfruta de una corrida de toros. También hay fotos en las que aparece posando con dos toreros, una bailarina de flamenco que gira su falda y una imagen del padre del líder opositor de Venezuela Juan Guaidó junto a una bandeja de aperitivos en un castillo español.

Los videos y fotografías del viaje de Giuliani a España, obtenidos en exclusiva por CNN, muestran los esfuerzos de Parnas por documentar y guardar un tesoro de información. Han contribuido a una campaña a cuentagotas del equipo legal de Parnas para mantener al socio acusado de Giuliani en el foco de atención mientras construye una defensa, que podría afectar a Giuliani, y finalmente al presidente, mucho después de que el juicio político haya terminado.

La semana pasada, Parnas y su abogado Joseph Bondy hicieron todo el espectáculo de viajar a Washington y caminar hasta el Senado de Estados Unidos, mientras las cámaras los seguían. Los dos sabían muy bien que a Parnas se le podría negar la entrada al juicio político porque llevaba un brazalete en el tobillo, un dispositivo electrónico que viola las reglas de la cámara del Senado.

La artimaña ocurrió días después de que el abogado de Parnas publicara una grabación de 83 minutos realizada durante una recaudación de fondos del Trump International Hotel en abril de 2018, donde el presidente Donald Trump discute el despido de la exembajadora de EE.UU. en Ucrania, Marie Yovanovitch, con Parnas y su socio comercial del que se separó Igor Fruman.

Fruman hizo la grabación y el abogado de Parnas la publicó. Yovanovitch fue retirada de su cargo aproximadamente un año después.

publicidad

Parnas y Fruman fueron acusados el año pasado ​​de supuestas violaciones de financiamiento de campaña por fiscales federales en Nueva York. Ellos se han declarado inocentes. El papel de Parnas como el supuesto apoderado de Giuliani en Ucrania y la información que él posee se convirtieron en una parte intrigante de las audiencias de juicio político. Fruman y su equipo legal no están cooperando con la investigación de juicio político y se negaron a comentar para esta historia.

Parnas no ha terminado

Parnas aún posee una reserva oculta de fotografías y grabaciones, señaló Bondy. Además de esos elementos, existen notas, mensajes de texto y otras pruebas que actualmente están en manos del Congreso. Investigadores federales de Nueva York incautaron dichos materiales de los teléfonos y computadores de Parnas cuando fue acusado en octubre y el equipo legal del socio dude Giuliani los compartió con el Congreso después de que el juez del caso les permitiera hacerlo en diciembre.

Más pesquisas sobre los socios de Giuliani 2:23

“En los últimos meses se ha revelado que Lev Parnas es un prolífico coleccionista de fotos y videos”, le dijo Bondy a CNN en una entrevista. “Contrariamente a lo que uno podría esperar, el señor Parnas no ha destruido ninguno. Por el contrario, los ha preservado. El universo de este tema de discusión aún no se ha revelado públicamente, pero es de interés en asuntos que van mucho más allá de la investigación de juicio político”, añadió.

Las imágenes obtenidas por CNN corresponden a viajes que dan un vistazo sobre relaciones que Giuliani no ha querido a discutir, específicamente acerca del trabajo que ha realizado para clientes extranjeros legalmente sitiados cuyos intereses podrían cruzarse con los de su cliente más destacado: el presidente de Estados Unidos. Parnas señaló que las fotos ayudan a mostrar los vínculos que Giuliani tenía con intereses comerciales y políticos en Venezuela.

Al preguntarle sobre el viaje, Giuliani le dijo a CNN que no podía discutir los detalles porque es una cuestión de “seguridad nacional”. El abogado se encuentra actualmente bajo investigación federal, pero no ha sido acusado de ningún delito.

Parnas le dijo a CNN –sobre la base de lo que escuchó y vio durante el viaje en agosto pasado– que Giuliani buscaba argumentar que Alejandro Betancourt López, un cliente venezolano adinerado, debería ser tratado con indulgencia por el Departamento de Justicia debido a los vínculos que tenía con una figura de la oposición de gran importancia para política exterior de Estados Unidos. Esto fue reportado inicialmente por Reuters.

El posible conflicto de intereses es un tema recurrente con Giuliani. La situación tiene una sorprendente similitud con la forma en que Parnas describió un esfuerzo para resolver los problemas legales que enfrenta el oligarca ucraniano Dmytro Firtash en Estados Unidos.

Según Parnas (y el mismo Firtash en una entrevista de noviembre con el diario The New York Times), Giuliani le ordenó a Parnas decirle a Firtash que Joseph di Genova y Victoria Toensing lo representarían y podrían llevar su caso ante el secretario de Justicia William Barr, si Firtash entregaba información acerca de Joe Biden que pudiera ser útil para la elección de 2020. CNN reportó el mes pasado que Di Genova y Toensing –amigos de Giuliani, además– tuvieron una reunión personal con Barr para discutir sobre Firtash, quien enfrenta la extradición por cargos de soborno.

