CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

El Departamento de Justicia crea una sección dedicada a casos de desnaturalización

Por Priscilla Alvarez

(CNN) — El Departamento de Justicia anunció el miércoles que dedicará una sección de su fuerza laboral a revisar los casos de desnaturalización, una medida que probablemente preocupará a los defensores de inmigrantes que han expresado su malestar sobre esta norma que despoja a estadounidenses de la ciudadanía.

El último movimiento del Departamento de Justicia está en línea con los esfuerzos de la administración para investigar casos en los que se cree que las personas obtuvieron ilegalmente la ciudadanía estadounidense.

«Cuando un terrorista o un delincuente sexual se convierte en ciudadano estadounidense con falsas pretensiones, es una afrenta a nuestro sistema, y es especialmente ofensivo para quienes son víctimas de estos delincuentes», dijo el fiscal general adjunto Jody Hunt en un comunicado. «La Sección de Desnaturalización promoverá los esfuerzos del departamento para perseguir a aquellos que obtuvieron ilegalmente el estatus de ciudadanía y garantizará que sean responsables de su conducta fraudulenta».

Mientras que las administraciones anteriores han lanzado iniciativas para investigar las circunstancias bajo las cuales un individuo ha obtenido la ciudadanía estadounidense, los defensores de los inmigrantes han cuestionado los estándares utilizados por la administración Trump para investigar esos casos.

Aun así, las desnaturalizaciones son raras y solo pueden ocurrir en un tribunal federal. El Departamento de Justicia ha presentado 228 casos de desnaturalización civil desde 2008, según un funcionario del Departamento de Justicia. De los 228 casos, 94 se presentaron aproximadamente en los últimos tres años, lo que indica un salto reciente en este tipo de acciones, indicó el funcionario.

Históricamente, Estados Unidos ha revocado la ciudadanía por una variedad de razones, incluyendo mentir sobre la fecha de llegada, la edad o estado civil por razones políticas, según Patrick Weil, profesor de la Facultad de Derecho de Yale especializado en inmigración y ciudadanía.

Durante la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, Estados Unidos revisó los casos de naturalización de alemanes estadounidenses que eran pro-nazis. «Se dirigían a personas que trabajaban para los nazis, por lo que persiguieron a muchos alemanes estadounidenses», señaló Weil.

Pero, señaló Weil, es cada vez más difícil para Estados Unidos despojar a alguien de su ciudadanía, debido a las decisiones de la Corte Suprema que han reducido el poder del gobierno.

Un informe de 2016 del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) descubrió que al menos 858 personas obtuvieron la ciudadanía estadounidense a pesar de haber sido deportadas bajo una identidad diferente, debido a registros incompletos de huellas digitales.

En años anteriores, el DHS también encontró casos en los que las personas recibían beneficios de inmigración después de cambiar sus identidades y ocultar sus órdenes de deportación. El esfuerzo coordinado para identificar esos casos llegó a conocerse como Operación Janus.

En 2018, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU., una agencia de inmigración dentro del Departamento de Seguridad Nacional, informó que creó una oficina para revisar los casos y luego remitirlos al Departamento de Justicia, que puede llevar a cabo procedimientos de desnaturalización civil. La nueva sección de desnaturalización del Departamento de Justicia parece ser una extensión de esa iniciativa.