CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Coronavirus

Trump anunciará un segundo grupo de trabajo centrado en la recuperación económica

Por Kaitlan Collins, Kevin Liptak, Jim Acosta, Vivian Salama

(CNN) — El presidente Donald Trump se está preparando para anunciar un segundo grupo de trabajo sobre coronavirus centrado únicamente en reabrir la economía de la nación, según informaron múltiples fuentes a CNN.

Funcionarios de alto rango como el secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, se han centrado únicamente en el tema de reiniciar una economía estadounidense herida durante semanas, junto con una camarilla de asesores.

MIRA: ¿Por qué los negros y latinos en Estados Unidos son más vulnerables al impacto del coronavirus?

Pero en los últimos días, los asesores internos y externos han pedido a Trump que cree formalmente un grupo de trabajo separado para racionalizar el proceso para que pueda centrarse principalmente en la reapertura de la economía.

Este grupo de trabajo probablemente incluiría personal superior del Departamento del Tesoro, el Consejo Económico Nacional, el Departamento de Trabajo y el Departamento de Comercio.

Pero no solo involucraría a funcionarios de la administración. Se ha contactado a figuras como Gary Cohn, el presidente ejecutivo de Blackstone, Steve Schwarzman, Art Laffer e incluso los principales equipos deportivos y atletas conocidos.

Otros aliados de Trump han propuesto nombrar un «zar» de recuperación del sector privado para supervisar los esfuerzos por revivir la economía de consumo y abordar el desempleo después de que el coronavirus forzara el cierre de negocios en todos los sectores.

publicidad

Los conservadores influyentes han presentado a Laffer como líder del grupo de trabajo, y ha presentado algunas ideas a los principales asesores de la Casa Blanca sobre un plan para revivir la economía. Sus planes han incluido una propuesta para gravar a las organizaciones sin fines de lucro, reducir el pago de algunos funcionarios públicos y ofrecer una exención del impuesto sobre la nómina.

Trump le otorgó a Laffer una medalla presidencial de libertad el año pasado, pero la Casa Blanca aún no le ha ofrecido un puesto en un nuevo panel, según un alto funcionario de la administración.

MIRA: La pandemia de coronavirus afecta el trabajo de cerca de la mitad de los hispanos en EE.UU.

Durante la semana pasada, el equipo económico de Trump ha tenido varias reuniones con él donde le informaron que incluso si la economía no se abre de una vez el 1 de mayo, una fecha que los asesores han señalado como una posible fecha de reapertura, la administración debería al menos anunciar un cronograma estimado con linamientos sobre cómo hacer que la economía vuelva a la normalidad.

Le han dicho al presidente que debe emitir pautas económicas además de las de buenas prácticas de salud. Algunos miembros del equipo del presidente han comenzado a sopesar las pautas sobre cuándo los estados pueden volver a la normalidad, incluido un período sostenido de 14 días con una reducción en los casos, y que los hospitales que regresen a las condiciones previas a la crisis.

Trump ha expresado su interés en una reapertura de «big bang», donde todo el país vuelve a estar en línea de inmediato. Pero los expertos en salud han advertido que ciertas áreas estarán más avanzadas que otras para fin de mes.

Algunos asesores esperan que el debate sobre cómo y cuándo reabrir la economía conduzca a enfrentamientos entre los equipos económicos y de salud de Trump. La formación de un segundo grupo de trabajo, separado del cuerpo centrado en la salud dirigido por el vicepresidente Mike Pence, podría agravar la impresión de que hay facciones opuestas.

La cantidad de poder que Trump tiene para «reabrir» la economía sigue siendo limitada. El gobierno federal solo emitió recomendaciones sobre distanciamiento social y cierre de empresas, y dependerá de los gobernadores individuales revertir las órdenes obligatorias.

Y los estadounidenses deberán sentirse cómodos regresando al público. Una encuesta de CNN / SSRS publicada el miércoles mostró que el 60% de los estadounidenses dicen que se sentirían incómodos volviendo a sus rutinas habituales si se levantaran las pautas de distanciamiento social después del 30 de abril, la fecha de vencimiento actual de las recomendaciones de Trump.