CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Se recuperó del coronavirus y ahora su donación de plasma podría salvar la vida de otros

Por Hollie Silverman

(CNN) — Un hombre de California que fue diagnosticado con coronavirus y se recuperó donó su plasma para ayudar a otros a combatir el virus potencialmente mortal.

El 6 de marzo, Jason García notó que tenía una tos leve y algo de congestión.

LEE: La FDA acelera el uso de un tratamiento de plasma sanguíneo contra coronavirus

El ingeniero aeroespacial de 36 años de Escondido, California, no le dio mucha importancia. Pero más tarde, durante un viaje de trabajo, notó que un dolor de cabeza había comenzado a acompañar su tos. Durante un día también presentó fiebre y dolores en el cuerpo que rápidamente iban y venían. Luego comenzó a experimentar dificultad para respirar.

Jason García donó su plasma para ayudar a otros después de recuperarse del coronavirus.

García llamó a su médico y, de acuerdo con sus síntomas, le dijeron que fuera al hospital y se hiciera una prueba de coronavirus.

La prueba da positivo

Fue enviado a su casa y recibió una llamada el 14 de marzo informándole que había dado positivo.

“Dijeron que permaneciera aislado”, dijo García. “Eso fue lo que hice.”

Pasó casi 10 días dentro de su casa, confinado en su oficina o en su habitación de invitados, alejándose de su esposa, un miembro de la Marina en servicio activo, y su hija de 11 meses.

Comenzó a sentirse mejor y el 18 de marzo, dijo, se consideró “libre de síntomas”.

Recibió una carta del condado de San Diego diciendo que ya era seguro que saliera del aislamiento y se reincorporara al mundo el 23 de marzo.

García dijo que aunque el protocolo para salir del aislamiento era de 72 horas sin síntomas, quería tener mucho cuidado “Decidí hacer cinco días solo para estar seguro”, dijo.

Así era el sitio de aislamiento de Jason García en su casa.

Victoria sobre el virus

Para celebrar su recuperación, informó por medio de las redes sociales a sus amigos que había sido contagiado con coronavirus y que estaba mejor.

García dijo que escribió: “Declaro la victoria sobre este virus mortal. Le gané a covid-19”.

Casi al mismo tiempo, funcionarios de salud del Hospital St. Joseph en el Condado de Orange, California, también recurrieron a las redes sociales para decir que estaban buscando a alguien a quien se le hubiera diagnosticado coronavirus y se hubiera recuperado para ayudar con un tratamiento experimental para salvar potencialmente la vida de otro paciente con coronavirus.

Un amigo que vio las dos publicaciones en las redes sociales contactó y el hospital llamó a García solo unos días después de que terminó su cuarentena, dijo.

Una donación que potencialmente salvará vidas

Jason García y su familia.

Le pidieron una donación de plasma para un paciente con coronavirus que estaba en estado grave y no respondía a otros tratamientos, dijo García.

El dijo que sí. “Esto puede convertirse en una oportunidad para salvar la vida de alguien que no puede luchar contra esta enfermedad”, dijo García.

La donación de plasma permitirá que el paciente con coronavirus reciba anticuerpos de García, un paciente recuperado, para ayudar a combatir la enfermedad, dijo Wendy Escobedo, directora de enfermería de servicios renales en el Hospital St. Joseph en un video proporcionado por el hospital.

El 1 de abril, García donó su plasma para transferencia experimental a tres pacientes.

Para el domingo, dijo, los médicos le dijeron que todo su plasma había sido donado. El paciente que estaba en la peor condición ha mejorado desde entonces, dijo García, según los médicos.

Al paciente le quitaron algunos medicamentos, se encuentra más saludable en términos de oxigenación y mejora progresivamente día a día, dijo un portavoz del hospital a CNN en un correo electrónico el domingo por la noche.

“Cuando me diagnosticaron, sensación de temor y miedo, el hecho de que fuera positivo”, explicó García. “Esta cosa terminó posiblemente salvando la vida de alguien”.

Aunque García no sabe cómo se infectó con el virus, se alegra de poder contribuir a un tratamiento hasta que la vacuna esté lista.

“Si esto funciona, habrá una gran oportunidad para que las personas ahorren mucha angustia a los demás y puedan luchar por sus vidas”.

Paul Vercammen de CNN contribuyó a este informe.