CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Narcotráfico

Funcionario de aduanas de EE.UU., acusado de contrabandear cerca de 18 kilos de cocaína

Por Allen Kim

(CNN) — Fiscales señalan que un funcionario de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés), acusado de contrabandear cerca de 18 kilos de cocaína, fue atrapado cuando un perro policía levantó una alerta sobre su equipaje de mano en el aeropuerto de Atlanta.

Ivan Van Beverhoudt, de 40 años, se declaró inocente este lunes en Atlanta de los cargos de posesión e intención de distribuir una sustancia ilegal, además de tener un arma de fuego para fomentar el tráfico de drogas.

Un abogado de Van Beverhoudt no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Van Beverhoudt permanecía en las Islas Vírgenes de Estados Unidos y uno de sus deberes era inspeccionar los vuelos para evitar la importación de sustancias ilegales, según un comunicado de prensa de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Atlanta.

Según una declaración jurada de un funcionario federal, Van Beverhoudt viajaba desde las Islas Vírgenes de Estados Unidos el 10 de enero con una parada en Atlanta, en su camino a Baltimore en un asunto no oficial.

publicidad

Como funcionario de CBP con un arma de fuego emitida por el gobierno, Van Beverhoudt no estaba sujeto a los procedimientos normales de inspección de la aerolínea, según la declaración jurada. Mientras pasaba por el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, los oficiales de CBP con un controlador K-9 y un perro estaban inspeccionando a los pasajeros que salían en el vuelo en el que viajaba, indicaron los fiscales.

Mientras Van Beverhoudt pasaba, el perro alertó a los agentes de dos maletas de mano. Los oficiales le pidieron que esperara en la pasarela hasta que se despejara todo el vuelo, según la declaración jurada.

Un agente «observó a Van Beverhoudt caminando nerviosamente de un lado a otro en el camino al jet». Cuando el agente intentó interrogarlo, no respondió, asegura la declaración jurada.

Van Beverhoudt fue escoltado a una sala de interrogatorio donde le dijo a los agentes que iba a ver a un médico por dolores en el pecho, pero que no pudo identificar al médico o explicarles cómo lo vería un fin de semana sin una cita, según el comunicado de prensa.

El guía y el perro K-9 alertaron nuevamente a los agentes del equipaje de Van Beverhoudt, y en el interior encontraron 16 ladrillos con un peso total de 17,9 kilogramos que arrojaron un resultado positivo de cocaína, dice la declaración jurada.

«Este oficial presuntamente abusó de su oficina para participar en conducta criminal», afirmó el fiscal federal Byung J. Pak en el comunicado de prensa. «Los agentes de la ley federales hacen un juramento para hacer cumplir la ley. Cuando un funcionario viola ese juramento, será investigado y procesado en la mayor medida de la ley».

Van Beverhoudt fue acusado por un gran jurado federal el 4 de febrero.