CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

La oscura y compleja historia de la cuarentena se remonta a la Edad Media

Por Alicia Lee

(CNN) — «Cuarentena» es una palabra utilizada para el período de aislamiento preventivo que deben enfrentar aquellos posiblemente expuestos al nuevo coronavirus.

Miles de personas en todo el mundo están en cuarentena mientras los gobiernos se esfuerzan por evitar que el virus se propague. En China, miles fueron forzados a ir a centros de cuarentena masiva. En Italia, se cerraron ciudades y pueblos enteros, lo que puso en cuarentena a un estimado de 100.000 personas.

En Estados Unidos, existen cuarentenas para algunos socorristas que ayudaron a pacientes infectados en un hogar de ancianos del área de Seattle o a los asistentes de un bar mitzvah de Nueva York.

Pero aunque las cuarentenas en expansión pueden parecer que no tienen precedentes, esta no es la primera vez que se utilizan para detener la propagación de un mortal virus.

La palabra y la práctica tienen una historia oscura y compleja que se remonta a la Edad Media.

publicidad

Durante la pandemia de influenza en 1918, lugares como estos fueron los epicentros de cuarentena.

La peste bubónica en Venecia (siglo XIV)

La palabra «cuarentena» en sí se deriva de la palabra francesa «quarantaine», que significa «alrededor de 40», según Merriam-Webster. La palabra se usó por primera vez en inglés en 1617 para referirse a los 40 días que un barco sospechoso de portar una enfermedad contagiosa se mantuvo aislado en alta mar.

Pero la primera instancia de la práctica institucionalizada de cuarentena llegó mucho antes, en el siglo XIV, según los CDC.

La peste bubónica, o la llamada Peste Negra, devastó Europa entre los años de 1347 y 1352, matando a unos 20 millones de personas.

Cuando la peste comenzó a extenderse en 1347 en Venecia, Italia, los puertos comenzaron a rechazar barcos sospechosos de provenir de áreas infectadas. Al año siguiente, las autoridades de Venecia se convirtieron en las primeras en formalizar la acción de protección. Cerraron sus puertos a barcos sospechosos y sometieron a viajeros y barcos legítimos a 40 días de aislamiento, según el Museo de Ciencias de Londres.

El Congreso toma la cuarentena en sus propias manos (1878)

A medida que Estados Unidos se desarrollaba en el siglo XVIII, la protección contra enfermedades contagiosas cayó bajo jurisdicciones locales y estatales, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Después de que una epidemia de fiebre amarilla de 1793 azotara Filadelfia y matara a 5.000 personas, la ciudad construyó una estación de cuarentena llamada Lazaretto a lo largo del río Delaware que ocupaba 4 hectáreas, según PBS.

Pero a medida que los brotes de fiebre amarilla continuaron, el Congreso tomó medidas y aprobó la Ley Nacional de Cuarentena en 1878.

La legislación no entró en conflicto con los derechos de los estados, pero allanó el camino para la participación del gobierno federal en las actividades de cuarentena.

Las estaciones de cuarentena locales se entregaron lentamente al gobierno federal y el sistema de cuarentena se nacionalizó por completo en 1921, según los CDC.

Así son las salas de cuarentena impresas en 3D 0:34

La corte dictamina que la cuarentena de chinos fue racista (1900)

En marzo de 1900, Chick Gin, el propietario chino de un aserradero, murió de peste bubónica en el barrio chino de San Francisco, según PBS.

Las autoridades inmediatamente acordonaron el vecindario de 15 cuadras, pusieron en cuarentena a unos 25.000 residentes chinos y cerraron negocios propiedad de personas que no eran blancas.

Más tarde ese año, un tribunal dictaminó que la cuarentena era racista y la levantó.

El juez declaró que los funcionarios de salud actuaron con una «mirada de odio y con desigualdad», dijo PBS.

Una epidemia de peste bubónica (1901)

En Ciudad del Cabo, Sudáfrica, en 1901, una epidemia de peste bubónica obligó a casi toda la población negra africana de la ciudad a ir a un campamento de cuarentena.

«Este campamento y esta práctica de desalojo se convertirían en parte del plan para futuros desalojos forzosos y el modelo para los pueblos sudafricanos segregados racialmente en el período previo y durante la era del apartheid», le dijo a CNN Alexandre White, profesor asistente de sociología e historia de medicina en la Universidad John Hopkins.

Detienen a mujeres para prevenir la propagación de enfermedades venéreas (1917)

Durante la Primera Guerra Mundial, los funcionarios federales supieron que un gran porcentaje de sus soldados estaban infectados con sífilis o gonorrea, según The History Channel.

Cerca de 20.000 mujeres, la mayoría de ellas infectadas con enfermedades venéreas, fueron encarceladas o detenidas sin ser acusadas formalmente de un delito, de acuerdo con The New York Times.

Algunas eran prostitutas, mientras que otras eran «chicas de caridad» que tenían relaciones sexuales a cambio de comidas o entretenimiento.

Estaban rodeadas por alambre de púas y guardias y, a menudo, se vieron obligadas a someterse a procedimientos médicos humillantes, reportó The New York Times.

El historiador Allan Brandt calificó este esfuerzo como «el ataque más concertado contra las libertades civiles en nombre de la salud pública en la historia de Estados Unidos», según PBS.

Los CDC entran oficialmente en escena (1967)

El Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos transfirió las responsabilidades de cuarentena al Centro Nacional de Enfermedades Transmisibles, que ahora es el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Cuando los CDC se hicieron cargo, había estaciones de cuarentena en todos los puertos, aeropuertos internacionales y cruces fronterizos importantes.

En la década de 1970, los CDC redujeron el número de estaciones de cuarentena de 55 a 8 porque se pensaba que las enfermedades infecciosas eran «una cosa del pasado», según los CDC. Pero después de los ataques terroristas del 11 de septiembre que despertaron temores sobre el bioterrorismo, luego del brote de SARS de 2003, las estaciones de cuarentena se incrementaron a 20.

La lección que se debe aprender hoy

La cuarentena es una de las respuestas más agresivas a una epidemia que un gobierno puede tomar, según White, el historiador médico de John Hopkins.

Y si bien la práctica puede ser efectiva para prevenir la propagación de una epidemia, la historia ha sugerido que a menudo son los grupos más marginados los que son atacados injustamente.

Hoy en día no hay cuarentena oficial del gobierno de todo el barrio chino como había hace 120 años. Pero en medio del brote de coronavirus, las empresas chinas todavía están sufriendo. En Nueva York y en otros lugares, los restaurantes y tiendas chinos han visto una fuerte caída en los clientes que se mantienen alejados del miedo porque la enfermedad se originó en China.

Los expertos dicen que la ignorancia desenfrenada y la información errónea sobre el nuevo coronavirus también han llevado a ataques racistas y xenófobos contra cualquier persona en los Estados Unidos que parezca del este asiático.

«En estos tiempos», le dijo White a CNN, «tenemos que ser más cautelosos y reconocer que reducir a las personas o las culturas a través de la lente de la propagación de epidemias no es una forma totalmente precisa de entender a nuestros semejantes».