CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vivienda

Baja número de viviendas puestas a la venta debido al coronavirus, según datos de Zillow

Por Clare Duffy

(CNN Business) — La primavera suele ser la mejor temporada para comprar una casa. Pero este año, los vendedores están reacios a poner sus casas en el mercado.

Los nuevos listados de viviendas han caído significativamente, según los nuevos datos publicados por Zillow el jueves.

La cantidad de casas recientemente listadas durante la primera semana de abril bajó un 27% en comparación con la misma época del año anterior, según el análisis de Zillow. La caída es especialmente pronunciada en las ciudades que han sido duramente afectadas por el coronavirus: los nuevos listados a partir del 5 de abril disminuyeron casi un 57% año tras año en la ciudad de Nueva York, el epicentro del brote en Estados Unidos.

«Está claro que muchos posibles vendedores de casas están adoptando un enfoque de esperar y ver a medida que la incertidumbre continúa gobernando», dijo Skylar Olsen, economista principal de Zillow, en un comunicado.

¿Qué puede esperarse de la pandemia de covid-19? 1:16

La compañía de bienes raíces digitales analizó listados de viviendas unifamiliares, de condominios y cooperativas para crear el informe. El sitio de Zillow recopila en su plataforma las listas de venta por agente de una variedad de fuentes, así como las listas de venta por propietario y nuevas construcciones.

En febrero, antes de que el brote de coronavirus se hubiera apoderado realmente de Estados Unidos, los valores de las viviendas aumentaron casi un 4% anual, y la tasa de crecimiento aumentó desde el mes anterior por primera vez en casi dos años, encontró Zillow.

Otros indicadores económicos también fueron fuertes: en ese momento, la tasa de desempleo de Estados Unidos todavía estaba en su mínimo histórico de 3,5%. Todo eso significaba que el mercado inmobiliario parecía preparado para una temporada alta y ocupada.

Pero el 28 de febrero, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) registraron el primer caso de coronavirus de Estados Unidos de origen desconocido, y el brote del país proliferó rápidamente desde allí. A medida que las empresas cerraron, las ciudades y los estados emitieron órdenes de confinamiento y un número récord de personas que presentaron solicitudes de desempleo, el mercado inmobiliario también se vio afectado.

En 2018 y 2019, el número de listados nuevos que ingresaron al mercado creció un 50% del 1 de marzo al 5 de abril. Este año, el número de listados nuevos durante ese período cayó un 19%.

Los efectos fueron más dramáticos en ciertas áreas. Detroit, Pittsburgh, Nueva York y Filadelfia experimentaron los mayores descensos año tras año en nuevas listas a partir del 5 de abril.

Las nuevas listas de viviendas fueron más altas en solo dos de las áreas metropolitanas que Zillow examinó: Austin, donde las listas crecieron casi un 14% respecto al año anterior, y Atlanta, donde los listados subieron un 10%.

«Nuestra comprensión de las condiciones económicas de Estados Unidos está cambiando semanalmente, si no a diario, y las cifras iniciales de desempleo son sorprendentes, por lo que es comprensible que algunos duden en poner su casa en el mercado», dijo Olsen.

¿Qué tan grande será el impacto económico por el coronavirus? 1:02

Los compradores también pueden dudar.

Zillow encontró que el inventario total de casas en venta creció 2,5% del 1 de marzo al 5 de abril, lo que según la compañía «indica que las casas han estado en el mercado por más tiempo mientras los compradores se han retirado». En Seattle, la primera ciudad de Estados Unidos en experimentar un brote importante de coronavirus, el inventario total aumentó casi un 38% durante el mes porque las casas no se vendieron.

El que menos personas busquen comprar nuevas viviendas podría ser un problema para Zillow, que ha hecho una gran apuesta en la compra y venta de viviendas en los últimos dos años.

Pero Olsen dijo que espera que la desaceleración disminuya a medida que lo hace la crisis del coronavirus.

«Es posible que la ocupada temporada de compras de viviendas de este año se lleve al invierno, ya que algunos optan por quedarse atrás, pero la actividad continúa para aquellos que necesitan comprar o vender para mudarse de trabajo u otro evento importante de la vida», dijo Olsen. «Lo que no es probable es que la mayoría de los compradores y vendedores potenciales de casas simplemente levanten la mano y se retiren del mercado por completo».