CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Cuatro grandes tiendas que podrían no sobrevivir a la crisis de coronavirus

Por Nathaniel Meyersohn, Chris Isidore

Nueva York (CNN Business) — Eran los gigantes del comercio minorista en Estados Unidos, lo suficientemente fuertes como para sobrevivir a guerras, la Gran Depresión, la Gran Recesión y el auge de las compras en línea. Pero Sears, JCPenney y otros podrían no ser capaces de sobrevivir a la crisis del coronavirus.

“Los minoristas que deambulaban sin rumbo antes de la pandemia tendrán muchas menos probabilidades de salir del paso de las que tenían previamente”, dijo Mark Cohen, director de estudios minoristas en la Columbia Business School.

Durante la pandemia, las tiendas han sido cerradas. Los minoristas han dado licencias a cientos de miles de empleados y están perdiendo la mayor parte de sus ventas. Y los compradores han reducido la mayoría de las compras que no sean comestibles y artículos de uso diario. Dependiendo de cuánto tiempo se detenga la demanda del consumidor, las compañías pueden verse obligadas a despedir trabajadores, cerrar tiendas permanentemente o reestructurarse.

“El comercio minorista basado en tiendas ya estaba batallando con las tendencias de consumo de internet antes del coronavirus, y ahora se enfrentará a los cambios acelerados de la demanda en internet”, dijo Randal Konik, analista de Jefferies, en una nota a los clientes la semana pasada.

Sears, JCPenney, Neiman Marcus y J. Crew eran algunas de las compañías más preocupadas antes del brote, según analistas. Muchas se vieron obligadas a cerrar tiendas ante la disminución de las ventas, incluso cuando el desempleo alcanzó un mínimo de 50 años.

Ahora, con un número récord de estadounidenses que solicitan asistencia económica por desempleo, es probable que la tasa se eleve durante meses o incluso años, lo que reducirá aún más el apetito y la capacidad de compra de los estadounidenses. Sears se declaró en bancarrota en 2018 y su futuro ha estado en duda desde entonces.

JCPenney, Neiman Marcus y J. Crew están agobiadas por cargas de deuda aplastantes. También están en riesgo por la disminución de la cuota de mercado, demasiadas tiendas, ventas en línea limitadas y un enfoque en la venta de artículos discrecionales, dicen los analistas.

JCPenney tenía una deuda de US$ 3.700 millones a finales de 2019. Aunque JCPenney tiene suficiente liquidez para sobrevivir durante los próximos meses, puede enfrentar desafíos para refinanciar su deuda en el futuro, dijo David Silverman, director senior de Fitch Ratings.

“Hay una buena posibilidad de que puedan sobrevivir, pero no será un tiro fácil”, dijo Craig Johnson, presidente de Customer Growth Partners. “Esto va a ser un tiro de tres puntos desde la esquina con el tiempo agotado”. JCPenney necesitará reducir drásticamente sus 850 tiendas, dijo Johnson.

JCPenney no respondió a las solicitudes de comentarios.

Neiman Marcus está considerando declararse en quiebra para aliviar su carga de deuda de US$ 4.300 millones, informó Bloomberg el mes pasado. Neiman Marcus está “completamente indefenso a la luz del hecho de que el sector del lujo puede no emerger tan rápido cuando la crisis pandémica haya terminado”, dijo Cohen de Columbia Business School.

Neiman Marcus declinó hacer comentarios.

J Crew tiene una deuda de US$ 1.600 millones. Antes del brote, la firma planeaba escindir Madewell, su marca de mezclilla de rápido crecimiento, para ayudar a pagar una parte de su deuda. Pero esos planes ahora están en peligro.

“La incapacidad potencial para que ellos hagan una OPI de Madewell podría llevarlos a una reestructuración más grave”, dijo Silverman de Fitch Ratings.

J. Crew no respondió a las solicitudes de comentarios.

Fitch también ha rebajado las calificaciones crediticias de GNC, Party City y Tailored Brands, el propietario de Men’s Warehouse y Joseph A. Bank, en las últimas semanas.

¿El fin de Sears?

La semana pasada, Sears anunció que cerraría todas sus tiendas restantes de la marca Sears al menos hasta el 30 de abril debido al brote de coronavirus. Sí mantiene abiertas las tiendas Kmart donde está permitido. Muchas de esas tiendas venden comestibles y tienen farmacias. También dio licencias a la mayoría de los empleados en su sede corporativa.

¿Qué llevó a Sears a la bancarrota? 8:32

Pero la compañía ha estado cerrando tiendas, de forma continua y permanente, durante años. Pérdidas de US$ 12.000 millones desde su último año rentable en 2010 hicieron inevitable la bancarrota.

Los cierres de tiendas continuaron después de que Sears salió de la bancarrota, lo que sugiere que las pérdidas en la compañía ahora privada habían continuado. A finales de febrero había bajado a 182 tiendas.

Un portavoz de la compañía declinó hacer comentarios para esta historia.

Una segunda y última declaración de bancarrota no sería exclusiva de Sears. El cementerio minorista está lleno de compañías que surgieron de la bancarrota con planes de continuar operando, pero pronto cerraron. Entre ellas están Payless Shoes, Gymboree, American Apparel y RadioShack.