CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

El gobernador de California apela a 11 estados que no han dado órdenes de confinamiento: «¿Qué están esperando?»

Por Christina Maxouris

(CNN) — Estados Unidos ya ha superado las 5.000 muertes por el nuevo coronavirus y todos menos 11 estados han emitido órdenes radicales para que los residentes se queden en sus hogares, afectando a casi el 96% de la población del país.

«¿Qué están esperando? ¿Qué más evidencia necesitan? Si creen que no les va a pasar, hay puntos de prueba en todo Estados Unidos, en todo el mundo», dijo el miércoles el gobernador de California, Gavin Newsom.

Newsom fue el primer gobernador en emitir una orden estatal de confinamiento, en marzo, después de que los funcionarios de salud advirtieran que las medidas de distanciamiento social serían las más efectivas para frenar la propagación del virus.

Coronavirus: ¿por qué Nueva York es la más afectada? 1:23

Incluso si los estadounidenses siguen de cerca las medidas de mitigación, el número de muertos en Estados Unidos podría ser de al menos 100.000, dijeron expertos de la Casa Blanca, esta semana. Pero sin esas medidas, ese número podría llegar incluso hasta las 2,2 millones de muertes, dijo la doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de respuesta a la crisis por el nuevo coronavirus de la Casa Blanca.

Fueron este tipo de medidas agresivas las que ayudaron a algunas áreas a «aplanar su curva», dice el director general de Sanidad de Estados Unidos, el doctor Jerome Adams.

publicidad

«La buena noticia es que estados como Washington, California, y países como Italia, cuando se inclinaron por la mitigación agresiva, pudieron aplanar su curva», le dijo Adams a NBC.

«Los gobernadores pueden tomar las decisiones, pero les daremos la mejor orientación posible y eso es permanecer en casa y practicar el distanciamiento social», dijo Adams.

Desde el 20 de enero, cuando se detectó el primer caso de coronavirus en Estados Unidos, más de 226.370 pacientes han sido diagnosticados con covid-19 y 5.316 han muerto, según el recuento de la Universidad Johns Kopkins. Al menos 928 de esas muertes fueron reportadas el miércoles, el número más alto reportado en el país desde el comienzo de la pandemia.

Ante la creciente presión de los líderes y expertos locales, los gobernadores en estados como Florida, Georgia y Mississippi dijeron que también ordenarían a los residentes que se quedaran en sus casas. El gobernador de Georgia, Brian Kemp, también anunció el miércoles que los estudiantes no regresarían a clases este año escolar.

«Quiero alentar a mis compañeros georgianos a que aguanten. Sé que están cansados de esto, pero primero debemos superar los obstáculos en nuestro camino», dijo Kemp, según la cadena WSB, afiliada de CNN.

El presidente Donald Trump dijo el miércoles que no emitiría una orden nacional de confinamiento porque los estados tienen diferentes tasas de infección.

«Tienes que mirar, tienes que dar un poco de flexibilidad. Si tienes un estado en el Medio Oeste, o si Alaska, por ejemplo, no tiene ningún problema, es muy difícil decir que haya cuarentena. Tenemos que tener un poco de flexibilidad», dijo Trump.

Cuarentena obligatoria para el estado de California 4:01

Los estados que no han dado órdenes de confinamientos

Los 11 estados que no han emitido órdenes de confinamiento a nivel estatal incluyen: Alabama, Arkansas, Iowa, Missouri, Dakota del Norte, Nebraska, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Utah y Wyoming.

En Tennessee, el gobernador Bill Lee emitió una orden de «Más seguro en casa» el lunes, ordenando a todas las empresas no esenciales que cierren, al menos hasta mediados de abril.

Pero los críticos de las directrices apuntan a la larga lista de servicios que todavía se consideran esenciales, incluida la construcción de viviendas, hoteles, oficinas de contabilidad, gestión del paisaje e instalaciones religiosas, y también dicen que la orden no garantiza su cumplimiento.

«No creo que tengamos una gran cantidad de tennesianos que no cumplan con esta orden, y estaremos monitoreando eso, y si encontramos algo diferente, entonces ciertamente se tomarán decisiones sobre la aplicación de la ley», dijo el gobernador, según la cadena WZTV, afiliada de CNN.

Alabama, rodeada de estados que acaban de anunciar que implementarán órdenes de confinamiento, no ha emitido una orden similar.

«Muchos factores tienen que ver con una orden de confinamiento para todo el estado», dijo la Oficina del gobernador Kay Ivey a la afiliada de CNN, WSFA, «y Alabama no se encuentra en una posición en la que estemos listos para tomar esta decisión».

