CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¡Millennials! ¡Estadounidenses! El país los necesita

Por Zachary B. Wolf

(CNN) — El presidente Donald Trump y las autoridades de salud de Estados Unidos pidieron el lunes a todos sus ciudadanos que pongan de su parte para frenar la propagación del COVID-19.

Un día antes, Trump había dicho que las cosas estaban bajo control. En su conferencia de prensa del lunes, el presidente admitió que en realidad no lo están.

No se trata de un revés, o un problema económico que hay que superar. Es un ataque frontal a nuestra forma de vida por un microbio. Esto es un Pearl Harbor. Es un 11 de septiembre. Pero el enemigo es invisible.

Deber patriótico: Cambió la idea de servicio: ahora el gobierno lo que pide a la gente es que no haga nada. Que no vaya a bares ni restaurantes y evite reuniones de 10 o más personas durante dos semanas. Estas directrices podrían prorrogarse.

Milénicos: La doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo sobre coronavirus, hizo un llamamiento a los milénicos instándoles a proteger a las generaciones mayores más susceptibles al virus. “Tenemos que hacer un llamamiento a todos los estadounidenses a hacer lo suyo para frenar este virus”, dijo, para luego mencionar a los milénicos como el “grupo clave que puede detener este virus” evitando el contacto público.

Una historia de sacrificios: los estadounidenses fueron llamados a servir y trabajar por el interés nacional cuando el país se movilizó en la Segunda Guerra Mundial.

Los estadounidenses se rebelaron contra la idea de servir en Vietnam cuando el costo se hizo demasiado alto. Más recientemente, después del 11 de septiembre, se les pidió salir a comprar para apoyar a una economía en crisis.

Ya no se les pide que hagan mucho. Pero ahora, ante la amenaza de esta pandemia global sobre todo para los mayores, la lucha contra el enemigo requiere un aislamiento colectivo para generaciones que tienen el aspecto social grabado en su ADN. “Siempre hemos oído hablar de la Gran Generación”, declaró Birx. “En este momento estamos protegiendo a la Gran Generación y a los hijos de la Gran Generación”. (Sí, los boomers, a los cuales pertenece Birx)

Estas son algunas recomendaciones, que no mandatos:

– Si te sientes enfermo, quédate en casa y llama al médico.

– Si eres mayor, quédate en casa y aléjate de las personas.

– No vayas a bares, restaurantes y establecimientos abiertos de comida.

– Evita viajes no esenciales o reuniones sociales.

– Evita reuniones sociales de 10 o más personas.

– Cerrar escuelas.

– Cancelar todas las visitas sociales en las casas.

– No visites hogares de ancianos o comunidades de retiro.

Algunos gobiernos estatales y locales han tomado medidas aún más drásticas.

– Nueva Jersey tiene un toque de queda (no es realmente un toque de queda, pero así se siente).

– Louisiana cerrará todos los bares, cines y gimnasios hasta el 13 de abril.

– La capital Washington hará lo mismo hasta el 1 de abril.

– El gobernador de Ohio acudió a los tribunales para retrasar las primarias presidenciales de su estado el martes.

No hay suficientes respiradores artificiales: en una llamada con los gobernadores, el presidente Trump instó a los líderes estatales a tratar de conseguir sus propios respiradores artificiales ante lo que podría ser una avalancha de personas mayores enfermas.

No acumular comestibles, pero alentó a los estadounidenses a no acudir masivamente a las tiendas de comestibles y causar escasez de alimentos básicos. La cadena de suministros del país podría correr peligro.

No aguanto todo esto. Es una locura.

No reaccionar exageradamente

El Dr. Anthony Fauci, el principal médico de enfermedades infecciosas de Estados Unidos, descartó la idea de que estas nuevas pautas sean exageradas durante la comparecencia de la Casa Blanca:

Siempre parecerá que la mejor manera de abordarlo es haciendo algo parece que podría ser una reacción exagerada. No es una reacción exagerada, es una reacción que nos parece proporcional, lo que sucede en la realidad.

Así que revise las pautas, léalas cuidadosamente y esperamos que el pueblo estadounidense las tome muy en serio, porque fracasarán si no las cumplen. Tenemos que +cooperar y colaborar como país para asegurarnos de que esto se cumpla.

El bienestar de los estadounidenses está en riesgo

No está claro cómo le irá a la economía estadounidense en los próximos meses.

La mayor caída en la historia: los mercados se desplomaron el lunes y luego cayeron cuando Trump dio a entender que el brote podría durar hasta julio o agosto. Casi todas las ganancias del mercado logradas durante la presidencia de Trump se han esfumado.

Más de la mitad de los empleos en Estados Unidos están en riesgo, escribió Chris Isidore.

Lo repito:

Más de la mitad de los empleos en Estados Unidos corren peligro.

Del artículo de Isidore:

Casi 80 millones de empleos en EE. UU. corren un riesgo alto o moderado hoy, según un análisis de Moody’s Analytics la semana pasada. Eso es más de la mitad de los 153 millones de empleos en la economía en general.

Eso no significa que todos esos trabajos se perderán. Pero es probable que hasta 10 millones de esos trabajadores puedan ver algún impacto en sus nóminas, o despidos, permisos, menos horas o recortes salariales, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics.

De esos 80 millones de empleos, Moody’s Analytics proyecta que 27 millones están en alto riesgo debido al virus, principalmente en transporte y viajes, ocio y hospitalidad, servicios de ayuda temporal y extracción de petróleo. Tal vez el 20% de esos trabajadores, que comprenden alrededor de 5 millones de empleos, se verán afectados, según Zandi.

El primer proyecto de ley de estímulo, ciertamente tendrá que haber más, aún no ha sido aprobado por el Senado a pesar del respaldo de la Casa Blanca.

Los legisladores esperan con ansias lo que vendrá después.

Hay un temor de que colapse toda la industria aérea. ¿Deben apoyarla los contribuyentes? Los aeropuertos ya han pedido 10.000 millones de dólares.

¿1.000 dólares por cada estadounidense? El senador Mitt Romney, un republicano de Utah, respaldó una propuesta casi al estilo de Andrew Yang para que cada estadounidense reciba un pago de 1.000 dólares. El excandidato presidencial demócrata Yang respaldó un dividendo mensual de 1.000 dólares para los estadounidenses. Romney apoya un pago único. (Recordatorio: George W. Bush entregó dos cheques de reembolso durante sus mandatos. ¿Aún recuerdas lo que hiciste con los tuyos?)