CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Un estudio revela que los fumadores adolescentes tienen menos probabilidades de dejar el hábito cuando sean adultos

Por Katie Hunt

(CNN) — Las personas que comienzan a fumar jóvenes tienen más probabilidades de fumar diariamente como adultos y les resulta mucho, mucho más difícil dejar este hábito.

Los hallazgos del estudio, publicado el miércoles, indicaron que se debe desalentar fuertemente el consumo de cigarrillos, incluso experimentalmente, entre niños de cualquier edad.

«Fumar cigarrillos es un riesgo de salud evitable, y sus semillas están en la infancia», aseguró en un comunicado de prensa David Jacobs, Jr., autor principal del estudio y Profesor Mayo de Salud Pública en la División de Epidemiología y Salud Comunitaria de la Universidad de Minnesota en Minneapolis.

El estudio, publicado en el Journal of the American Heart Association, se basó en información de más de 6.600 personas, el 57% de las cuales eran mujeres, de Estados Unidos, Australia y Finlandia.

Observó las experiencias de fumar entre las edades de 6 a 19 y durante sus 20 y 40 años. El estudio dijo que la prevalencia del tabaquismo durante la adolescencia y la edad adulta fue similar entre los participantes estadounidenses, finlandeses y australianos.

La nueva investigación tiene el seguimiento más largo de cualquier estudio centrado en fumar a una edad temprana, según los autores.

Entre 250 millones y 270 millones de personas en países desarrollados de todo el mundo fuman a diario y se cree que fumar representa seis millones de muertes por año entre adultos mayores de 30 años, según el estudio. En EE.UU., el 87% de los fumadores diarios comenzaron antes de los 18 años y el 95% comenzó antes de los 21 años.

Entre más jóvenes empezaran a fumar las personas, tenían más probabilidades de fumar diariamente a los 20 años y menos probabilidades de dejar de fumar antes de sus 40 años, según la investigación.

  • Para aquellos que intentaron fumar por primera vez entre los 18 y los 19 años, solo el 8% seguía fumando diariamente a los 20 años.
  • Para aquellos que intentaron fumar por primera vez entre los 15 y los 17 años, el 33% seguía fumando diariamente a los 20 años.
  • Para aquellos que probaron fumar por primera vez entre los 13 y 14 años, el 48% seguía fumando diariamente en sus 20 años.
  • Para aquellos que intentaron fumar por primera vez entre los 6 y 12 años, el 50% seguía fumando diariamente en sus 20 años.

El estudio encontró que incluso los niños que solo experimentaron con fumar algunos cigarrillos tenían más probabilidades de terminar fumando diariamente como adultos.

La investigación señaló que no estaba claro por qué los fumadores con un historial de tabaquismo temprano e intenso tienden a fumar más como adultos y tienen más problemas para dejar de fumar, pero sugirieron que fue la exposición temprana a la nicotina.

«Se ha sugerido que la adicción a la nicotina es más fuerte cuando el inicio del hábito de fumar ocurre más temprano en la infancia», destacó el estudio, aunque no se ha identificado un punto de corte de edad, agregó.

«Este es un estudio muy importante, tanto porque tiene datos de varios países como porque ha podido seguir a las personas hasta la mediana edad, una observación crítica», afirmó Rose Marie Robertson, subdirectora científica y médica de la Asociación Estadounidense del Corazón, que no participó en el estudio.

Nueva York batalla contra los cigarrillos electrónicos 0:24

«Hace hincapié en la importancia de mantener los productos de tabaco fuera del alcance de los niños antes de los 21 años para prevenir la adicción a largo plazo».

Dijo además que los hallazgos pueden aplicarse al vapeo, que se ha descrito como una epidemia entre los estudiantes de secundaria en Estados Unidos.

De acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU., el 27,5% de los estudiantes de secundaria de EE.UU. eran usuarios actuales de cigarrillos electrónicos en 2019, en comparación con el 20,8% en 2018 y el 11,7% en 2017.

«No se habían introducido productos de vapeo en el momento en que estos participantes del estudio eran adolescentes, pero es posible que los hallazgos también se relacionen con el vapeo, ya que tanto la adicción a la nicotina como los efectos adversos de la nicotina en el cerebro en desarrollo en la juventud también son relevantes para estos dispositivos de administración de nicotina «, señaló Robertson.