CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Hope Hicks espera regresar a la Casa Blanca

Por Kaitlan Collins, Jim Acosta

(CNN) — Se espera que la exdirectora de Comunicaciones del presidente Donald Trump, Hope Hicks, regrese a la Casa Blanca en calidad de asesora, confirmó un funcionario de la Casa Blanca a CNN.

Hicks no regresará al departamento de comunicaciones, pero estará «trabajando estrechamente» con el asesor principal y yerno de Trump, Jared Kushner, y con el director político de la Casa Blanca, Brian Jack, dijo el funcionario.

«No hay nadie más dedicado a implementar la agenda del presidente Trump que Hope Hicks. Estamos emocionados de tenerla de vuelta en el equipo», aseguró Kushner en un comunicado.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, agregó en un comunicado que está «más que encantada de darle la bienvenida a Hope a la Casa Blanca».

Su regreso al poder ejecutivo ha estado bajo consideración por un tiempo, aunque inicialmente no estaba claro si regresaría antes de las elecciones presidenciales de 2020, señaló una fuente.

publicidad

Bloomberg informó por primera vez el regreso de Hicks a la Casa Blanca.

Hicks renunció a su cargo como directora de comunicaciones en 2018, un día después de que ella dijo a los legisladores en un testimonio a puerta cerrada que había dicho mentiras piadosas en el ejercicio de sus funciones.

El panel entrevistó a Hicks sobre cualquier conocimiento que tenga de los contactos que ocurrieron entre otros asociados de Trump y los rusos.

Hicks parecía tener conocimiento de primera mano de una serie de eventos clave que dieron forma al primer año de Trump en la Casa Blanca, incluido estar en el Air Force One cuando se redactó la declaración engañosa inicial sobre la reunión de Donald Trump Jr. con los rusos.

Su partida también se produjo a raíz de un escándalo que involucró al exasesor senior Rob Porter, cuya defensa pública Hicks ayudó a crear mientras también salía con él en ese momento.

Porter renunció en desgracia después de que dos de sus exesposas lo acusaron públicamente de abuso doméstico.

Después de su partida, trabajó como directora de comunicaciones de Fox Corporation, la empresa matriz de Fox News.

Ella una vez fue la receptora de repetidas llamadas telefónicas de Trump, testigo de los momentos en los que estuvo más enojado y, de acuerdo con otros asistentes de campaña, la persona que eliminaba con vapor las arrugas de sus pantalones. Hicks también fue una de las pocas asesoras de confianza que a menudo fue vista en la residencia de la Casa Blanca.

Hope Hicks responde en el Congreso 0:48

Pero su relación con Trump cambió dramáticamente después de que ella dejó la Casa Blanca.

Mientras testificaba en junio pasado, Hicks le dijo a los legisladores que solo había hablado con Trump entre 5 y 10 veces desde que salió de la Casa Blanca.

Sin embargo, Hicks permaneció en estrecho contacto con Kushner y otros importantes asesores de la Casa Blanca.

Hicks, una exmodelo, se unió a la Organización Trump trabajando en relaciones públicas con Ivanka Trump y se mudó a la campaña presidencial de Trump al principio de la carrera. Ella siguió siendo una de las pocas asesoras que lo siguió desde sus comienzos políticos hasta la Casa Blanca.

Hicks mantuvo una relación cercana no solo con el presidente (quien la llamaba «Hopey»), sino con los miembros de su familia, incluidos Ivanka Trump y Kushner.

En la Casa Blanca, Hicks desempeñó su papel de comunicación apenas pronunciando una sola palabra en público; sin entrevistas en televisión y solo algunas apariciones dispersas en micrófonos junto a Trump.

Maegan Vázquez, Kevin Liptak, Jeremy Diamond, Manu Raju y Jeremy Herb de CNN contribuyeron a este informe.