CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Facebook tiene un problema de coronavirus: WhatsApp

Por Hadas Gold, Donie O'Sullivan

Londres (CNN Business) — Los gobiernos y los funcionarios médicos se esfuerzan por proporcionar al público información precisa y oportuna sobre el nuevo coronavirus. Pero esos esfuerzos están siendo socavados por la difusión de información médica errónea y curas falsas en una de las plataformas de mensajería más populares del mundo.

WhatsApp, que es propiedad de Facebook, está bajo un nuevo escrutinio sobre cómo maneja la información errónea a medida que la pandemia de coronavirus se extiende por todo el mundo, infectando a más de 200.000 personas y matando a más de 8.000, según cifras compiladas por la Universidad Johns Hopkins.

La plataforma se está utilizando para difundir mensajes que a menudo contienen una mezcla de afirmaciones precisas y engañosas que han sido desacreditadas por expertos médicos. El problema ahora es tan grave que los líderes mundiales están instando a las personas a que dejen de compartir información no verificada utilizando la aplicación.

“Insto a todos a que dejen de compartir información no verificada sobre los grupos de WhatsApp”, dijo el lunes el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, en Twitter. “Estos mensajes asustan y confunden a las personas y causan daños reales. Obtengan su información de fuentes oficiales y confiables”.

La información errónea a menudo llega a los teléfonos inteligentes en mensajes enviados por un amigo o pariente, e incluye información supuestamente de un médico destacado o un amigo de un amigo que trabaja en el gobierno. Muchos de los mensajes combinan consejos sonoros, como la forma de lavarse las manos adecuadamente, con información errónea. Una afirmación falsa que está circulando: beber agua tibia cada 15 minutos neutralizará el coronavirus.

LEE: Una peligrosa “prueba de autocomprobación” del coronavirus está circulando en las redes sociales. He aquí por qué deberías evitarla

Debido a que los mensajes de WhatsApp están encriptados de tal manera que solo pueden ser vistos por el remitente y el destinatario, los funcionarios de salud pública y los grupos de vigilancia luchan por rastrear la propagación de la información errónea sobre el coronavirus. WhatsApp en sí no supervisa el flujo de mensajes en la plataforma.

“Está claro… que sigue apareciendo una gran cantidad de información falsa en la esfera pública. En particular, necesitamos comprender mejor los riesgos relacionados con la comunicación en los servicios de cifrado de extremo a extremo”, dijo en un comunicado el martes la vicepresidenta de la Comisión Europea, Věra Jourová, quien supervisa los esfuerzos del bloque para combatir la desinformación.

WhatsApp dice que ha tomado medidas para frenar la información errónea, está donando a grupos de verificación de hechos y los usuarios pueden reenviar mensajes a cuentas especiales que pueden verificar la información.

“Hasta ahora hay más de una docena [verificadores de hechos locales], y queremos más para poder hacer su importante trabajo para que se identifiquen y contrarresten los rumores”, dijo Will Cathcart, director de WhatsApp, el miércoles en Twitter.

WhatsApp está promoviendo el hecho de verificar organizaciones y ministerios de salud en Facebook, con anuncios gratuitos y especiales en los que se puede hacer clic que abren un nuevo chat de WhatsApp con la organización correspondiente.

Jourová dio la bienvenida a las nuevas medidas, pero sugirió que se necesita hacer más para abordar el tema de la información errónea.

“WhatsApp ha informado a la Comisión sobre algunas medidas que implementó para limitar la difusión de la desinformación, pero la mayor parte del contenido problemático parece ser el llamado contenido orgánico, es decir, generado por los propios usuarios”, dijo.

LEE: Las respuestas a tus preguntas del coronavirus: hechos, mitos e información

La información errónea se propaga

En los últimos días, CNN Business ha visto múltiples versiones de un mensaje con información supuestamente de profesionales médicos sobre cuatro jóvenes infectados con coronavirus que habían estado tomando medicamentos antiinflamatorios.

En una versión, escrita en inglés, los jóvenes son hospitalizados en Cork, Irlanda. En otro, escrito en hebreo, están en Toulouse, Francia. Funcionarios médicos en ambas ciudades han descartado la historia de los cuatro jóvenes como falsa.

Un tema popular, pero incorrecto, es que “los fluidos calientes neutralizan el virus, así que evita beber agua con hielo”, o que beber agua cada 15 a 20 minutos llevará el virus hacia tu estómago donde lo matará el ácido.

