CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Trabajo. Niños. Una pandemia. Seis consejos de expertos para lograr manejarlo todo

Por Kathryn Vasel

(CNN Business) – Muchos empleados han asumido nuevos roles recientemente: ser trabajadores a distancia, cuidadores y maestros.

Como la mayor parte del país está bajo órdenes de confinamiento, los trabajadores tratan de hacer malabares con todas sus nuevas labores… al mismo tiempo.

Ahora, las expectativas deberán establecerse un poco por debajo de lo normal en estas circunstancias extraordinarias.

Aquí te damos algunas ideas para gestionar todas las demandas:

Identifica las tareas esenciales y tus prioridades

No podrás hacer tanto como era usual en la oficina, por lo que debes priorizar qué tareas necesitas completar al final del día y luego descubrir la mejor manera de abordarlas.

publicidad

Si sabes que una labor “esencial u obligatoria” requiere tiempo de silencio, busca maneras de crear ese momento.

Por ejemplo, Laura Vanderkam, autora de Off the Clock: Feel Less Busy While Getting More Done graba sus podcasts en la mañana antes de que sus hijos se despierten.

“Es el único momento en que hay silencio”, dijo. “No hago cosas como limpiar mi bandeja de entrada del correo electrónico en ese momento porque sería desperdiciar el tiempo. Puedo eliminar los correos cuando mis hijos me piden que los ayude a solucionar algo de sus clases por Zoom para la escuela, pero no puedo grabar durante ese tiempo”.

Videos de cuarentena: ¿más virales que el covid-19? 1:40

Ellen Faye, instructora de productividad y liderazgo, recomendó crear cuatro categorías para ayudar a administrar tus prioridades: crítico (debe hacerse hoy), importante (debe terminarse en los próximos días), pronto (no es crítico, pero debe realizarse pronto), y después (las tareas menos importantes).

Para determinar en qué clasificación debe ubicarse una tarea, ella sugirió hacerse preguntas como: ¿Me voy a decepcionar a mí mismo u a otra persona si no logro hacer esto? ¿Perderé una fecha límite o me costará dinero?

También se recomienda tomar nota de las horas cuando eres más productivo (para muchas personas en es en la mañana) y tratar de abordar las tareas más importantes o que requieren más atención durante ese tiempo.

Ser “multitareas” de manera estratégica

La actividad de multitareas (“multitasking” en inglés) suele tener mala fama, pero puede ser útil si lo haces estratégicamente.

Resulta improductivo tratar de hacer dos labores complejas al mismo tiempo, como escribir un informe para el trabajo y ayudar a tu hijo con la tarea de ciencias. Pero es posible que tenga más éxito trabajando en dos cosas si una de las actividades requiere menos atención.

Por ejemplo, escuchar una videollamada mientras doblas la ropa o descargas el lavavajillas.

“No puedes estar pensando en dos cosas a la vez”, insistió Faye. “No se pueden resolver dos problemas a la vez”.

Agrupa tareas similares

Si sabes que tienes que hacer un montón de llamadas telefónicas o completar informes de gastos, no los distribuya a lo largo de todo el día, indicó Kathryn McKinnon, experta en gestión del tiempo.

Destina un momento en el que los termines todos de una vez.

“Tu mente trabaja de manera más eficiente cuando haces varias tareas del mismo tipo una después de otra en lugar de cambiar”, explicó McKinnon.

Dedícate de lleno a los niños

Es difícil concentrarse cuando un niño te está rogando que juegues con él o le leas un libro. Es hora de rendirse y pasar un tiempo completo con ellos.

“Ellos molestarán toda la mañana para jugar Candy Land. Si muerdes la bala y juegas, puedes comprarte un poco de paz por un tiempo”, dijo Vanderkam. “A menudo, no se necesita tanta atención para hacerlos felices por un tiempo”, agregó.

¿Cómo estudiar efectivamente desde casa? 5:11

Salir a la calle (de forma segura, por supuesto) y dejar que liberen un poco de energía también puede ser una bendición para tu productividad.

“Lograr algo de tiempo activo temprano puede cansarlos y tal vez estarán más contentos de hacer cosas tranquilas después y tú podrás trabajar un poco”, dijo Vanderkam.

Comienza a delegar

Ahora es el momento de comenzar a mirar tu lista de tareas pendientes y ver quién más podría ayudar a tachar algunos elementos.

“Usa tus habilidades ejecutivas para delegar las tareas familiares a otros miembros en lugar de pensar que todas debes hacerlas tú, apuntó McKinnon.

Toma un descanso

Aquí está el punto: las demandas en su tiempo han aumentado drásticamente, pero aún solo hay 24 horas en un día.

Algunas cosas no se van a hacer, y eso está bien.

Mientras algunas tareas se escaparán, tómate el tiempo para cuidarse, ya sea que eso signifique atender una llamada con un amigo, ver tu programa favorito o pasar un momento tranquilo a solas.

“No tendrás éxito en hacer nada si no te enfocas un poco en ti mismo”, advirtió McKinnon. «Intentar al menos dormir un poco y comer bien, y tener una sensación de bienestar físico, espiritual y mental es realmente importante. Si no te cuidas, no serás bueno para nadie más”, añadió.