CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

“Delcygate”: registro visual del encuentro entre Delcy Rodríguez y ministro español Ábalos no podrá destruirse

Por Pau Mosquera

(CNN Español) – El encuentro del ministro de Transportes de España, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, la medianoche del 20 de enero en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, no será olvidado.

Así se desprende de la decisión tomada por el Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid que ordenó el martes a Aena, la operadora del aeropuerto, que preserve las grabaciones de las cámaras de seguridad del aeropuerto en las que estén los dos políticos.

La decisión resulta de las medidas cautelares solicitadas por el opositor Partido Popular ese mismo día, para evitar la destrucción de los videos una vez terminado el plazo en el que el operador aeroportuario está obligado por ley a conservarlos. Dicho período vence este jueves 20 de febrero.

Además, bajo el nombre de asunto “Delcygate”, el Juzgado de Instrucción número 47 de la capital española tramitará una denuncia, también presentada por el partido comandado por Pablo Casado, por un presunto delito de prevaricación.

Dicho juzgado será el que decida qué curso debe tomar la investigación sobre el encuentro entre Rodríguez y Ábalos. Las opciones son requerir las grabaciones y llamar a quien estime oportuno para declarar, o bien archivar la causa.

“Me parece muy bien, no hay ningún interés en que dejen de estar (las cintas). […] Es más, a mí me vendría bien, se aclararían muchas cosas”,  aseguraba este miércoles José Luís Ábalos en el Congreso de los Diputados.

La polémica se remonta a finales de enero cuando se conoció que el titular de Transportes español acudió al aeródromo principal de Madrid para recibir al ministro de Turismo venezolano, Félix Plasencia, quien llegaba a la capital española para participar en la Feria Internacional de Turismo, Fitur.

En ese avión, que aterrizó en Madrid la madrugada del lunes 20 de enero, viajaba también la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, con quien Ábalos mantuvo un encuentro.

Pese a no que no trascendieron los detalles de la conversación mantenida, Ábalos defendió a lo largo de estas semanas que subió al avión donde se encontraba Rodríguez para evitar que entrase en suelo europeo, teniendo en cuenta que su nombre figura en la lista de funcionarios de alto rango del Gobierno del cuestionado presidente Nicolás Maduro que tiene vetada la entrada en la Unión Europea.

Una postura que es amparada por el mismo presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien en reiteradas ocasiones aseveró que Ábalos “evitó una crisis diplomática”.

Por su parte, en una entrevista emitida por la cadena venezolana Televen el 16 de febrero, la canciller venezolana cargó contra los partidos españoles de derecha que cuestionaron el encuentro y los calificó de “una excentricidad política porque quedan en el hecho superficial, pero no van al fondo”.