Una imagen difundida en WhatsApp y otras plataformas muestra una ilustración de una cabeza y garganta humanas. El mensaje adjunto, escrito en español, afirma que beber mucha agua y hacer gárgaras con sal o vinagre eliminará el virus. “Difunda esta información porque podría salvar a alguien”, dice.

Los expertos médicos y la Organización Mundial de la Salud dicen que si bien mantenerse hidratado es importante, beber agua caliente o fría, o hacer gárgaras, no previene la infección por coronavirus.

Otros mensajes enviados en WhatsApp han advertido que los países se cerrarán y que la gente necesita abastecerse de suministros. En Estados Unidos, los mensajes afirman que el cierre es parte de la “Ley Stafford” y que las personas deben “abastecerse de lo que sea que necesiten para asegurarse de tener un suministro de dos semanas de todo”. El Consejo de Seguridad Nacional de EE. UU. tuiteó que este mensaje es falso.

Si bien se comparten mensajes similares a través de mensajes de texto y en otras redes sociales, su proliferación en WhatsApp y la dificultad para detenerlos hace que el servicio sea un caso atípico en comparación con las plataformas hermanas Facebook e Instagram, que han realizado esfuerzos más robustos y directos para combatir la información errónea sobre el coronavirus. (Las tres plataformas son propiedad de Facebook).

Cómo detener la propagación

WhatsApp, que se compara con los servicios de texto SMS tradicionales en lugar de las plataformas de redes sociales, encripta las conversaciones, lo que significa que solo viven en los teléfonos de los usuarios. Aunque el cifrado se considera una ventaja para la seguridad, WhatsApp es ciego a lo que se dice en los mensajes, y eso dificulta la vigilancia o el contenido moderado.

En Facebook, los verificadores de hechos de terceros buscan información errónea, y cuando marcan algo como falso, a los usuarios se les muestra un mensaje que los dirige a una publicación de corrección o aclaración antes de que se les permita compartir la información errónea.

Cristina Tardáguila, directora asociada de International Fact-Checking Network (IFCN), sugirió la semana pasada que WhatsApp podría incluir un mensaje preguntando a la gente “¿estás seguro de que esto es cierto?” antes de enviar un mensaje relacionado con el coronavirus.

Pero Carl Woog, un portavoz de WhatsApp, le dijo a CNN Business que no es algo que la plataforma pueda hacer porque WhatsApp está encriptado, y que “emitir un juicio remoto al decidir qué se puede enviar y no enviar en un mensaje en tiempo real no tener precedentes” para un servicio de texto o SMS.

Aviv Ovadya, fundador del Thoughtful Technology Project, señaló en Twitter que WhatsApp ha desarrollado avisos para cuando se envían a los usuarios enlaces sospechosos a sitios web. Pero la información errónea sobre el coronavirus compartida en WhatsApp a menudo está en forma de texto sin formato.

WhatsApp ha hecho esfuerzos para ayudar a los funcionarios de salud a dar información precisa al público.

El miércoles, la compañía anunció que había donado US$ 1 millón a la IFCN, lanzó una página de información sobre coronavirus y dijo que ayudaría a organizaciones como la OMS y UNICEF a proporcionar líneas directas de mensajes para personas de todo el mundo.

Los ministerios de Salud en países como Israel, Singapur, Sudáfrica e Indonesia ya están proporcionando actualizaciones directamente en WhatsApp, a través de cuentas automáticas.

El año pasado, WhatsApp impuso límites sobre la cantidad de veces que se podía reenviar un mensaje, después de que los mensajes virales falsos en India contribuyeron a más de una docena de linchamientos en 2018. Los usuarios ahora solo pueden reenviar un mensaje a cinco chats, y el tamaño de los grupos está limitado a 256 miembros. Woog dijo que estas medidas han disminuido los reenvíos en el servicio en un 25%.

En última instancia, los expertos dicen que algunas de las mejores formas de contrarrestar la desinformación son la educación pública, que enseñan a las personas sobre el coronavirus y cómo ser consumidores inteligentes de información.

MIRA: Antoni Gutiérrez-Rubí: Evitar contagiar el miedo es tan importante como no contagiar el coronavirus

Pero cuando se le preguntó si WhatsApp consideraría enviar un mensaje masivo a todos los usuarios, instándolos a buscar información precisa de fuentes oficiales, Woog dijo que no es algo que técnicamente sean capaces o que estén planeando hacer.

“Creemos que lo más importante que podemos hacer es capacitar a los ministerios de Salud y a los médicos para que se involucren con los ciudadanos y los pacientes en WhatsApp”, dijo Woog.