CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Turismo

Por primera vez, los viajeros pueden unirse a una expedición al lugar más profundo de los océanos

Por Karla Cripps

(CNN) — Érase una vez cuando alcanzar el pico más alto de la Tierra se consideraba una hazaña que solo unos pocos elegidos podían lograr. Ahora avancemos hasta hoy.

Aunque sigue siendo un esfuerzo costoso, y a veces mortal, es logísticamente fácil de organizar. Más de 4.000 aventureros han subido a la cima del Monte Everest, según el British Mountaineering Council.

Entonces, ¿qué puede hacer un intrépido explorador aficionado y con sed por todo lo raro y superlativo?

Viajar en la dirección opuesta, por supuesto, hasta el abismo de Challenger. Ubicado a una profundidad de 10.928 metros, se cree que es el punto más profundo de los océanos del mundo.

En una primicia mundial, la compañía de viajes EYOS Expeditions se ha asociado con la compañía privada de buceo submarino Caladan Oceanic para ofrecer al público en general la oportunidad de unirse a una próxima expedición y sumergirse en el fondo de la Fosa de las Marianas en el Océano Pacífico occidental.

¿Qué tan rara es esta experiencia? Según EYOS, solo siete personas en la tierra han visitado el abismo de Challenger. (El director de Hollywood James Cameron es uno de ellos.)

Aquí está el truco: la compañía solo invita a tres personas a unirse al viaje. El personal le dice a CNN Travel que se ofrece por orden de llegada, y que no publican ningún detalle sobre el costo. Pero es seguro asumir que será un mínimo de US$ 100.000, dado que se suponía que las inmersiones al Titanic costarían a los viajeros entre US$ 100.000- US$ 200.000 por persona.

MIRA: Científicos chinos hallan nuevas especies marinas en la Fosa de las Marianas

Ring of Fire expedition

Rob McCallum, miembro fundador de EYOS Expeditions.

Cuatro horas en el fondo del mar

Los tres viajeros, llamados «Especialistas en misiones», pasarán aproximadamente ocho días con la Expedición del Anillo de Fuego, operada por EYOS y Caladan Oceanic.

Cada inmersión submarina tomará hasta 14 horas. El descenso, que es de más de siete millas (11 kilómetros), dura más de cuatro horas. Los buzos pasarán hasta cuatro horas en el fondo marino, donde podrán explorar y potencialmente filmar sus alrededores.

«Este es el destino más exclusivo de la Tierra», dice Rob McCallum, socio fundador de EYOS Expeditions, en un comunicado.

«Actualmente, solo se han realizado tres expediciones tripuladas al fondo del abismo de Challenger y más personas han estado en la Luna que en el fondo del océano».

Los especialistas de la misión abordarán el barco de exploración hadal, DSSV Pressure Drop, en junio de 2020 -EYOS dice que la fecha exacta está por confirmar- en Agat, Guam. Luego se tarda un día en el mar para llegar a la Fosa de las Marianas.

La expedición usará el Factor Limitador sumergible de Caladan Oceanic, que ha sido probado a presión en una cámara a 14.000 metros y ya se ha sumergido cinco veces hasta el fondo de la Fosa de las Marianas. EYOS dice que es el único vehículo construido capaz de realizar múltiples inmersiones hasta la profundidad del océano.

«Los ocupantes del sumergible están completamente protegidos por la esfera de titanio de 90 mm de grosor y no experimentan cambios de presión ni tensiones fisiológicas», dice el comunicado que anuncia el viaje.

Asientos cómodos, cámaras de alta definición

Como resultado, no se requiere capacitación formal previa a la partida, aunque los Especialistas de la Misión recibirán una amplia orientación como parte de los preparativos previos a la sumersión.

«El interior del submarino es silencioso, tranquilo y muy relajante. El submarino tiene dos cómodos asientos, tres puertos de visión y cámaras de alta definición envolventes», dice McCallum.

«Mientras estén a bordo, los especialistas en misiones serán miembros completamente integrados del equipo y podrán trabajar junto a nuestro operador de sonda/cartografiadores oceánicos, técnicos sumergibles, equipo de producción de películas, gestión de expediciones y oficiales de barcos para obtener una idea de las complejidades y desafíos de la exploración hadal», dice.

No te preocupes. Incluso los intrépidos exploradores también necesitan algo de tiempo de inactividad. McCallum dice que cuando no están buceando, los miembros de la expedición pueden relajarse viendo una película, yendo al gimnasio, leyendo o dirigiéndose al «Sky Bar» para tomar el sol.

LEE: El océano Pacífico es tan ácido que está disolviendo los caparazones de estos cangrejos

La inmersión es parte de una expedición de seis meses del Anillo de Fuego mucho más amplia de lo que EYOS y Caladan Oceanic están operando, un seguimiento de la Expedición de las Cinco Profundidades realizada el año pasado, que visitó abismos cavernosos en los océanos Pacífico, Índico, Sur, Ártico y Atlántico durante un período de 10 meses.

«Su misión colectiva es verificar y probar los puntos más profundos posibles, recolectar y analizar muestras científicas y extender el conocimiento de la humanidad sobre el ambiente más extremo de la Tierra», dice Ben Lyons, director de EYOS Expeditions.

¿Interesado en unirte? Comunícate con EYOS Expeditions para precios y más información.