CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Los futuros del Dow caen 1.000 puntos después de que la Fed anunciara la reducción de la tasa de interés a cero

Por Rob McLean, Laura He

Nueva York (CNN Business) — Los inversores no quedaron tranquilos tras la noticia de que la Reserva Federal de Estados Unidos reducirá las tasas de interés casi a cero. Los futuros de acciones estadounidenses cayeron un 5% el domingo por la noche, llegando al «límite inferior», lo que significa que no pueden caer más.

Los futuros del Dow se desplomaron y perdieron 1.041 puntos, o alrededor de 4,5%. Los futuros del S&P 500 cayeron un 4,8%, mientras que los futuros del Nasdaq cayeron un 4,5%.

La semana pasada, los tres índices cayeron en un mercado bajista, disminuyendo más del 20% desde su máximo reciente.

Los mercados en Asia Pacífico continuaron su declive el lunes a pesar de que los bancos centrales de la región anunciaron varias medidas para apoyar la economía.

El índice Australia S&P/ASX 200 se hundió 7,4%. El Nikkei 225 de Japón y el Kospi de Corea del Sur se balancearon entre ganancias y pérdidas, con el Nikkei plano y el Kospi cayendo un 1,1%. El índice Hang Seng de Hong Kong y el Shanghai Composite de China también cotizaron a la baja, un 2,2% y un 0,6% por separado.

El Banco Popular de China inyectó el lunes 100 mil millones de yuanes (US$ 14.300 millones) en el sistema financiero al ofrecer préstamos de un año a medio plazo a los bancos. El viernes, el banco central anunció que reduciría la cantidad de efectivo que los bancos deben mantener como reservas en 50 puntos básicos, inyectando alrededor de 550 mil millones de yuanes (US$ 78.600 millones) en la economía. El corte RRR entró en vigencia el lunes.

publicidad

El Banco Popular de China también dijo que tomaría otras medidas para reducir los costos de los préstamos para proteger la economía que ha sido dañada por el brote de coronavirus.

Por otro lado, el Banco de Japón anunció el lunes que celebraría una reunión de política durante el día, para reemplazar la reunión programada para el martes y miércoles. El Banco de la Reserva de Australia también dijo el lunes que está listo para comprar bonos del gobierno australiano para respaldar el mercado. Dijo que más medidas políticas saldrán el jueves.

El apoyo a la política monetaria global se está volviendo «espeso y pesado», dijo Stephen Innes, estratega jefe de mercados globales de AxiCorp.

Pero la mayor preocupación es que los bancos centrales del G-7 hayan agotado su conjunto de herramientas políticas, especialmente la Reserva Federal, el más grande e influyente de todos, dijo.

«Los mercados ahora parecen indefensos ante otro ataque de venta, por lo que el paso fiscal es crucial para evitar un temido evento de crédito global», agregó Innes.

Por separado, los nuevos datos que salen de China mostraron que la economía se ha visto más afectada de lo esperado por el brote de coronavirus.

Las ventas minoristas cayeron un 20,5% en el período de enero a febrero respecto al año anterior, mucho peor que el aumento previsto del 0,8% por los analistas encuestados por Reuters, según la Oficina Nacional de Estadísticas del lunes.

La producción industrial también cayó 13,5% durante el mismo período, mientras que la inversión en activos fijos se desplomó 24,5%, ambas estimaciones ampliamente ausentes.

Mao Xinyong, portavoz de la Oficina Nacional de Estadística, dijo en una conferencia de prensa el lunes que China aumentará el apoyo político para contrarrestar el impacto del virus, incluidas medidas fiscales activas y medidas monetarias prudentes para apoyar a las empresas, así como políticas especiales para proteger los empleos.

Sin embargo, el país no inundará el mercado con liquidez excesiva, para evitar elevar aún más los precios al consumidor, agregó.

En Estados Unidos, la fuerte disminución en los futuros se produjo después de que la Reserva Federal anunció un recorte de tasas de emergencia, y dijo que compraría más bonos del Tesoro por valor de US$ 700.000 millones y valores respaldados por hipotecas, en un intento por apoyar a la economía durante el la pandemia de coronavirus.

El recorte de tasas más rápido de lo esperado está diseñado para evitar el tipo de crisis crediticia y las interrupciones del mercado financiero que ocurrieron la última vez que la Fed tuvo que reducir las tasas hasta el fondo.

«No creo que [la Fed] hubiera hecho esto a menos que sintieran que los mercados financieros corrían un riesgo significativo de congelarse mañana. Están muy preocupados de que los mercados financieros no funcionen. Así que no sé cómo los mercados se pueden consolar con esto», dijo a CNN Business Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics.

La Fed redujo las tasas a cero durante la crisis financiera mundial hace poco más de una década.

Ahora hay más de 3.000 casos del nuevo coronavirus en Estados Unidos, según las agencias gubernamentales y los CDC.

– David Goldman y Chris Isidore contribuyeron a este informe