CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Argentina

Reclamos para que políticos reduzcan sus sueldos en medio del coronavirus: ¿cuánto ganan los legisladores y los médicos en Argentina?

Por Iván Pérez Sarmenti

(CNN Español) – “Bueno muchachos, les tocó la hora de ganar menos”, dijo el presidente de Argentina Alberto Fernández este domingo, apelando a los empresarios privados para evitar despidos y sobrellevar la crisis económica derivada del coronavirus.

Pero sus dichos parecen haber funcionado como un búmeran. Al día siguiente, en algunos barrios de Argentina se escucharon cacerolazos para reclamar que los políticos también hicieran su contribución a la crisis y rebajaran sus sueldos. Que ellos también “ganen menos”.

Argentina, como muchos otros países, no escapa a los cuestionamientos a su clase política y a lo que perciben por su labor en relación con otros trabajadores.

Según la última información oficial disponible (noviembre de 2019), un diputado argentino gana 218.829 pesos en concepto de “dieta” más 20.000 pesos por “gastos de representación”. A eso hay que descontarle los aportes a la seguridad social e impuestos, por lo que en mano cada diputado cobra, como mínimo, unos 2.448 dólares mensuales al cambio oficial actual.

Sin embargo, dependiendo el lugar de residencia, algunos diputados tienen algunos pagos extras: quienes viven a más de 100 kilómetros de la capital argentina reciben un extra en concepto de “desarraigo”, equivalente al 14,21% de su dieta: unos 516 dólares.

Además, todos los diputados reciben en concepto de “movilidad” entre 152 y 456 dólares mensuales, más pasajes aéreos para moverse dentro del territorio nacional.

En síntesis, un diputado argentino puede percibir mensualmente entre 2.600 y 3.420 dólares.

Con los senadores los números son similares. La dieta es un poco más alta y cobran los mismos gastos de representación con un diputado, con lo cual, tras los descuentos, perciben unos 2.680 dólares al cambio oficial actual. Sin embargo, la última información disponible no especifica si además perciben adicionales por desarraigo y movilidad.

Pero al comparar su haberes con los de un médico, por ejemplo, las diferencias son notorias.

A pesar de que cada noche a las 9:00, los argentinos salen a sus balcones para aplaudir y agradecer a los profesionales de la salud por su labor contra el covid-19, en los hechos eso no se traduce en lo que perciben por su trabajo.

Si bien es difícil obtener el salario promedio de un médico, debido a que las remuneraciones son distintas tanto en el sector público como en el privado, y varían según la especialidad y el tipo de contratación, el portal de empleos Bumeran estipula que el sueldo promedio de un médico en Argentina es de 34.665 pesos, unos 527 dólares al cambio oficial actual.

El cálculo, actualizado a febrero de 2020, está hecho en base a 1.092 sueldos pretendidos declarados por postulantes a los avisos publicados en ese sitio web en los últimos tres meses, aunque no aclara si se trata de posiciones especializadas ni la duración de la jornada laboral.

Según consultas que pudo hacer CNN, un médico pediatra en un hospital público de la provincia de Buenos Aires percibe unos 50.000 pesos –unos 760 dólares- por 36 horas semanales, que se reparten en una guardia de 24 horas durante un día del fin de semana y 12 horas durante el resto de la semana.

Para los enfermeros los números son aún más desfavorables. Con esa misma carga horaria, su sueldo es de alrededor de 500 dólares mensuales.

En ambos casos, los sueldos se acrecientan dependiendo de la antigüedad y de las horas extras trabajadas. Además, tanto médicos como enfermeros suelen tener varios trabajos para poder sumar más ingresos.

Sin embargo, las mismas fuentes señalaron a CNN que en la actualidad es muy difícil para un médico ser empleado por una clínica u hospital privado. Muchos son contratados como cuentapropistas y deben facturar por sus prestaciones en base a la cantidad de pacientes que atienden o a las horas trabajadas.

Como compensación por su dedicación, el gobierno argentino anunció un bono de 76 dólares durante cuatro meses para todos los trabajadores de la salud dedicados al combate del covid-19.

Pero aun así, las diferencias salariales entre los profesionales de la salud y los legisladores siguen siendo grandes.