CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Nadie sabe cómo será la realidad luego del coronavirus

Por Zachary B. Wolf, Paul LeBlanc

(CNN) – En Estados Unidos hay más de 3,300 casos de coronavirus. Las personas infectadas sin síntomas parecen estar impulsando la propagación.

Se denegó la entrada a un crucero con pasajeros en aislamiento en los puertos del Caribe. Nike y Urban Outfitters se unieron a Apple y otros minoristas en cerrar sus tiendas.

La Reserva Federal anunció un segundo recorte de las tasas de emergencia, a casi cero, más bajo que lo que ha sido desde la crisis financiera de 2008.

Los altos funcionarios del gobierno todavía están sopesando medidas dramáticas como restricciones al movimiento doméstico. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron el domingo por la noche que todas las reuniones de 50 o más personas se cancelen o pospongan durante al menos las próximas ocho semanas. Pero parece que gran parte del país ha seguido a una buena parte del mundo y ya se ha cerrado.

MIRA: Este mapa te muestra la situación del coronavirus en el mundo en tiempo real

publicidad

Los restaurantes están cerrando. Empresas pidieron a sus empleados que trabajen desde casa, pero casi 26 millones de niños en edad escolar se han quedado en casa, de los 57 millones en Estados Unidos. Eso significa que mucha gente no podrá ser productiva o trabajar desde su casa. Ray Sanchez de CNN explica el panorama acá.

Todavía hay tres grandes interrogantes

¿Cuánto tiempo va a durar? – Los gobiernos estatales y locales, así como las empresas estadounidenses, están frenando casi todo. Pero no está claro por cuánto tiempo es sostenible. ¿No pudiste encontrar papel higiénico en tu tienda local este fin de semana? ¿Qué tal la leche, los huevos o el jugo de naranja? La atención médica y los grupos de consumidores ya están advirtiendo sobre las interrupciones de la cadena de suministro.

¿Funcionará? – El objetivo de esta represión mundial de la actividad humana rutinaria es frenar materialmente la propagación de la enfermedad que avanza rápidamente. Pero ahora sabemos que las personas que no muestran ningún síntoma pueden transmitir COVID-19. Y con la escasez de pruebas, es difícil saber hasta dónde ha llegado.

¿Cuál será la nueva realidad? – Las personas han puesto sus vidas en espera, pero en algún momento la situación no será viable. La gente que no hace cosas significa, en última instancia, que no recibirá un sueldo, y la incertidumbre significa que nadie está comenzando nada nuevo. Las casas no se venderán. Las empresas no funcionarán.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, minimizó el riesgo de recesión el domingo durante una entrevista en el programa «This Week» de ABC, pero se siente casi inevitable.

Incluso si el gobierno puede prevenir la catástrofe económica (el presidente Donald Trump firmó el viernes por la noche un nuevo paquete de gastos de la Cámara, después de descartarlo inicialmente), parece probable que no habrá un retorno a la vida estadounidense «normal» durante mucho tiempo.

El impacto está lejos de terminar – El principal médico de enfermedades infecciosas del país, Anthony Fauci, dijo el domingo que le gustaría ver a los estadounidenses confinarse aún más y no descartó la idea de un cierre nacional completo como Francia, España, Italia y otros países.

Fauci dijo que «le gustaría ver una disminución dramática de la interacción personal que vemos» en esos lugares.

«Lo que sea necesario para hacer eso, eso es lo que me gustaría ver», dijo Fauci.

Reacción. El gobernador de Oklahoma enfrentó críticas después de tuitear el sábado una foto de él y sus hijos en un restaurante lleno de gente, mientras que los funcionarios de salud instan al público a quedarse en casa y practicar el distanciamiento social.

La primaria demócrata se llevará a cabo

Entonces, ¿qué harían Joe Biden o Bernie Sanders de manera diferente?

Los dos promocionaron sus propios planes para combatir el coronavirus en el primer debate individual de la carrera presidencial, con una sensación surrealista sin público mientras la nación se hunde.

  • Biden dijo que se aseguraría de que todos los estados del país tuvieran 10 lugares donde los estadounidenses pudieran acceder a pruebas de coronavirus desde sus autos, a la par que instaba al Departamento de Defensa y a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias a establecer hospitales de emergencia con 500 camas para clasificar a los pacientes. Agregó que trataría de lidiar rápidamente con las consecuencias económicas de la crisis ayudando a los estadounidenses a cubrir sus hipotecas y permitiendo que las pequeñas empresas soliciten préstamos sin intereses.
  • Sanders dijo que si tuviera el poder de actuar de inmediato, se movería agresivamente para asegurarse de que cada persona en el país que se infecte sepa que no perderá ingresos, y asegurándoles que «se harán todos los pagos». También promocionó su plan para «Medicare para todos».
Biden y Sanders debaten sobre coronavirus e inmigración 3:33

60 días para una emergencia nacional

Todo esto sucedió muy rápido. Kelly Mena de CNN señaló que pasamos de un primer caso en Estados Unidos a una emergencia nacional en menos de dos meses:

21 de enero: primer caso de coronavirus en Estados Unidos. Fue confirmado en el estado de Washington, un hombre de unos 30 años que había regresado recientemente de China.

30 de enero: se confirma el primer caso de transmisión del virus de persona a persona en Estados Unidos. El esposo de una mujer de Illinois que contrajo el virus en China.

31 de enero: la administración Trump anuncia que negará la entrada a los extranjeros que han viajado a China en los últimos 14 días.

2 de febrero: Cuarentena obligatoria anunciada para cualquier persona que regrese de la provincia china de Hubei en los últimos 14 días o que haya viajado a otras partes de China continental y muestre síntomas asociados con el virus. Es la primera cuarentena de este tipo en más de 50 años.

26 de febrero: primer caso estadounidense de origen desconocido confirmado en un paciente de California.

29 de febrero: se confirma la primera muerte de Estados Unidos por el coronavirus en el estado de Washington. El gobernador Jay Inslee declara un estado de emergencia en respuesta, ya que los casos confirmados del estado llegan a 13.

3 de marzo: la Reserva Federal recorta las tasas de interés en medio punto porcentual en un inesperado intento de sacudir a la economía estadounidense. Es el primer corte de emergencia desde la crisis financiera de 2008.

10 de marzo: el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, implementa la primera zona de contención de Estados Unidos en un suburbio de la ciudad de Nueva York que es el epicentro del brote del estado.

13 de marzo: Trump declara una emergencia nacional.

14 de marzo: se confirma el coronavirus en 49 estados. Solo Virginia Occidental no ha visto un caso confirmado. Sus escuelas han sido cerradas de todos modos.

15 de marzo: la Reserva Federal anuncia un segundo recorte de tasas de emergencia, a casi cero.