CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Italia prohíbe viajar y cancela todos los eventos públicos en el norte del país para contener el coronavirus

Por Tara John, Ben Wedeman

(CNN) — Italia ha impuesto el bloqueo más draconiano fuera de China continental con el fin de intentar controlar el mayor brote de nuevo coronavirus en Europa, al restringir la movilidad de más de 10 millones de personas en la parte norte del país.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, firmó un decreto el domingo temprano, que establece restricciones de viaje en toda la región de Lombardía y otras 14 provincias.

Los lugares afectados por el cierre incluyen el centro financiero de Milán y el destino turístico de Venecia, y están sujetos a medidas estrictas, incluido el cierre de escuelas y universidades y la cancelación de todos los eventos públicos, eventos deportivos y ceremonias civiles y religiosas.

Las personas que no cumplan con las restricciones, que están vigentes hasta el 3 de abril, enfrentarán hasta tres meses de prisión y una multa de US$ 232.

Una mujer camina el domingo en la casi desierta estación central de Milán, después de que se impusiera el cierre durante la noche.

Pero quedan dudas sobre cómo se aplicará la medida, ya que los trenes y aviones continuaron viajando hacia y desde Milán como estaba programado para el domingo.

“Habrá una obligación de evitar cualquier movimiento de personas”, dijo Conte el domingo al anunciar las nuevas medidas. “E incluso dentro de las áreas, la movilidad solo ocurrirá por razones esenciales de trabajo o de salud”.

Añadió: “Entendemos que estas medidas impondrán sacrificios, a veces pequeños y a veces muy grandes. Pero este es un momento en el que debemos asumir la responsabilidad … Tenemos que entender que todos debemos cumplir con las medidas”.

También se han impuesto restricciones en todo el resto de Italia, incluida la suspensión de eventos en cines, teatros, museos y estadios deportivos.

LEE: Minuto a minuto: Caen los mercados por brote del coronavirus que ya cuenta 108.000 casos en el mundo

Las escuelas y las clases universitarias se suspenderán hasta el 15 de marzo, y los bares, restaurantes y tiendas deben mantener una distancia de un metro entre los clientes.

El movimiento radical se produjo después de que el país experimentó un aumento dramático de 1.247 casos confirmados el sábado, dijo el Departamento de Protección Civil en un comunicado.

Además, el presidente de la región italiana de Piamonte –que no está bajo cierre– dijo el domingo que dio positivo para coronavirus.

Alberto Cirio anunció en Facebook que estuvo en Roma el miércoles pasado en una reunión de regiones italianas para discutir el brote.

Cirio se hizo una prueba como precaución después de que Nicola Zingaretti, el jefe de la región del Lacio, diera positivo.

Hasta el domingo por la noche, Italia ha registrado 7.375 casos y 366 muertes, la mayoría de las muertes fuera de China continental.

Las restricciones podrían afectar la ya frágil economía de Italia. (Crédito: Piero Cruciatti/AFP/Getty Images)

El papa hizo una oración a través de transmisión en vivo

Como la respuesta extraordinaria al coronavirus afecta a casi todos los aspectos de la vida italiana, el papa Francisco pronunció una oración en vivo desde el Vaticano.

Comenzó su discurso diciendo que era bastante inusual que el papa estuviera “encerrado”.

“Hacemos esto para que la concentración cercana de personas no propague el virus”, dijo a través de un video, antes de orar por quienes sufren el virus y quienes los están ayudando.

Después de la oración, apareció brevemente en una ventana que daba a una plaza de San Pedro casi vacía para dar el saludo dominical semanal a los peregrinos.

La oración del Papa se transmitió en vivo en la Plaza de San Pedro.

La Ciudad del Vaticano informó su primer caso de coronavirus el viernes, pero el Vaticano disipó los informes de que el papa Francisco había sido examinado para detectar el virus, diciendo que solo estaba resfriado.

Mientras tanto, las iglesias en muchas ciudades del norte de Italia, incluidas Bolonia, Turín y Venecia, suspendieron sus servicios del Miércoles de Ceniza, y algunas ofrecieron misas en línea o en la televisión local.

Fray Alberto Grandi, que vive en la ciudad de Casalpusterlengo en la región de Lombardía, ha estado en cuarentena en la “zona roja” con fiebre. Sin embargo, él sigue de buen humor.

Una plaza en Milán está casi vacía mientras la gente hace caso de las restricciones.

Durante una videollamada con Fray Marcello Longhi y CNN en Milán, Grandi dijo que el bloqueo podría conducir a la concepción de más bebés mientras las parejas se quedan en casa.

Cuando comenzó el cierre, muchos italianos estaban confundidos acerca de lo que implicaría o si podían regresar a casa. Michele De Marsico le dijo a CNN en una estación de tren de Milán el domingo que estaba tratando de descifrar cómo regresar al sur de Italia.

“Estaba preocupado, así que vine a la estación de tren para ver la situación”, dijo a CNN el hombre de 55 años.

LEE: Un gran desafío del coronavirus es cómo dejar de tocarte la cara

Las restricciones podrían afectar la ya frágil economía de Italia. A finales de febrero, los representantes de turismo italianos emitieron un comunicado de prensa advirtiendo que US$ 260 millones en reservaciones habían sido canceladas para marzo desde que se anunció por primera vez el brote.

La trabajadora del hotel Alice Baldisserri, de 38 años, dijo a CNN que “los hoteles de Milán están vacíos, por lo que los trabajos están en riesgo”. Baldisserri agregó que la industria turística de Italia ha sido claramente “la más afectada” por el brote.

El hotel en el que trabaja está cerrado, añadió, y comentó que no tiene idea de cuándo podrá reabrir.

Tara John de CNN escribió desde Londres y Ben Wedeman informó desde Milán, Italia. Livia Borghese y Hada Messia de CNN contribuyeron a este informe.