CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Estados Unidos podría perder 1 millón de empleos en marzo, advierte un exasesor de Trump

Por Matt Egan, Chris Isidore

Nueva York (CNN Business) — Estados Unidos podría perder hasta 1 millón de empleos en marzo debido a las graves alteraciones causadas por la pandemia de coronavirus, advirtió el lunes el execonomista del gobierno de Trump, Kevin Hassett.

“Estamos hablando de los números de empleo negativo más grandes que hemos visto”, dijo Hassett a la periodista de CNN Poppy Harlow.

Ese pronóstico tan ominoso pone de manifiesto las enormes presiones que el coronavirus ha puesto sobre la economía estadounidense. Las aerolíneas están cancelando vuelos. Los cruceros se interrumpen. Nike, Apple y otros minoristas están cerrando tiendas. Los casinos de Las Vegas apagan las luces. Millones de estadounidenses están trabajando desde casa. Y algunos estados están obligando a restaurantes y bares a cerrar para mitigar la propagación de la pandemia.

“La probabilidad de una recesión global es de casi 100% en este momento”, dijo Hassett, quien ahora es un analista de economía en CNN.

Como mínimo, las empresas afectadas por la crisis de salud, especialmente en la industria del turismo, congelarán sus contrataciones. Esa congelación de contrataciones podría pesar mucho en el informe de empleos de marzo.

“No van a contratar a nadie durante la próxima semana”, dijo Hassett, y agregó que con suerte las pérdidas de empleo se “revertirán” rápidamente una vez que la crisis de salud se estabilice.

Durante la Gran Recesión, las pérdidas de empleo alcanzaron un máximo de 800.000

Perder un millón de empleos en un solo mes sería una cifra enorme, que excedería incluso las peores de la Gran Recesión.

La mayor pérdida de empleo durante esa recesión ocurrió en marzo de 2009, cuando el número de puestos de trabajo en nómina se desplomó en 800.000. Eso siguió a una pérdida de 743.000 en febrero y 784.000 en enero de ese año.

La mayor pérdida de empleo de un mes en la historia ocurrió en septiembre de 1945, cuando se perdieron 1.96 millones de empleos a medida que EE.UU. pasaba de una economía de guerra a la posguerra.

Esa cifra no incluyó a los militares desmovilizados, ya que estos números son solamente de empleo civil.

Russell Price, economista jefe de Ameriprise, no cree que las pérdidas de empleos en marzo lleguen a 1 millón.

“Sí, es probable que se frenen las contrataciones. Pero para llegar a ese tipo de número tendríamos que ver despidos masivos”, explicó Price.

El mercado laboral de Estados Unidos estaba muy sólido antes de iniciar esta crisis, con un aumento de las nóminas de casi 300.000 en febrero. Esa fortaleza podría mitigar los daño en los próximos meses. En todo caso, las empresas estadounidenses enfrentaban una escasez de trabajadores preparados.

“Las empresas serán cautelosas a la hora de recortar empleos si piensan que esto va a ser un fenómeno de corto plazo”, dijo Price. “Intentarán mantener a los trabajadores por miedo a no poder recuperar después”.

El PIB podría caer un 5%

Para ayudar a la economía a amortiguar el golpe del coronavirus, la Reserva Federal redujo las tasas de interés a cero el domingo por la noche en el marco de una serie de acciones de emergencia. Las acciones estadounidenses volvieron a caer el lunes, a pesar de la intervención de la Reserva Federal.

“El mercado entiende que la Reserva Federal, con sus cientos de economistas, está pensando en las cifras que le llegan y está seguro de que serán pésimas, por eso tomaron esta medida”, señaló Hassett.

Los economistas coinciden en que la sacudida del coronavirus hará que la economía de Estados Unidos se contraiga durante el segundo trimestre. La pregunta es qué cuánto y durante cuánto tiempo.

Gary Cohn, otro exfuncionario económico del gobierno de Trump, dijo a CNN la semana pasada que Estados Unidos ya está en recesión.

Hassett predijo un segundo trimestre “terrible”, con una reducción del PIB del 5%. Si la economía se contrae nuevamente en el tercer trimestre, comentó, dependerá de qué lo rápido que las autoridades de salud controlen el coronavirus.

“En este momento, eso es una gran incógnita”, sostuvo Hassett.