CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Corea del Norte

Corea del Norte

Corea del Norte dispara dos proyectiles no identificados, dice Corea del Sur

Por Yoonjung Seo, Joshua Berlinger

Seúl, Corea del Sur (CNN) — Corea del Norte disparó dos proyectiles de corto alcance no identificados desde un área cercana a la ciudad costera de Wonsan hacia aguas entre la península de Corea y Japón, dijeron el lunes las Fuerzas Armadas de Corea del Sur.

Los objetos fueron disparados a las 12:37 pm hora de Corea y se estima que tienen una distancia de vuelo de 240 kilómetros y una altitud de 35 kilómetros (22 millas), dijo en un comunicado el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

Los proyectiles son probablemente parte de los ejercicios militares combinados de Corea del Norte, dijo el Estado Mayor Conjunto.

Los simulacros comenzaron el viernes, en el primer aniversario de la cumbre del líder Kim Jong Un en Hanoi con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que terminó sin un acuerdo.

Los medios estatales de Corea del Norte informaron que Kim presidió el ejercicio, que tenía la intención de «juzgar la movilidad y la capacidad de ataque de las unidades de defensa».

El Ministerio de Defensa de Japón dijo que aún no podía confirmar si los proyectiles aterrizaron dentro de su territorio o zona económica exclusiva, y dijo que no se habían reportado daños a aviones o embarcaciones en el área.

«El reciente lanzamiento repetido de misiles balísticos por parte de Corea del Norte es un problema grave para la comunidad internacional, incluido Japón», dijo en un comunicado.

El Director de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, y otros ministros celebraron una reunión urgente para discutir el lanzamiento esta tarde, según la Casa Azul Presidencial de Corea del Sur.

Las Fuerzas Armadas de Corea del Sur están «monitoreando movimientos relacionados para posibles lanzamientos adicionales y mantiene su preparación», dijo la declaración del Estado Mayor Conjunto.

Si se tratara de una prueba de misiles, sería la primera de Pyongyang en 2020. El año pasado, el líder norcoreano Kim Jong Un dijo que su país continuaría «desarrollando constantemente» armas nucleares y misiles balísticos para utilizarlos a menos que Washington cambie de rumbo y abandone lo que Pyongyang llama su «política hostil».

Los expertos en armas dicen que los misiles de prueba son una parte importante para mejorar su precisión y fiabilidad. Corea del Norte realizó varios lanzamientos en 2019 cuando los esfuerzos diplomáticos entre Pyongyang y Washington comenzaron a fallar, pero el país evitó probar misiles de alcance intercontinental o detonar armas nucleares bajo tierra.

Sin embargo, un informe aún por publicar de un panel de las Naciones Unidas encontró que el desarrollo de armas de Corea del Norte continuó el año pasado en violación de las sanciones de larga data del Consejo de Seguridad de la ONU.

Aunque las pruebas de armas son importantes para fines de desarrollo, los movimientos militares de Corea del Norte a menudo se cronometran para obtener el máximo impacto político tanto en el país como en el extranjero.

La vecina Corea del Sur está lidiando con un brote masivo del nuevo coronavirus, que ha cobrado la vida de al menos 26 personas e infectado a más de 4.200. Corea del Norte no ha informado públicamente de ningún caso dentro de sus fronteras, pero los expertos dicen que es plausible que el virus haya llegado al país. Todos los demás países del este de Asia han confirmado numerosos casos.

Estados Unidos y Corea del Sur decidieron posponer los ejercicios militares debido al brote. Estos ejercicios generalmente provocan la ira de Corea del Norte.

«Estados Unidos y Corea del Sur pospusieron sus simulacros de defensa y ofrecieron asistencia humanitaria, pero no se han ganado la buena voluntad de un régimen de Kim que ve pocos beneficios en reiniciar la vía diplomática», dijo Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha en Seúl, en un correo electrónico.

Seúl también se está preparando para celebrar elecciones para la Asamblea Nacional, y el gobernante Partido Demócrata del presidente Moon Jae-in podría sufrir como resultado de su popularidad en declive. Muchos votantes sienten que Moon aún no ha cumplido sus promesas de reparar la economía, ahora en un estado de cambio debido al coronavirus, y alcanzar algún tipo de acuerdo duradero con Corea del Norte.

Los votantes estadounidenses también se dirigen a las urnas el martes para las primarias del supermartes.

«Pyongyang en cambio parece tener la intención de aumentar las apuestas antes de las elecciones de abril de Corea del Sur y antes de las primarias del supermartes de la campaña presidencial de Estados Unidos», dijo Easley.