Una de las preocupaciones del gobernador es el impacto que tendría la orden en las empresas y los residentes cuyo «bienestar también depende de poder tener un trabajo y mantenerse para ellos y sus familias», informó la afiliada.

Hasta 16.000 neoyorquinos podrían morir

En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo ordenó el mes pasado que todos los trabajadores no esenciales se quedaran en casa.

El miércoles, citó un modelo que mostró que hasta 16.000 neoyorquinos podrían morir a causa del virus.

«Si creen en estas cifras, 16.000 muertes en Nueva York, eso significa que tendrán decenas de miles de muertes fuera de Nueva York», dijo el gobernador. «Entonces, en la medida en que las personas miran sus noticias nocturnas en Kansas y dicen, bueno, este es un problema de Nueva York, eso no es lo que dicen estos números».

«[El modelo] Dice que es un problema de Nueva York hoy. Mañana es un problema de Kansas y un problema de Texas y un problema de Nuevo México. Por eso les digo a mis colegas gobernadores y funcionarios electos en todo el país, mírenos hoy, nos vemos mañana», dijo.

El estado de Nueva York, ahora el epicentro de la pandemia, ha reportado al menos 92.381 casos y 2.373 muertes. Al menos 51.089 de esos contagios y 1.374 de las muertes se encuentran en la ciudad de Nueva York.

Esta semana, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias envió cientos de ambulancias, personal de respuesta de emergencias y paramédicos a la ciudad de Nueva York para ayudar a los socorristas.

Los servicios médicos de emergencia (EMS) han recibido un número récord de llamados de urgencias cada día, con un aumento del 50% sobre el volumen de llamadas diarias normales, dijo el Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York en un comunicado.

Solo el martes, la Oficina de Servicios Médicos de Emergencia del Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY EMS) respondió a 6.010 llamadas médicas, dijo a CNN Jim Long, portavoz del Departamento.

Los trabajadores de atención médica dicen que caminar dentro de los hospitales de la ciudad es como entrar en una zona de guerra.

Los hospitales de Nueva York todavía necesitan 3,3 millones de mascarillas N95, 2,1 millones de máscaras quirúrgicas, 100.000 batas de aislamiento y 400 respiradores para el 5 de abril, dijo el alcalde Bill de Blasio, el miércoles.

De Blasio advirtió que este domingo será un día crucial para la ciudad y que las necesidades seguirán aumentando en las próximas semanas.

Cuomo: Ningún estadounidense es inmune al coronavirus

Es posible que este mes esté listo el examen que podría identificar a los que tenían virus

Los médicos y las enfermeras de todo el país se han encontrado en la primera línea de la crisis, respondiendo a los pacientes que ingresan constantemente.

Muchos hospitales han advertido que se están quedando sin espacio y suministros. En Georgia, el gobernador dijo que el primer día de abril había al menos 3.520 camas de cirugía médica, 450 camas de hospital y 1.006 respiradores disponibles. Pero citó un estudio que mostró que el estado podría alcanzar la «capacidad máxima hospitalaria» en aproximadamente tres semanas.

Y los expertos en atención médica también dicen que la escasez de personal mientras los trabajadores sanitarios dan positivo por el virus podría retrasar la respuesta del país a los pacientes.

La doctora Birx, de La Casa Blanca, dijo el miércoles que una prueba de anticuerpos contra el coronavirus podría estar disponible «dentro de este mes», lo que podría ayudar a los trabajadores de atención médica a identificar quién puede tener inmunidad al virus.

«Realmente llamé a todas las universidades y todos los estados que desarrollan pruebas ELISA, puedes comprar los antígenos y los controles en línea, y realmente trabajar para evaluar comunidades de atención médica enteras en tu estado y apoyarlas de esa manera».

Las pruebas ELISA, o prueba de inmunoadsorción ligada a enzimas, detecta y mide los anticuerpos en la sangre. Si tiene éxito, la prueba podría ayudar a identificar a aquellos que ya han tenido el virus, pero que se han recuperado.

Los expertos han dicho que si una persona ha tenido el virus y ha desarrollado anticuerpos, lo más probable es que haya acumulado inmunidad y las posibilidades de que esa persona se infecte nuevamente disminuye drásticamente.

Esa prueba podría ayudar a identificar a los trabajadores médicos que pudieron haber tenido el coronavirus y no lo sabían, dijo Birx.

«Creo que realmente poder decirles, la tranquilidad que se obtendría al saber que ya estaba infectado, que tiene el anticuerpo, está a salvo de la reinfección. 99,9% del tiempo», dijo.

— Jacqueline Howard de CNN, Elizabeth Hartfield, Joe Sutton, Lindsay Benson y Matthew Hoye contribuyeron a este informe.