CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

El Salvador

Polémica en El Salvador por pago a trabajadores durante cuarentena

Por Merlin Delcid

(CNN Español) – El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, advirtió este viernes que vetará la interpretación de una ley aprobada por la Asamblea Nacional para que el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) pague a los trabajadores afectados por la cuarentena en medio del coronavirus.

El mandatario argumenta que la Constitución establece que para modificar o derogar una ley se deben respetar los mismos protocolos que para su promulgación, por lo que debe ser enviada a la presidencia para ser ratificada. A su juicio, esto aplicaría también para la interpretación de un decreto.

A través de su cuenta de Twitter, Bukele advirtió que si la norma no es enviada a la Casa Presidencial se convertirá en «letra muerta», no podrá ser publicada en el Diario Oficial y por tanto no tendrá validez.

Agregó que el ISSS no cuenta con los recursos para hacer frente al pago de los trabajadores.

En una sesión plenaria este jueves, el poder legislativo aprobó con 45 de 84 votos una iniciativa sobre la base del artículo cinco del decreto de Emergencia Nacional, que establece la responsabilidad del gobierno de pagar a los trabajadores a través del seguro social.

Uno de los promotores de la reforma, el diputado David Reyes del conservador Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), manifestó que la norma «se traduce en un alivio para la clase trabajadora de la micro, pequeña y mediana empresa».

Reyes agregó que la aprobación de la ley envía un mensaje positivo al establecer que cualquier tipo de pago durante la cuarentena será asumido por el ISSS.

Por su parte, el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que apoyó la reforma, aclaró que la ley no obliga al gobierno a pagar a todos los trabajadores.

Según la diputada del FMLN Cristina Cornejo, este decreto se refiere únicamente a los que están en los albergues.

No obstante, Bukele considera que la norma es «el robo más grande del siglo», un «saqueo» y acusó a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) de ser «una carga financiera de 320 millones de dólares mensuales».

El mandatario indicó que es responsabilidad de cada empresa continuar pagando a los trabajadores el tiempo que permanezcan en sus casas por la cuarentena de 30 días ordenada por el gobierno desde el sábado 21 de marzo.

Por su parte, a través de su cuenta de Twitter, la ANEP respondió que solo «busca proteger al trabajador y al empleo» y apuntó que el dinero del ISSS es un aporte de las empresas y de los trabajadores.

El empresario de la industria textil Javier Simán pidió acabar con las que califica de mentiras y acusaciones y recordó que el enfrentamiento a la crisis de salud requiere del esfuerzo de todos.

«Deberíamos estar trabajando juntos gobierno y sector privado, coordinando esfuerzos para proteger la salud y los empleos. Los empresarios no somos enemigos de nadie», aseguró Simán.