CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Los hombres con disfunción eréctil pueden enfrentar un mayor riesgo de muerte prematura, dice un estudio

Por Kristen Rogers

(CNN) — La disfunción eréctil no es solo un problema en el dormitorio. También podría ser una señal del riesgo de enfermedades cardíacas y muerte prematura en los hombres.

Y esto es cierto, según un nuevo estudio, independientemente de los niveles de testosterona de un varón.

La disfunción eréctil se define como la incapacidad de tener o mantener una erección el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales, y es una condición común que afecta a casi 30 millones de hombres estadounidenses, según la Facultad de Medicina de Harvard.

Ocurre con mayor frecuencia en hombres mayores y, a menudo, se atribuye a bajos niveles de testosterona, la principal hormona sexual que es clave en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos y para el crecimiento de los músculos, la masa ósea y el vello corporal.

Los niveles bajos de testosterona se han relacionado previamente con un riesgo de muerte prematura entre los hombres mayores, en comparación con aquellos con niveles normales de la hormona, pero los resultados de investigaciones anteriores han sido inconsistentes, dijo la doctora Leen Antonio, médica científica de los Hospitales Universitarios Leuven, de Bélgica, e investigadora principal del nuevo estudio que examina la relación entre los niveles hormonales y la función sexual en los hombres.

Lo que descubrió el equipo de Antonio indica que los niveles de testosterona de un varón pueden no ser una señal de advertencia tan grande como lo es el tener disfunción eréctil.

“Como la enfermedad vascular y los bajos niveles de testosterona pueden influir en la función eréctil, los síntomas sexuales pueden ser un signo temprano de un mayor riesgo cardiovascular y de mortalidad”, dijo Antonio. La investigación de su equipo fue publicada este martes en el Journal of the Endocrine Society.

Niveles hormonales e impotencia

Los investigadores examinaron datos de casi 2.000 hombres entre los 40 y 79 años que participaron en el “Estudio europeo sobre el envejecimiento masculino”, un gran proyecto que investigó, entre 2003 y 2005, los cambios hormonales relacionados con la edad y los resultados de salud en hombres mayores.

Los síntomas sexuales de los participantes, incluida la disfunción eréctil, las erecciones matinales y la libido, se midieron mediante un cuestionario, y sus hormonas sexuales se midieron mediante espectrometría de masas, un método que revela al investigador la presencia y el nivel de concentración de una hormona.

Durante un período de seguimiento de 12 años, aproximadamente el 25% de los hombres murieron. El equipo de investigación de Antonio descubrió que, de los hombres que fallecieron, los participantes con niveles normales de testosterona y disfunción eréctil tenían un 51% más de riesgo de muerte que aquellos sin esos síntomas.

Además, los hombres con bajos niveles totales de testosterona y síntomas sexuales tenían un mayor riesgo de muerte prematura que aquellos con niveles normales de testosterona y sin síntomas sexuales.

Los resultados indicaron que, en general, las personas con síntomas sexuales, incluida la disfunción eréctil y las erecciones matinales pobres, tenían un mayor riesgo de muerte prematura. La baja libido no se asoció con un mayor riesgo de muerte prematura.

Prevención y manejo de la disfunción eréctil

Además de los bajos niveles de testosterona, existen varias causas potenciales de disfunción eréctil, principalmente por arterias obstruidas o enfermedades cardiovasculares, que pueden impedir el flujo sanguíneo necesario para producir una erección.

Es por eso que la disfunción eréctil, independientemente de los niveles de testosterona, puede indicar un riesgo de enfermedad cardíaca y muerte prematura: los vasos sanguíneos que proporcionan sangre para una erección son más pequeños que las arterias coronarias, dijo Antonio.

“Esto significa que en los hombres con aterosclerosis [acumulación de placa en las arterias que causa la obstrucción del flujo sanguíneo], el flujo sanguíneo en los vasos del pene se ve comprometido antes que en las arterias coronarias”, agregó.

Otras posibles causas de disfunción eréctil incluyen ciertos medicamentos, estrés y ansiedad, trastornos del sueño, fumar, consumo de alcohol, problemas nerviosos por cirugía de próstata, enfermedades y accidentes. Factores psicológicos como el estrés, los problemas de relación y la depresión también pueden contribuir.

La disfunción eréctil se puede prevenir y tratar mediante la práctica de un estilo de vida saludable y, si es necesario, tratando los factores de riesgo de enfermedades cardíacas como fumar, la presión arterial alta, el colesterol alto y la obesidad, dijo Antonio.

“Estas cosas también son beneficiosas para mejorar la salud general y reducir el riesgo de mortalidad en hombres que sufren de disfunción sexual”, dijo Antonio. “Los hombres que experimentan síntomas sexuales deben tener en cuenta que estos podrían ser una señal de advertencia temprana de un estado de salud deficiente o que empeora, así como de un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad.

“Es importante discutir los síntomas sexuales con sus médicos, para identificar y tratar otros factores de riesgo cardiovascular o enfermedad cardiovascular aparente”, agregó.