CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Una cuarentena sin “chelas”: México detiene producción de cerveza por coronavirus

Por Rey Rodríguez

(CNN Español) – “¿Cómo puedes vivir un encierro sin cerveza?, es un relajante natural”, es lo que opina Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) cuando se le preguntó sobre la decisión de la industria de detener la producción de cerveza en el país por la pandemia de coronavirus, un sector que –asegura– emplea a 500.000 trabajadores.

Este viernes, Heineken México –que produce marcas de cerveza como Sol, Indio, Tecate, entre otras– anunció que las siete plantas que operan en el país detendrán su producción y distribución de cerveza a partir del domingo 5 de abril, debido a la emergencia sanitaria que incluye medidas como la suspensión de actividades no prioritarias durante un mes. Solo podrán operar los sectores como salud, seguridad y el financiero, así como los mercados que venden alimentos a la población.

“Nuestras operaciones de producción y distribución concluirán el próximo 5 de abril, en total alineamiento con las recomendaciones señaladas por nuestras autoridades», señaló el comunicado de Heineken México.

La cervecera Grupo Modelo también decidió detener la producción de esta bebida alcohólica al no ser un insumo de primera necesidad: “Estamos en proceso de bajar la producción al mínimo”, dijo la compañía fundada en 1925 y que maneja marcas como la popular Corona, una de las cervezas más vendidas en el mundo.

Paralizan producción de cerveza Corona en México 2:07

En un comunicado agregó que está lista para que la mayoría de su personal trabaje en casa y al mismo tiempo garantizar el abasto de la cerveza “en caso de que el gobierno considere emitir alguna aclaración confirmando a la cerveza como un producto agroindustrial”.

publicidad

Algunos pequeños comerciantes han puesto el grito en el cielo al conocer la decisión de las cerveceras: “A este paso nos vamos a morir de hambre si no vendemos cheves”, dijo el dueño de una tienda de abarrotes en el sur de la capital mexicana, quien aseguró que la venta de cerveza representa casi el 50% de los ingresos de su negocio.

Según la Cámara de la Cerveza, los mexicanos consumen más de seis litros de esa bebida al mes, aunque en la temporada de fin de año esa cifra sobrepasa los siete litros. A nivel mundial, el país ocupa el sexto lugar en consumo y el segundo en Latinoamérica.

Una investigación de ese organismo consultor de la industria señala que cerca del 70% de los hogares mexicanos compran cerveza. La preferida entre los consumidores es la cerveza clara, mientras que la oscura solo la toma el 9%

Monterrey, la capital de Nuevo León, registra el mayor consumo, unos 72 litros de cerveza por persona al año, superando a otras ciudades como Cancún, Guadalajara y la Ciudad de México. De ahí que fuera en esa zona del norte del país donde se registraran compras de pánico tras el anuncio de las cerveceras.

En otros lugares, como en el estado de Tabasco, las autoridades decidieron limitar o suspender la venta del producto para evitar un posible aumento de los contagios.

“Hacemos un llamado a la autoridad para que ajusten las medidas sanitarias y se incorpore a la cerveza como un producto necesario de la canasta básica alimentaria”, dijo el líder de la ANPEC, quien pronostica un desabasto del producto en un mes cuando se agote el que está en inventario. “Si hay desabasto, entonces el consumidor se moverá por toda lados para encontrar el producto y eso no es bueno cuando lo que se quiere es que la gente se desplace lo menos posible”, señaló.

También negó que el consumo de cerveza aumente la violencia doméstica en referencia a las recomendaciones, que señaló, han hecho algunos usuarios de redes sociales de no tomar alcohol durante la cuarentena.