CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Es posible que tengas que esperar tu próximo dispositivo: los fabricantes de productos electrónicos no pueden obtener piezas lo suficientemente rápido

Por Clare Duffy

Nueva York (CNN Business) — Los fabricantes de productos electrónicos enfrentan semanas de demoras en los envíos de piezas debido al coronavirus. Eso podría afectar la disponibilidad de una serie de productos tecnológicos en el futuro.

Aproximadamente el 65% de los fabricantes de productos electrónicos informaron que los proveedores les dijeron que debido al brote del coronavirus, habría demoras en los envíos, según una encuesta publicada esta semana por el grupo de comercio de productos electrónicos IPC. La mayoría espera que las demoras duren de cuatro a seis semanas.

IPC encuestó a sus miembros sobre el coronavirus, la semana pasada, y compiló el informe en base a 150 encuestados. Esas compañías incluyen proveedores, fabricantes y vendedores de productos que van desde cortadoras de césped eléctricas o automóviles hasta teléfonos inteligentes o cajas de cable.

Las medidas económicas de China para mitigar el impacto del coronavirus 3:48

«Muchos fabricantes estadounidenses y europeos dependen de los insumos de China para producir productos terminados en sus fábricas nacionales», señala el informe. «Las demoras en estos insumos resultan en demoras en la producción de productos terminados».

El coronavirus causó estragos en los mercados financieros esta semana a medida que aumentaban los temores de que la enfermedad podría convertirse en una pandemia. Algunas compañías han advertido a los inversores que podrían perder las metas financieras previamente establecidas para el trimestre.

La industria tecnológica es especialmente vulnerable a los problemas en China, porque gran parte de su cadena de suministro y producción se centra en el país. Debido al brote de coronavirus, muchas fábricas y proveedores chinos se vieron obligados a permanecer cerrados por más tiempo de lo esperado, después de las vacaciones del Año Nuevo chino, y las restricciones de viaje y cuarentenas para los trabajadores han obstaculizado su capacidad de volver rápidamente a su capacidad total.

Algunos encuestados dijeron que están buscando otros países para obtener suministros, pero ese proceso puede ser largo y complicado.

Apple dijo a los inversores la semana pasada que, probablemente, perderá sus proyecciones de ingresos para el trimestre porque el coronavirus está causando desafíos para fabricar y vender iPhones. Microsoft anunció el miércoles que también espera no alcanzar su objetivo trimestral para las ventas de computadoras portátiles Windows y Surface, porque su cadena de suministro está volviendo a la normalidad a «un ritmo más lento de lo previsto».

¿Afectará a la economía el coronavirus? 2:00

Esos anuncios, sin embargo, probablemente no sean un reflejo de los hallazgos de la encuesta del IPC. La encuesta apunta a efectos a más largo plazo en la industria porque los fabricantes de productos electrónicos generalmente hacen pedidos de suministros con meses de anticipación de cuando realmente planean entregar productos terminados a los vendedores, según Shawn DuBravac, economista jefe del IPC.

Es difícil decir cuán significativamente afectarán las demoras actuales la disponibilidad de productos tecnológicos terminados en los próximos meses, dijo DuBravac a CNN Business.

«Realmente depende de varias cosas: cuánto dura el retraso, si se extiende más allá de las expectativas actuales y qué componentes se retrasan», dijo. «El producto terminado no es más que la suma de muchos componentes individuales, por lo que si, incluso, uno de esos no aparece, no pueden comenzar a fabricar hasta que lo tengan».

La encuesta ya muestra que la mayoría de los fabricantes anticipan una situación peor de lo que están escuchando de los proveedores. Si bien los proveedores les dicen a las compañías que esperen en promedio tres semanas de demoras, la mayoría afirma que esperan un promedio de cinco semanas de retraso.

Muchas compañías mantienen inventarios suficientes para mantenerse durante varias semanas, pero si continúan los retrasos, eso podría ser un problema que cambie lo que está disponible para comprar en los grandes días de compras más adelante en el año, como Amazon Prime Day o Black Friday.

Y la encuesta encontró que incluso si las fábricas de proveedores y fabricantes vuelven a funcionar, las interrupciones del transporte causadas por el coronavirus podrían extender el tiempo que tardan los productos terminados en llegar a los consumidores.

Una compañía respondió a la encuesta diciendo que el coronavirus estaba causando problemas para las operaciones de ensamblaje de la compañía en Estados Unidos porque depende de proveedores chinos.

«Creo que lo peor está por venir», dijo la compañía. «Incluso cuando comience la fabricación, estamos muy preocupados por poder llevar el producto a los clientes en función de la situación del transporte aéreo … Dependemos de transportistas logísticos que están totalmente respaldados».

Pero DuBravac dijo que es poco probable que los retrasos afecten categorías enteras de productos, y se refirió solo a ciertos modelos de dispositivos. Las empresas pueden responder a la escasez de suministros rediseñando ciertos productos o enfocándose en producir y promover modelos para los que estén disponibles todos los suministros.