CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

¿Qué es el sarampión, cuáles son los síntomas, cómo te puedes contagiar y cómo prevenirlo? Las respuestas aquí

Por CNN

(CNN) — En medio de la alerta por el brote de coronavirus en el mundo, lugares como Argentina y México están reportando casos de otra enfermedad altamente infecciosa: el sarampión. En 2019, en Estados Unidos se reportaron el mayor número de casos desde 1992.

Esto es lo que debes saber del sarampión

Hablamos con la Dra. Julia S. Sammons, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas y directora médica del Departamento de Prevención y Control de Infecciones del Hospital de Niños de Filadelfia, sobre algunas de las preguntas más comunes sobre la enfermedad.

¿Cómo se contagia el sarampión?

El virus del sarampión se propaga al toser y estornudar y puede vivir en el aire donde una persona infectada tosió o estornudó durante hasta dos horas. Si alguien que no es inmune al virus y respira el aire o toca una superficie infectada, puede infectarse, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU..

«El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas conocidas», dijo Sammons. Una vez que una persona tiene sarampión, aproximadamente el 90% de los contactos cercanos que son susceptibles a ella desarrollarán la enfermedad, agregó.

En Estados Unidos, las personas que no están vacunadas generalmente contraen sarampión mientras viajan a otros países y luego lo transmiten a otras personas no vacunadas a su regreso, lo que puede provocar brotes, según los CDC.

¿Cómo se ve el sarampión?

El sarampión generalmente se manifiesta como una combinación de fiebre alta, de hasta 40 grados Celsius, junto con: tos, coriza (otra palabra para secreción nasal) y conjuntivitis, explicó Sammons.

Al principio, el sarampión puede parecerse a muchas otras enfermedades virales, pero la erupción con manchas rojas que viene con ella puede ayudar a distinguirla.

«Imagina que tienes un cubo de erupción cutánea. Si viertes ese cubo de erupción sobre tu cabeza, el sarpullido cae en cascada», dijo Sammons. «Entonces, la erupción comienza sobre la cabeza, generalmente sobre el cuero cabelludo, y luego se extiende de la cabeza a los pies».

Las personas con sarampión generalmente están bastante enfermas. «Se sienten muy mal y están muy enfermos», dijo.

Si sospechas de sarampión, llama primero al médico

También insta a cualquiera que esté preocupado por el sarampión a que hable con un proveedor de atención médica antes de ir al consultorio u hospital.

«Lo que no debes hacer es ir a una sala de espera pediátrica ocupada, por ejemplo, y potencialmente exponer a otros», dijo Sammons.

En cambio, recomienda llamar con anticipación y expresar inquietudes sobre el sarampión para que el equipo de atención pueda brindar orientación sobre cómo traer al paciente de manera más segura.

¿Por qué algunos padres deciden no vacunar?

«Siendo víctimas de nuestro propio éxito con la vacuna, no hemos visto el sarampión», dijo Sammons. «Entonces, cuando piensas en los padres que traen a sus hijos para que se vacunen, no es una enfermedad que se avecina en tu memoria».

Gracias a la efectividad de la vacuna contra el sarampión, el sarampión fue declarado eliminado en Estados Unidos en el año 2000.

También reconoce que puede ser difícil para los padres navegar la cantidad de información disponible en línea y que la información errónea y el miedo a las vacunas se han extendido ampliamente.

La Academia Estadounidense de Pediatría, los CDC y la Academia Estadounidense de Médicos de Familia recomiendan que los niños se vacunen contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) a los 12 a 15 meses y nuevamente a los 4 a 6 años.

Es posible que los niños que viajan al extranjero necesiten vacunarse antes de su primer cumpleaños, y las mujeres que esperan quedar embarazadas deben hablar sobre las vacunas con su proveedor de atención médica, ya que no se recomienda la vacuna MMR durante el embarazo.

«Tomamos muchas decisiones en nuestra vida en torno a la crianza de los hijos; desafortunadamente, esta es una que no solo afecta la decisión que ha tomado por su hijo sino que también afecta a otros niños y personas a su alrededor», agregó Sammons.

Y con un número creciente, las personas vacunadas pueden comenzar a preguntarse qué tan protegidas están.

¿Es posible contraer sarampión si has sido vacunado?

Según los CDC, dos dosis de la vacuna contra el sarampión protegen contra el sarampión en el 97% de los casos.

En las personas que han sido inmunizadas, es posible contraer la enfermedad, pero generalmente tiene un curso más leve, explica Sammons.

Las personas que han tenido sarampión también se consideran inmunes a contraer la enfermedad por segunda vez, similar a la varicela.