CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Altos funcionarios del gobierno Trump dijeron el año pasado que la amenaza de una pandemia los preocupaba

Por Andrew Kaczynski, Em Steck

(CNN) — Dos altos funcionarios del gobierno de Donald Trump mencionaron el año pasado que la amenaza de una pandemia era un asunto que les preocupaba, lo que socava las repetidas afirmaciones del presidente acerca de que la crisis de coronavirus fue un problema imprevisto.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, y Tim Morrison, entonces asistente especial del presidente y director principal de armas de destrucción masiva y biodefensa en el Consejo de Seguridad Nacional, hicieron los comentarios en la Cumbre de Biodefensa en abril de 2019.

«Por supuesto, cuando la gente pregunta: ‘¿Qué es lo que te preocupa y no te deja dormir por las noches en el ámbito de la biodefensa?’ Una pandemia de gripe, por supuesto. Creo que todos en esta sala probablemente comparten esa preocupación», sostuvo Azar, antes de enumerar los esfuerzos para mitigar el impacto de los brotes de gripe.

El gobierno de Trump está bajo escrutinio por cómo se preparó para la pandemia de coronavirus y por su lenta respuesta a la hora de proporcionar asistencia a los estados y ciudades con los kits de pruebas de detección y equipos de protección personal. La cumbre de 2019, organizada por el secretario asistente de preparación y respuesta en el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) para «discutir y solicitar aportes sobre la implementación de la Estrategia Nacional de Biodefensa», ofrece información sobre el conocimiento temprano acerca del potencial de una amenaza de pandemia.

Las transcripciones de los comentarios de Azar y Morrison en la cumbre, que no se habían reportado antes, están disponibles en el sitio web del HHS.

El presidente Donald Trump ha dicho en repetidas ocasiones que nadie predijo la crisis de una pandemia como la causada por el coronavirus.

«Nadie sabía que habría una pandemia o una epidemia de esta proporción», aseguró Trump el 19 de marzo en comentarios desde el Rose Garden. «Nadie ha visto algo así antes». La crisis es «un problema imprevisto» que «surgió de la nada», afirmó el mandatario el 6 de marzo. «Tenemos que solucionar un problema que, hace cuatro semanas, nadie pensó que sería un problema», indicó el 11 de marzo. «Es algo que nadie esperaba», dijo nuevamente el 14 de marzo. «Nadie hubiera pensado que algo así podría haber sucedido», agregó el 26 de marzo.

La Casa Blanca defendió los comentarios del presidente en una declaración, diciendo que ha mostrado un «gran compromiso» con la seguridad sanitaria mundial.

«No es inconsistente reconocer la amenaza que representan las pandemias y situar al gobierno para responder, y luego también reconocer que este es un virus nuevo o nunca antes visto que salió de la nada y que inicialmente fue encubierto por el Partido Comunista Chino», le dijo a CNN un alto funcionario del gobierno.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos no respondió a una solicitud de comentarios sobre las observaciones de Azar.

En la sesión informativa de este viernes del grupo de trabajo de coronavirus, Trump señaló que «siempre supo que las pandemias son una de las peores cosas que podrían suceder», pero que no creía que Azar estuviera hablando específicamente sobre el brote de covid-19 durante la cumbre de 2019. Trump sostuvo que Azar se refería al «concepto» de una pandemia que no lo dejaba dormir por la noche.

«Escuché sobre esto durante mucho tiempo, pandemias. No quieres pandemias», sostuvo Trump en respuesta a una pregunta de Jim Acosta de CNN sobre los informes de KFile. «No creo que estuviera hablando de una pandemia específica, estaba hablando de la amenaza de una pandemia que podría ocurrir. Y podría suceder. La mayoría de la gente pensó que ese no sería el caso, y la mayoría de la gente no entendió la gravedad de la misma».

Azar agregó que el gobierno ha estado trabajando durante años para prepararse para una pandemia.

«Sabíamos del SARS, sabíamos del MERS, que fueron modificaciones anteriores del coronavirus, ninguno de los cuales logró algo como lo que estamos viendo hoy», le señaló Azar a Acosta en la sesión informativa, «pero es por eso que en cuatro presidencias consecutivas, incluida la del presidente Trump, ha habido un gran enfoque en la preparación para una pandemia «.

En la cumbre de 2019, Azar también afirmó: «Es una regla fundamental de liderazgo tener que rendir cuentas, lo que significa elegir un líder, y esa es una lección de liderazgo bien entendida por el presidente Trump, quien tiene un interés especial no solo en nuestra seguridad nacional, sino también en preparación para la biodefensa en particular».

Morrison contó durante su discurso que se preparó para su aparición en la conferencia recurriendo a «La Gran Influenza«, un libro sobre la pandemia de gripe española de 1918.

«Cuando la gente me pregunta por qué estoy realmente preocupado, siempre es por lo que no estamos pensando», señaló Morrison. «Para eso que no estamos preparados como debería ser. Y cuando estábamos trabajando en la Estrategia de Biodefensa, comenzamos a pensar un poco sobre lo que probablemente enfrentaríamos, ¿qué es lo que vendrá después?»

Trump muestra su segunda prueba negativa por covid-19

Morrison luego describió el impacto de la pandemia de 1918, destacando en cifras brutas que mató a «más personas que cualquier otro brote de enfermedad en la historia humana».

«Entonces, cuando la gente me pregunta qué no me deja dormir por la noche, son cuestiones como esas», agregó.

Un memorando presidencial de seguridad nacional ordenado en septiembre de 2018 puso a la secretaría del HHS a cargo de coordinar la Estrategia Nacional de Biodefensa en todo el gobierno, incluido el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. A finales de enero de 2020, la Casa Blanca creó el grupo de trabajo sobre coronavirus para ser dirigido por el secretario Azar. Casi un mes después, el presidente nombró al vicepresidente Mike Pence para que fuera el nuevo líder del equipo.

Morrison, un antiguo miembro del personal republicano, dejó el gobierno Trump en octubre de 2019. Testificó en la investigación de juicio político de Trump el otoño pasado, y les aseguró a los investigadores de la Cámara de Representantes que a él le dijeron que Trump quería que un alto funcionario ucraniano anunciara una investigación que ayudaría políticamente al presidente antes de que se entregara la ayuda en seguridad de Estados Unidos para Ucrania.

Actualmente, Morris es miembro del Instituto Hudson, un grupo conservador de expertos.

En un correo electrónico enviado a CNN, Morrison defendió los preparativos del gobierno Trump para una pandemia y criticó fuertemente el manejo de China del brote de coronavirus.

Morrison escribió que la administración de Trump fue «muy activa en la redacción de la estrategia» para prepararse para las pandemias y «ya estaba muy comprometido con la epidemia del ébola en la República Democrática del Congo (que finalmente fue derrotada)».

Morrison también culpó al Partido Comunista Chino de «trabajar duro para ocultar al pueblo chino y al mundo los orígenes del virus y la extensión de su propagación, lo que le costó al resto del mundo meses en tiempo de respuesta y comprometió la independencia de la OMS. Esperábamos que el PCC hubiera aprendido de sus errores en 2003 durante el brote de SARS. Incluso ahora, nadie cree en los números revelados por el PCC».