CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

China

Visitantes acuden en masa a sitios turísticos chinos a medida que el país sale del confinamiento, pero los expertos dicen que el riesgo sigue siendo alto

Por Ben Westcott, David Culver

Hong Kong (CNN) — Un gran número de personas acudió en masa a populares sitios turísticos de las principales ciudades de China durante el fin de semana festivo del país, a pesar de las advertencias de las autoridades sanitarias de que el riesgo que representa la pandemia de coronavirus sigue lejos de haber terminado.

Las imágenes del parque de montaña Huangshan, en la provincia de Anhui, el sábado 4 de abril, mostraron a miles de personas amontonadas, muchas con mascarillas, ansiosas por experimentar el aire libre después de meses de restricciones de viaje y estrictas medidas de confinamiento.

MIRA: Acciones de AMLO para la reactivación económica ante el coronavirus decepcionan a empresarios

Tal fue la prisa por ingresar al popular lugar turístico, que a las 7:48 de la mañana, las autoridades dieron el paso inusual de emitir un aviso declarando que el parque había alcanzado su capacidad diaria de 20.000 personas, y que no aceptaría más visitantes, según el medio estatal Global Times.

Mientras tanto, en Shanghái, el famoso paseo marítimo del Bund volvió a estar lleno de compradores y turistas, después de semanas de estar casi desierto. Muchos de los restaurantes de la ciudad que cerraron hace solo unos días también parecían estar teniendo un buen día, y varios requieren reservaciones para ingresar.

Una historia similar se desarrolló en la capital, Beijing, con los lugareños acudiendo en masa a los parques y espacios abiertos de la ciudad.

publicidad

El abrupto retorno a la normalidad aparente se produce más de tres meses después de que el virus se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan. El brote, que desde entonces se ha extendido por todo el mundo infectando a más de un millón de personas, hizo que gran parte de China se detuviera en un esfuerzo por contener las transmisiones.

MIRA: Una fábrica de cerveza en Brasil se une a la lucha contra el coronavirus y produce gel antibacterial

En su apogeo, miles de casos nuevos se registraron en China todos los días. Sin embargo, en las últimas semanas, la tasa de infección se ha reducido significativamente. El lunes, China reportó solo 39 casos nuevos, todos menos uno importado. Hasta la fecha, China ha registrado 82.641 casos y 3.335 muertes.

Pero mientras, el Gobierno está relajando lentamente las restricciones, los expertos en salud chinos han instado al público a que continúe practicando la precaución.

Zeng Guang, epidemiólogo jefe del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo el jueves al Health Times que China no había visto el final de la pandemia.

«China no está cerca del final, pero ha entrado en una nueva etapa. Con la epidemia mundial, China no ha llegado al final», dijo.

Así llegó el coronavirus al continente americano 1:28

¿Demasiado rápido?

Según se informa, la cantidad de nuevas infecciones en China está disminuyendo, el Gobierno ha comenzado tentativamente a reiniciar las industrias manufactureras y de servicios del país.

El colapso de la actividad ha afectado a todos los sectores de la economía del país, generando preocupaciones por daños a largo plazo.

En las últimas semanas, sin embargo, ha habido indicios de que el Gobierno ha sido cauteloso de abrirse demasiado rápido y provocar una segunda ola de infecciones en el país.

Los planes para reabrir los cines se cancelaron a fines de marzo, menos de dos semanas después de que se les ordenara reiniciar, según los medios estatales. Y numerosas atracciones turísticas en Shanghái estuvieron abiertas solo 10 días antes de que se cerraran nuevamente, el 31 de marzo.

Después de que aparecieron imágenes de las multitudes en Huangshan en las redes sociales, el Diario del Pueblo, el periódico oficial del gobernante Partido Comunista, emitió una severa reprimenda en las redes sociales advirtiendo a los turistas: «¡No se reúnan!»

En un comentario publicado en el sitio web del periódico, un escritor de opinión dijo que aunque era comprensible que la gente quisiera salir después de estar encerrada en cuarentena, ahora no era el momento de dejar de estar «vigilante».

«Si hay portadores asintomáticos presentes durante las reuniones a gran escala, las consecuencias serían graves», dijo el artículo.

Según el periódico, Huangshan anunció que dejará de recibir turistas.