CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Cáncer colorrectal: la mitad de los diagnósticos nuevos son en personas menores de 66 años o menores, según un informe

Por Jacqueline Howard

(CNN) – Los casos de cáncer de colon y recto están aumentando en los adultos jóvenes, según reveló un nuevo informe de la Sociedad Estadounidense Contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés).

El reporte, publicado este jueves en la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians, encontró que la edad promedio en la que las personas fueron diagnosticadas con cáncer colorrectal era de 72 años en 1989, cifra que permaneció así hasta principios de la década del 2000 y que luego se situó en los 66 años para 2016.

¿Quiénes están en riesgo de sufrir cáncer de colon?

En otras palabras, los investigadores de la ACS descubrieron que la mitad de todos los diagnósticos nuevos han sido en personas de 66 años o menos. Y también encontraron que la tasa de los pacientes que son diagnosticados con cáncer colorrectal en Estados Unidos está disminuyendo entre los mayores de 65 años, pero va en aumento en los adultos jóvenes.

Si bien los científicos ya sabían sobre una creciente incidencia de cáncer colorrectal en grupos de edad más jóvenes, les “sorprendió lo rápido que está sucediendo”, señaló Rebecca Siegel, coautora del reporte y directora científica de investigación de vigilancia en la Sociedad Estadounidense Contra el Cáncer en Atlanta.

“Este informe es muy importante porque no solo proporciona una imagen de la carga actual que representa el cáncer colorrectal, sino que también ofrece una ventana hacia el futuro”, indicó Siegel. En este sentido, agregó que si continúa el aumento de los casos en adultos más jóvenes, “los médicos deben conocer la singularidad de los desafíos en esta población de pacientes, como la necesidad de preservar la fertilidad y la función sexual, ademas del riesgo en los efectos de un tratamiento a largo plazo debido a su prolongada esperanza de vida”.

Aún se desconoce la causa del aumento del cáncer colorrectal entre personas más jóvenes

El nuevo reporte incluyó datos sobre la incidencia y las muertes por cáncer colorrectal del Instituto Nacional de Cáncer y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), entre otras entidades.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de colon? 1:25

Con base en el análisis de la información, los investigadores encontraron que la incidencia del cáncer colorrectal entre adultos menores de 50 años ha aumentado desde mediados de la década de 1990.

Desde 2012 hasta 2016, las tasas de incidencia en ese grupo de edad aumentaron un 2,2% cada año año e incluyeron tumores hallados tanto en el colon como en el recto, indicó el estudio.

En cuanto a los adultos entre 50 y 64 años, los científicos hallaron que la incidencia del cáncer colorrectal disminuyó durante la década de 2000, pero luego empezó aumentar un 1% al año entre 2011 y 2016. Para el grupo de personas con 65 años o más, el estudio encontró que persistió una disminución rápida en la incidencia durante la década de 2000 y que las tasas cayeron un 3,3% anual de 2011 a 2016.

“Gran parte de la disminución de la incidencia en los adultos mayores se debe al aumento de la detección, pero aún se desconoce cuál es la causa del incremento de la incidencia en los grupos de edad más jóvenes”, explicó Siegel.

“La epidemia de obesidad probablemente esté contribuyendo, pero no parece ser la única causa”, indicó. “La dieta tiene una gran influencia en el riesgo de cáncer colorrectal y hay muchas investigaciones en curso sobre cómo las diferentes cosas que consumimos, incluyendo medicamentos como los antibióticos, influyen en la salud intestinal, específicamente el papel que desempeñan en la determinación de los microorganismos que componen nuestro microbioma”, completó.

“Esto debería ser un llamado de atención”

Los 5 tipos de cáncer más mortales del mundo 1:47

El informe también reveló tendencias en las muertes por cáncer colorrectal y determinó proyecciones futuras para la enfermedad. Excepto por varios tipos de cáncer de piel, el cáncer colorrectal es la tercera causa principal de muerte por cáncer entre hombres y mujeres en Estados Unidos.