Firtash le dijo a The New York Times que no tiene información sobre Biden ni su hijo y que no financió ningún esfuerzo para descubrir asuntos negativos sobre ellos. “Sin mi voluntad ni deseo, fui absorbido por esta lucha interna de Estados Unidos”, le aseguró al periódico. Giuliani ha dicho que “nunca conoció” a Firtash, pero ha dado respuestas contradictorias sobre la búsqueda de información de él.

Rudy Giuliani y Lev Parnas en un juego de los Yankees de Nueva York en Londres en junio de 2019

Betancourt se acerca Giuliani

Parnas, Giuliani y Fruman se encontraron con Alejandro Betancourt, de 40 años, en junio durante un juego de los Yankees en Londres, según Parnas y otra fuente con conocimiento de esa reunión. Dos de las fotos obtenidas por CNN muestran a Giuliani y a Parnas en el partido. En una se ve a Giuliani usando un equipo electrónico que, según Parnas, es para grabar su podcast. En la otra están, están en el banquillo de los Yankees. Las noticias acerca de Giuliani y Parnas en el juego fueron reportadas por primera vez por KFile de CNN.

Parnas asegura que en Londres Betancourt le pidió a Giuliani que se uniera a su equipo legal, que ya contaba dos antiguos amigos de Giuliani: el exfiscal federal Frank Wohl y el exfiscal de Watergate radicado en Miami Jon Sale. “Frank y Jon son excelentes abogados. La única razón por la que también se necesitaba a Rudy era para ejercer influencia sobre Barr”, le dijo Parnas a CNN. Una fuente distinta y familiarizada con la estrategia legal de Betancourt le dijo a CNN que las conexiones de Giuliani en el Departamento de Justicia, incluida la familiaridad con Barr, fueron consideradas útiles por Betancourt. Giuliani no hizo comentarios sobre esta afirmación de Parnas.

Rudy Giuliani estuvo en contacto con Nicolás maduro en septiembre del 2018 2:05

Parnas le dijo a CNN que contratar abogados cercanos a Barr era una idea que Firtash estaba desarrollando al mismo tiempo, quien compartió ese pensamiento con él. “Tanto para Firtash como para Betancourt, el único punto para contratar a estos abogados era llegar a Barr”, señaló Parnas.

En el juego de los Yankees y después durante las discusiones en Londres, Parnas aseguró que Betancourt invitó a Giuliani, a él y a otros a España.

Un castillo cerca de Madrid

La mayoría de imágenes que acaban de publicarse y un video compartido con CNN documentan el viaje de una semana que Parnas realizó con Giuliani el verano pasado a un castillo a las afueras de Madrid para encontrarse con Betancourt.

Según Parnas, quien habló con CNN acerca del viaje, no se ahorró ningún gasto en un esfuerzo por impresionar al abogado personal del presidente y a un gran séquito que viajaba con él, incluidas las familias de Parnas y Fruman. El viaje fue reportado por primera vez por Daily Beast. Giuliani le dijo a ese medio que estaba allí por negocios y vacaciones.

Parnas le relató a CNN que Giuliani realizó dos videos mientras estaba allí y le dijo que servirían para dos propósitos. Primero, para ayudar a Betancourt, un ejecutivo de energía venezolano que busca evitar posibles cargos criminales relacionados con un caso de lavado de dinero por mil millones de dólares presentado en Florida el año pasado.

Segundo, el video tenía la intención de mostrar que Betancourt era valioso para Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la opsición, y quien ha sido reconocido por más de 50 países, incluyendo Estados Unidos, como presidente interino del país.

“El propósito de los videos era 100% mostrarle a Trump cuán útil era Betancourt para los Guaidó”, sostuvo Parnas. El apoyo de la administración Trump a Guaidó fue exhibido esta semana. Guaidó fue invitado al discurso del presidente del Estado de la Unión y pasó dos días en Washington reuniéndose con Trump en la Casa Blanca, así como miembros del Departamento de Estado. Recibió una gran ovación de los republicanos y los demócratas cuando Trump se refirió a Guaidó en su discurso y lo llamó el “verdadero y legítimo presidente de Venezuela”.

Una fuente familiarizada con la estrategia legal de Giuliani confirmó que Giuliani sí grabó videos para el Departamento de Justicia, pero negó la afirmación de Parnas frente a que cualquier video estaba destinado al presidente. No hay indicios de que Giuliani haya mostrado los videos en el Departamento de Justicia o a Trump. El Departamento de Justicia se negó a comentar para esta historia. Betancourt y sus abogados no respondieron a las solicitudes de comentarios de CNN.

