CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Cómo una vacuna contra la tuberculosis de un siglo de antigüedad podría ayudar a combatir el nuevo coronavirus

Por Gina Yu

(CNN) — Mientras los investigadores se esfuerzan por encontrar nuevos medicamentos y vacunas para covid-19, una vacuna que tiene más de un siglo de antigüedad ha despertado el interés de algunos investigadores.

La vacuna Bacillus Calmette-Guerin (BCG), que se desarrolló por primera vez para combatir la tuberculosis, se está estudiando en ensayos clínicos en todo el mundo como una forma de combatir el nuevo coronavirus.

La tuberculosis y la infección por covid-19 son dos enfermedades muy diferentes: para empezar, la primera es causada por un tipo de bacteria, mientras que covid-19 es causada por un virus. Pero la vacuna BCG podría ayudar a las personas a desarrollar respuestas inmunes a otras cosas además de la tuberculosis, causando «efectos fuera del objetivo», según la Dra. Denise Faustman, directora de inmunobiología en el Hospital General de Massachusetts y profesora asociada de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard.

Vacuna contra el coronavirus, ¿funcionará? 1:11

«En otras palabras, en formato de ensayo clínico, las personas comenzaron a obtener un beneficio positivo de recibir la vacuna que no tenía nada que ver con la tuberculosis», dijo.

Faustman ha estudiado cómo la vacuna BCG afecta a las personas con diabetes tipo 1 durante muchos años. Ella está interesada en cómo sus efectos fuera del objetivo cambian el sistema inmune de manera beneficiosa para las personas con enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo 1.

Aunque el mecanismo exacto para estos efectos fuera del objetivo de la vacuna BCG no está claro, se cree que la vacuna puede causar un impulso no específico de la respuesta inmune.

publicidad

Actualmente no hay vacunas ni tratamientos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos para el nuevo coronavirus. Aunque tiene la esperanza de que la vacuna BCG demostrará ser efectiva contra covid-19, como con cualquiera de los tratamientos y vacunas en desarrollo, el Dr. William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, admite que el concepto es poco convencional.

«Creo que la vacuna BCG es algo equivalente a un pase Hail Mary», dijo Schaffner. «Es un concepto tan original que a uno le gustaría ser optimista, pero tendremos que esperar y ver».

Varios países de todo el mundo están comenzando ensayos clínicos en humanos para evaluar la eficacia de la vacuna BCG, como Australia y los Países Bajos.

Faustman y sus colegas se están preparando para los ensayos en Boston, donde actualmente se encuentran bajo un proceso de revisión de varios pasos. Una vez aprobados, ella y los miembros de su equipo esperan inscribir a unos 4.000 trabajadores de la salud en el ensayo.

Prueban primera vacuna experimental anticoronavirus 0:28

La vacuna ha estado disponible por más de 100 años y ha demostrado ser relativamente segura, dijo Faustman.

«BCG es presentada por la Organización Mundial de la Salud como la vacuna más segura jamás desarrollada en el mundo», dijo. «Más de 3.000 millones de personas loa han recibido».

Si bien varios países, incluido Estados Unidos, no administran regularmente la vacuna BCG, todavía se usa ampliamente en los países en desarrollo.

Los investigadores han intentado analizar si estos países con la administración regular de la vacuna BCG tienen tasas más bajas de mortalidad relacionada con covid-19. Un estudio realizado por investigadores en Nueva York encontró una asociación entre las políticas universales de vacunación con BCG en los países y la reducción de la morbilidad y letalidad de Covid-19. El estudio no ha sido revisado por pares ni publicado en una revista médica.

Pero, ¿por qué China ha tenido una alta morbilidad y letalidad por covid-19 a pesar de una política universal de BCG desde la década de 1950? El estudio dijo que China tenía una política debilitada durante la Revolución Cultural en las décadas de 1960 y 1970, que podría haber creado «un grupo de posibles anfitriones que se verían afectados y propagarían covid-19».

Además, China no ha tenido un aumento tan pronunciado en su curva en comparación con otros países sin políticas universales, como Italia, España y Estados Unidos, dijo Faustman. También agregó que diferentes cepas de la vacuna BCG podrían tener diferentes tasas de eficacia.

Una de las principales limitaciones del estudio es que compara datos de diferentes países, que tienen diferentes cronogramas para covid-19 y diferente capacidad para realizar pruebas.

«Fue una comparación de 30.000 pies de la ocurrencia de infecciones por covid-19 en países que usaban intensamente la vacuna BCG y aquellos que no», dijo Vanderbilt’s Schaffner. «No deberíamos sacar ninguna conclusión de eso porque … los países son muy diferentes. Y, por lo tanto, puede haber muchas otras razones que determinan la frecuencia con la que covid ha ocurrido en esos países.

«El estudio brinda mayor estímulo para investigaciones más específicas, como los ensayos clínicos que se llevarán a cabo».