Según el análisis, de 2008 a 2017 las tasas de mortalidad por cáncer colorrectal disminuyeron en un 3% cada año entre las personas mayores de 65 años y en un 0,6% anual en adultos de los 50 a los 64 años. Sin embargo, las tasas aumentaron un 1,3% al año en los menores de 50 años.

El reporte descubrió además que persisten “disparidades sorprendentes” en cuanto a la raza y la geografía, con tasas de mortalidad entre los nativos de Alaska casi tres veces más altas que las de los blancos y casi el doble de las de los negros.

En cuanto a la incidencia de 2012 a 2016, las tasas rondaron los 30 casos por cada 100.000 personas entre los asiáticos e isleños del Pacífico y los 38,6 casos en blancos. En cuanto a los negros, las tasas fueron cercanas a los 45,7 en negros por cada 100.000 personas y para los nativos de Alaska rondaron los 89 casos, según los datos.

También existieron limitaciones en la investigación y los científicos no pudieron determinar exactamente por qué ocurrieron ciertas reducciones o aumentos en el cáncer colorrectal para varios grupos de edad.

Sin embargo, los investigadores lograron algunas proyecciones para las tendencias futuras, pronosticando un estimado de 53.200 muertes por cáncer colorrectal en 2020, con un cálculo del 7% –o 3,640 muertes– en adultos menores de 50 años.

El análisis también proyectó 147.950 diagnósticos nuevos de cáncer colorrectal en Estados Unidos para este año, con alrededor del 12% –o 17.930 casos– en adultos menores de 50 años.

Científicos crean mapa genético de cáncer 2:02

El análisis puede “generar más consenso para comenzar a evaluarlo y analizarlos antes de los 50 años”, dijo Siegel en referencia a este tipo de cáncer.

“Además, esto debería ser un llamado de atención para que los médicos mejoren el seguimiento oportuno de los pacientes más jóvenes que presentan síntomas» de cáncer colorrectal”, advirtió.

En 2018, la Sociedad Estadounidense Contra el Cáncer actualizó sus directrices de detección del cáncer colorrectal para incluir que los adultos deberían comenzar los análisis a los 45 años en lugar de los 50, como se recomendaba anteriormente.

Otras organizaciones de salud en Estados Unidos, como la Fuerza de Tarea de Servicios Preventivos, todavía recomiendan los análisis de rutina para el cáncer colorrectal a partir de los 50 años.

“En realidad se espera que continúe”

Las muertes por cáncer han disminuido en EE.UU. 4:18

En general, el nuevo informe refuerza que el aumento del cáncer colorrectal entre los adultos más jóvenes “es de hecho real”, explicó la Dr. Kimmie Ng, médica oncóloga y directora del Centro de Cáncer Colorrectal Young-Onset en Dana-Farber/Brigham Women’s Cancer Center en Boston, quien no participó en el análisis.

“Parece haber un aumento constante muy preocupante en la incidencia del cáncer colorrectal en individuos más jóvenes, lo cual no es un fenómeno aislado. En realidad, se espera que continúe”, dijo.

El Centro de Cáncer Colorrectal Young-Onset se lanzó el año pasado como respuesta al aumento en los casos de cáncer colorrectal entre los adultos más jóvenes. Parte de la investigación en el centro se enfoca en responder las preguntas sobre por qué ha ocurrido este incremento.

“Honestamente, es la pregunta que me mantiene despierta en la noche porque ahora mismo es realmente un misterio”, señaló Ng, y agregó que los factores ambientales y los cambios en la salud intestinal podrían estar desempeñando un papel importante.

Por ahora, Ng destacó que es importante que los adultos más jóvenes estén al tanto de este aumento en las tasas de cáncer colorrectal y hablen con sus médicos si tienen alguna pregunta o notan signos o síntomas preocupantes relacionados con el cáncer colorrectal.

“Algunas de las cosas más comunes que vemos son sangre en las heces”, dijo acerca los síntomas. “Otros síntomas más inespecíficos incluyen dolor abdominal, si hay algún cambio en los hábitos intestinales habituales, por ejemplo, nuevo estreñimiento o nueva diarrea”, completó.