Cuando se le preguntó sobre el viaje a Madrid y las grabaciones de video de Betancourt, Giuliani respondió en un mensaje de texto a CNN: “Su historia sobre la entrevista que se les concedió no es solo una fuente poco confiable, sino un mentiroso probado… No puedo hablar sobre grabaciones ni confirmarlas o negarlas”.

Parnas, quien no tiene en su posesión los videos, insiste en que las grabaciones también eran para el presidente. “Aseguraría bajo juramento que el propósito de la grabación de Guaidó y la grabación de Betancourt era mostrárselas al presidente Trump, aunque el video de Betancourt fue diseñado principalmente para el Departamento de Justicia y para Barr”, añadió Parnas.

Lev Parnas limpia la cara de Giuliani en Londres en 2019.

Agosto en España

Parnas dice que a menudo se le pidió organizar la logística para Giuliani y atender sus necesidades más pequeñas. Una fotografía revisada por CNN muestra a Parnas limpiando la cara de Giuliani.

Los mensajes del teléfono celular de Parnas que fueron entregados a los investigadores de la Cámara de Representantes para la audiencia de juicio político revelan que los detalles del viaje de Giuliani a Madrid fueron organizados por Parnas, quien dispuso la recepción del aeropuerto. “Cuando llegues a Madrid habrá alguien esperándote con un letrero que dice ‘NUBA’ en la puerta del avión. Te llevarán a través de aduanas”.

La primera parada del trío en Madrid fue con Andriy Yermak, la mano derecha de Volodymyr Zelensky, el nuevo presidente de Ucrania.

Después de eso, según Parnas, un gran grupo descendió al Castillo del Alamín. El grupo incluía a la novia de Giuliani, la Dra. Maria Ryan, y Wohl, así como a las familias de Parnas y Fruman. Wohl no respondió a la solicitud de comentarios, pero una fuente cercana a Giuliani verificó la información de Parnas sobre la lista de invitados. Una foto muestra a Giuliani sentado en una silla fumando un cigarro con Ryan en su regazo. En otra aparecen posando para una foto con Betancourt en el fondo.

Wilmer Guaidó en un castillo a las afueras de Madrid.

También asistió Wilmer Guaidó, el conductor del taxi que es padre del líder opositor venezolano Juan Guaidó, le dijeron a CNN Parnas y otra fuente. Wilmer Guaidó aparece en una de las imágenes mientras toma un aperitivo. Él no respondió a las preguntas de CNN sobre su presencia en el castillo. Reuters informó por primera vez que Guaidó padre estaba en la reunión.

Parnas aseguró que durante el viaje Giuliani instaló su equipo de grabación en los terrenos del castillo e hizo entrevistas en video con Betancourt y Wilmer Guaidó. También habló con Juan Guaidó a través de FaceTime, según Parnas.

“Giuliani me dijo que Betancourt explicó en su entrevista que él había brindado apoyo financiero secreto a la familia y al régimen de Guaidó”, señaló Parnas a CNN. Esto claramente pondría a Betancourt en un buen estatus con el presidente, ya que la posición de Guaidó se basa en el apoyo de Estados Unidos.

Betancourt y su abogado no han respondido a la solicitud de CNN para hacer comentarios al respecto. Reuters informó que Guaidó ha negado cualquier relación financiera con Betancourt. Reuters no pudo determinar si Betancourt ayudó a financiar a la oposición respaldada por Estados Unidos.

Se suponía que Betancourt, quien había ganado millones con los contratos del gobierno venezolano, era partidario del régimen rival y opresivo del socialista Nicolás Maduro. Estados Unidos ha reconocido a Guaidó y no a Maduro como el presidente oficial venezolano desde principios de 2019.

Mientras estaba en España, Giuliani le dijo a Parnas que estaba seguro de que podría solucionar los problemas legales de Betancourt “en un par de semanas”, según Parnas.

Un mes después, en septiembre, Giuliani se reunió con funcionarios del Departamento de Justicia para discutir el caso de Betancourt y Barr acudió a la reunión. Una fuente familiarizada con el evento dice que los videos no fueron mostrados a Barr y no comentarían si fueron mostrados a abogados allí. El Departamento de Justicia se negó a comentar sobre la reunión.

Posteriormente, Parnas dice que se reunió con Giuliani en el hotel Trump International en Washington. Según una conversación que Parnas dice que tuvieron, Giuliani pareció pensar que la reunión había ido bien. Pero eso fue antes de que Parnas y Fruman fueran arrestados por cargos a principios de octubre, seguidos de informes de que Giuliani está bajo investigación federal.