CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Gran Bretaña

Guillermo y Catalina hablan por videollamada con niños de escuela para animarlos

Por Sara Spary

(CNN) — Los duques de Cambridge transmitieron un poco de alegría pascual a los alumnos y maestros en una escuela primaria en el Reino Unido cuando hicieron una videollamada durante la orden de cuarentena que tiene en aislamiento el país.

Guillermo y Catalina hablaron con maestros y alumnos de la Academia Primaria Casterton, de Lancashire, en el noroeste de Inglaterra, que permanece abierta para hijos de trabajadores clave, incluido el personal del Servicio Nacional de Salud.

La pareja, que compartió el video en la cuenta de Twitter del Palacio de Kensington el miércoles, habló con niños que les mostraron pinturas que habían hecho de sus padres y artesanías de Pascua que habían creado. También hablaron con maestros y personal escolar.

La pareja real, que está entre las más reconocidas del mundo, se presentó a los niños como Catalina y Guillermo.

Al ver que los niños llevaban orejas de conejo, ambos bromearon diciendo que deberían haberse puesto las suyas.

El príncipe Guillermo confundió una bolsa de huevos de Pascua, hecha a mano por uno de los niños, con una bolsa de mano, para su decepción.

En un intento por frenar la propagación del nuevo coronavirus, las escuelas de Reino Unido cerraron el 20 de marzo a todos los alumnos, excepto a hijos de trabajadores clave, incluidos médicos, enfermeras y personal de supermercados.

El Reino Unido ha estado en confinamiento obligatorio desde el 24 de marzo, cuando el primer ministro Boris Johnson, quien actualmente está siendo tratado por covid-19 en cuidados intensivos, emitió una orden de quedarse en casa, advirtiendo a las personas que solo podían salir de sus hogares para hacer compras, ejercicio o para el trabajo si es necesario.

Reino Unido ha sido uno de los países más afectados, con 7.097 muertes registradas y 60.733 casos, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.