CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Un modelo influyente proyecta que las muertes por coronavirus se detendrán este verano en EE.UU., pero los expertos son escépticos

Por Arman Azad

(CNN) — Un modelo influyente citado por la Casa Blanca predice que las muertes por coronavirus se detendrán este verano, con cero muertes proyectadas en Estados Unidos después del 21 de junio.

Ni una sola persona morirá en el mes y medio siguiente, según el modelo, que hace predicciones hasta agosto.

Pero los expertos dicen que es poco probable, si no imposible.

Según el Dr. Christopher Murray, director del instituto que construyó el modelo, «la suposición subyacente es que se implementará algo, no creo que sea un distanciamiento social, que reducirá el riesgo a un resurgimiento esencialmente cero».

El modelo, dijo, espera que el distanciamiento social solo dure hasta finales de mayo, cuando se prevé que termine lo peor del brote estadounidense. «Estamos haciendo esta suposición bastante fuerte de que no hay riesgo de reintroducción después del final de la primera ola, sin embargo, eso podría suceder», dijo.

Un vals para los médicos que luchan contra el covid-19 1:23

Las medidas agresivas, como las pruebas y monitoreo masivos y el rastreo de contactos, podrían proteger contra la reintroducción del virus desde otro estado o país, según una pregunta frecuente del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud de la Universidad de Washington, que construyó el modelo.

Pero para los expertos externos, esa suposición subyacente parece ser una ilusión.

«Desafortunadamente, no hay forma de que esa cantidad de control pueda ocurrir en el verano», dijo Bill Hanage, profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública Chan Harvard T.H..

«Incluso en el mejor escenario, asumimos que habrá brotes, y tendremos que permanecer extremadamente vigilantes», dijo.

En declaraciones a CNN la semana pasada, el Dr. Ashish Jha, director del Instituto de Salud Global de Harvard, se hizo eco de esa opinión. Dijo que el modelo esencialmente asume que nadie va a morir este verano, «que la epidemia de alguna manera terminará al menos durante los próximos meses».

Pero eso no es realista, dijo. «Sabemos que eso no es cierto. Sabemos que la cantidad de casos continuará. El virus no va a desaparecer».

Jha dijo que le preocupaba que el modelo «esté subestimando lo que sucede después de las próximas semanas», pero dijo que «podemos mantener nuestros dedos cruzados».

Hanage, por su parte, dijo que aún serán necesarias medidas agresivas, incluso si no pueden detener el virus por completo.

«Una vez que pasemos el primer aumento», dijo, «tendremos que analizar cuidadosamente nuestras acciones y armar un conjunto sensato de cosas que podamos hacer para mantener nuestros sistemas de atención médica, prevenir otro aumento y permitir que la economía se ponga de nuevo en marcha».

Cada comunidad necesitará ese tipo de «escudo defensivo» para aislar casos y prevenir grandes brotes, dijo el Dr. David Nabarro, enviado especial de la Organización Mundial de la Salud para el covid-19, en una entrevista con NBC «Meet the Press» el domingo.

Aún así, Nabarro dijo que su agencia cree que el nuevo coronavirus «va a ser un virus que aceche a la raza humana por mucho tiempo», hasta que se desarrolle una vacuna.

(Scott Heins/Getty Images)

Declaraciones contradictorias sobre cómo funciona realmente el modelo

En entrevistas la semana pasada, representantes de IHME, el instituto detrás del modelo, ofrecieron relatos conflictivos sobre cómo funcionan exactamente las proyecciones y por qué el modelo predice que casi no habrá muertes este verano.

Cada modelo se basa en dos cosas: datos y suposiciones. El modelo IHME en particular se basa en la trayectoria de la pandemia en otros países, como Italia y China, y supone que Estados Unidos seguirá una tendencia similar.

Esencialmente, utiliza esas experiencias pasadas para predecir el futuro, refinando sus proyecciones a medida que ingresan datos adicionales de EE. UU. y el extranjero.

MIRA: Preocupa el impacto mental y emocional por el aislamiento social, y aún es incierto cuándo terminará

Según la página de inicio del modelo, IHME también se basa en otra suposición: «distanciamiento social total hasta mayo de 2020».

