CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

Hermano del bombardero de Manchester, culpable de 22 cargos de asesinato por atentado en concierto de Ariana Grande

Por Tara John

Londres (CNN) — El hermano del atacante de Manchester, Salman Abedi, fue declarado culpable del asesinato de 22 personas en la explosión de una bomba suicida en un concierto de Ariana Grande en la ciudad.

Hashem Abedi fue declarado culpable de 22 cargos de asesinato, uno de intento de asesinato y uno de conspiración para causar una explosión, el martes en Londres.

Su hermano mayor, Salman Abedi, detonó una bomba que mató a 22 asistentes al concierto e hirió a cientos más, muchos de ellos niños y jóvenes, cuando salieron del Manchester Arena en mayo de 2017.

Hashem Abedi

Hashem Abedi, de 22 años, estaba en Libia en el momento del ataque, pero fue arrestado poco después del bombardeo y extraditado de regreso al Reino Unido en 2019.

Durante el juicio de seis semanas, los fiscales dijeron que Abedi «alentó y ayudó a su hermano» y que conocía que Salman «planeaba cometer una atrocidad».

«Tiene sangre en las manos, incluso si no detonó la bomba», dijo Max Hill, el director de la Fiscalía, en un comunicado después del veredicto.

publicidad

‘Crimen atroz’

Hashem Abedi no estuvo en el tribunal por el veredicto, después de negarse a dar pruebas y despedir a sus abogados, según la Agencia de Noticias PA.

«Este veredicto no curará las heridas de las 264 personas físicamente lastimadas en el ataque, muchas de las cuales tienen heridas que cambian la vida», dijo Paul Hett, cuyo hijo Martyn murió en el atentado, en un comunicado después del veredicto.

«Y este veredicto no ayudará a más de 670 personas que sufrieron trauma psicológico después del ataque, muchas de las cuales aún sufren hoy», agregó.

«Pero lo que hará este veredicto es dar un sentido abrumador de justicia a todos los afectados por este crimen atroz».

Los fiscales presentaron al jurado una cronología de los eventos en el caso.

‘Mentalidad extremista’

El tribunal escuchó cómo Hashem Abedi había pedido a conocidos cercanos que compraran productos químicos, que podrían usarse para fabricar explosivos, en su nombre; dijeron que obtuvo tambores de metal para construir prototipos de bombas, y que compró un automóvil usado para almacenar los componentes de la bomba, según un comunicado de la Policía del Gran Manchester.

«Los testigos también dieron pruebas en la corte que sugerían que los hermanos habían desarrollado una mentalidad extremista. Un testigo declaró en la corte que, en su opinión, Hashem ‘creía en el terrorismo'», agregó.

Los hermanos viajaron juntos a Libia en abril de 2017 para ver a la familia. Hashem permaneció en el país del norte de África y Salman regresó a Reino Unido en mayo, para juntar componentes del automóvil y terminar la construcción de la bomba, dijo la policía.

«El 22 de mayo de 2017, Salman Abedi ingresó al Manchester Arena y detonó el dispositivo que él y Hashem habían fabricado, matándose a sí mismo y a otras 22 personas, e hiriendo a casi 1.000 miembros del público», escribió la policía.

Los dos hermanos crecieron en Manchester con sus padres, que habían huido de Libia bajo el régimen del difunto Moammar Gadhafi. Su padre, Ramadan, regresó a Libia en 2011 después de que los rebeldes derrocaron al gobierno durante la ola de protestas conocida como la Primavera Árabe. Su esposa se unió a él a principios de 2017.