CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Estar encerrado puede no ser muy divertido. Pero las familias necesitan diversión y estos juegos ayudan

Por David Allan

Nota del editor: Go Ask Your Dad son consejos para padres con una inclinación filosófica mientras un padre explora lo que queremos de la vida, para nosotros y para nuestros hijos, a través de paradigmas útiles y mejores prácticas. David G. Allan es el director editorial de CNN Travel, Style, Science and Wellness. También escribe “The Wisdom Project” sobre la aplicación de la filosofía en la vida cotidiana. 

(CNN) — Probablemente ya hayas jugado juegos de cartas y de mesa con los niños que cuidas, hasta cierto punto. Es una actividad divertida y compartida para terminar un día atrapado mientras pasa el mal clima, o pasar los tortuosos 23 minutos entre pedir comida en un restaurante y su llegada.

Y ahora estas formas de diversión pueden ser una de las herramientas familiares más cruciales para ayudar a pasar las horas durante el confinamiento por el coronavirus.

Los juegos tradicionales son mejores que la televisión, y son más interactivos que la lectura, o incluso los videojuegos.

Los rompecabezas y los juegos de mesa, cartas y de improvisación no solo son entretenidos, son beneficiosos para el desarrollo: una lección educativa disfrazada como juego. Y aún más importante, son divertidos. Y necesitamos alegría, risas y experiencias positivas compartidas para los niños en este momento, más que nunca.

Incluso esos juegos preescolares de toda suerte (léase: en su mayoría aburridos) que enseñan principalmente a los niños a jugar, como Candy Land o Toboganes y Escaleras, los ayudan a concentrarse durante mucho tiempo en una sola actividad, aprender a turnarse y cómo enfrentar la derrota: tres habilidades vitales cruciales que puedes desarrollar temprano.

Jugamos muchos juegos en nuestra familia, y los hemos tenido en rotación constante desde que recibimos la directriz de quedarse en casa y evitar las salidas a jugar con otros niños.

Durante años, mis hijas y yo hemos desayunado juntos mientras jugamos mancala, Uno, Conecta 4 o backgammon. Nos reímos y nos compadecemos en el juego, pero generalmente también hablamos sobre temas de la vida real. Las veo pensar, veo bombillas apagarse. Veré crecer una sonrisa a medida que una de ellas tenga una idea o una ventaja. Como yo, no tienen cara de póker.

Hasta hace poco, mi hija menor, que ahora tiene 8 años, requería que alguien estuviera en su equipo para jugar ciertos juegos, a menudo relegándola a tirar dados y contar movimientos. Pero también adaptamos juegos para que ella jugara. Ella tenía talento para las charadas y Pictionary antes de que pudiera leer y solo necesitaba que le susurraran la pista.

LEE: Cómo sobrevivir al confinamiento del coronavirus como padres, especialmente las madres que llevan la carga

Mis hijas son amables cuando pierden, como resultado de experimentarlo muchas veces. Estoy listo para concluir cualquier juego, sin importar quién gane, con algo como “¡Estuvo cerca! ¡Y muy divertido!” señalando alguna parte emocionante o algún movimiento inteligente que hicieron o alguna pequeña lección para futuras victorias. Nos damos la mano y seguimos adelante. Ganar y perder es solo parte de los juegos, y de la vida, ya sea por suerte o por una habilidad que aún se está desarrollando (en parte, por perder). Si pueden manejar la pérdida ahora, cuando las apuestas son bajas, aumentan la resistencia para cuando las apuestas son altas.

Cada juego tiene su alegría y beneficios secundarios. En el lado del aprendizaje, los juegos enseñan el pensamiento crítico, la planificación anticipada, el aprendizaje de los errores, la predicción de los resultados y la probabilidad, la mejora de la memoria, la consideración de lo que está en la mente de los demás, el control de los impulsos, la búsqueda de patrones, las matemáticas, la lectura, la comunicación, el enfoque y más.

Incluso hay estudios que me respaldan. Las lecciones de ajedrez mejoraron las habilidades matemáticas básicas para niños con discapacidades de aprendizaje. Los universitarios mejoraron sus habilidades de pensamiento crítico al jugar una versión para computadora de Mastermind. Incluso los videojuegos pueden tener beneficios. Un estudio asoció los videojuegos con un comportamiento agresivo menor y un “comportamiento prosocial elevado” para las niñas, pero solo cuando los padres jugaban con los niños. Este año, planeo actualizarme de mi Atari 2600 de la vieja escuela a un sistema de juegos de Nintendo de la vieja escuela, manteniendo nuestro uso de videojuegos limitado a un momento más simple y menos violento.

Aquí hay algunos juegos que mi familia y yo disfrutamos, cada uno un regalo. Hay más juegos geniales para jugar que horas para jugarlos, así que no sufras con alguno que no te guste. ¡Ve a pescar!

4 años en adelante

  • ¡Búho! (cooperación)
  • Carrera hacia el tesoro (cooperación y planificación)
  • Jenga (habilidades motoras finas)
  • Rompecabezas (paciencia y patrones)
  • Memoria (memoria)
  • Twister (equilibrio)

5 años en adelante

  • Charadas (comunicación y actuación no verbal)
  • ¡No lo digas! (comunicación verbal)
  • Ahorcado (vocabulario y ortografía)
  • Parchís (conteo y probabilidad)
  • Palos de recolección (habilidades motoras finas)
  • Pictionary (comunicación no verbal y arte)

LEE: ¿Cómo enfrentar las peleas de los niños durante un encierro? Le preguntamos a los expertos

6 años en adelante

  • Conecta 4 y fichas (patrones y ofensiva / defensa)
  • Uno y juegos de cartas simples (probabilidad)

7 años en adelante

  • Batalla naval (probabilidad y patrones)
  • Mancala, un juego de “contar y capturar” popular en África y Asia (patrones y respuesta anticipada)
  • Stratego (deducción, memoria y ofensa/defensa)

8 años en adelante

  • Manzanas a manzanas Junior (asociación de palabras y vocabulario)
  • Ajedrez (anticipar respuesta y ofensa/defensa)
  • Secuencia (patrones y probabilidad)

9 años en adelante

  • Backgammon (probabilidad)
  • Carreras (carreras)
  • Quién es el culpable (lógica deductiva)
  • Rummikub (patrones, especialmente si juegas con otros, como en Scrabble)
  • Scrabble y Boggle (ortografía)
  • This Game is Bonkers! (patrones)
  • Yahtzee (probabilidad)

10 años en adelante

  • Corazones (probabilidad)
  • Mastermind (patrones y razonamiento deductivo)
  • Risk (probabilidad y negociación)

La conclusión es que los juegos son una manera fácil de disfrutar el tiempo con tus hijos que tiene beneficios para ti, para ellos y toda la familia.

Son tan beneficiosos que incluso si no fueran agradables, probablemente haríamos que nuestros hijos los jugaran de todos modos.