Pero el lenguaje anterior en el sitio web del instituto, que desde entonces ha sido eliminado, dijo que el análisis «supone un distanciamiento social continuo hasta el final del período modelado (4 de agosto de 2020)».

Esa es una diferencia importante: si a pocas personas se les permite salir durante el verano, eso ayuda a explicar por qué ocurrirían pocas muertes.

Un profesor del instituto, Ali Mokdad, confirmó a CNN el miércoles que el lenguaje anterior era correcto. «Asumimos que las medidas se mantendrán vigentes hasta el final de la pandemia (hasta agosto)», dijo en un correo electrónico.

Una portavoz del instituto, Amelia Apfel, dijo a CNN el martes que «no estamos prediciendo cómo cambiaría la curva si se levantara el distanciamiento social antes del 4 de agosto».

Pero en una llamada el jueves por la noche, Murray, el director del instituto, ofreció una explicación diferente, diciendo que el modelo supone que otras medidas, no el distanciamiento social, serán suficientes para evitar el resurgimiento del virus.

Cuando se le preguntó sobre la discrepancia, dijo que no podía hablar por los demás y que hablaría luego con CNN.

Más tarde esa noche, IHME envió a CNN un comunicado diciendo que el modelo asume que las medidas de distanciamiento social se promulgan «hasta que la epidemia, en su fase actual, llegue al punto en que las muertes sean menos de 0,3 por millón».

El instituto agregó: «Con base en nuestras últimas proyecciones, esperamos que las medidas de distanciamiento social estén vigentes hasta finales de mayo». Las versiones futuras del modelo, dijo IHME, tendrán que analizar otras estrategias después del distanciamiento social.

Los expertos en el extranjero también son escépticos

La semana pasada, el instituto dio a conocer las proyecciones de coronavirus para una variedad de países europeos, incluido el Reino Unido. Pero los expertos allí rápidamente rechazaron las predicciones, que desde entonces han cambiado drásticamente.

El modelo originalmente estimó que 66.000 personas morirían de coronavirus en el Reino Unido a principios de agosto. Pero para el domingo, IHME había reducido esas estimaciones a aproximadamente 37.500 muertes, sin predicciones de muertes después del 31 de mayo.

MIRA: Trump retuitea llamado a despedir a Fauci en medio de críticas por cómo maneja la crisis de coronavirus

«Personalmente, creo que el modelo es bastante inútil», dijo Keith Neal, profesor emérito de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Universidad de Nottingham.

Dijo que solo había mirado los datos británicos, pero agregó que «claramente, cualquier modelo que haya tenido que ser revisado rápidamente en cuatro o cinco días claramente no era apropiado para el Reino Unido».

En el supuesto del modelo de que los países podrán evitar cualquier resurgimiento del virus, Neal dijo que «no creo que podamos reducir la transmisión a cero, incluso si mantenemos nuestro distanciamiento social».

En su sitio web, IHME dice que «nuestras predicciones de cero muertes en julio y agosto suponen que se adoptan medidas apropiadas para evitar la reintroducción de covid-19 desde otro estado o país».

Pero David Spiegelhalter, presidente del Centro Winton para la Comunicación de Riesgos y Evidencias de la Universidad de Cambridge, dijo sin rodeos: «Esto parece una suposición enorme y probablemente poco realista».

El modelo tiene proyecciones para el verano, pero fue diseñado originalmente para el pico del virus.

La Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, ha citado repetidamente el modelo IHME en las conferencias de prensa, y los periodistas a menudo también han preguntado a los funcionarios al respecto.

Boris Johnson fue dado de alta y agradece al personal médico 1:25

Pero aunque el modelo hace predicciones para el verano, fue diseñado originalmente para proyectar las necesidades de atención médica durante la primera ola del virus, especialmente en su apogeo, cuando los recursos se agotan al máximo.

«Estas previsiones se desarrollaron para ayudar a los hospitales y los sistemas de salud a prepararse para el aumento de pacientes con covid-19 en las próximas semanas», según una pregunta frecuente en el sitio web del modelo.

«Creo que el modelo IHME es muy útil, y obviamente ha impulsado gran parte de la planificación de políticas y la respuesta de salud pública», dijo el Dr. Thomas Tsai, cirujano e investigador de políticas de salud en el Hospital Brigham and Women’s y de la Escuela Chan de Salud Pública de Harvard.

Es importante darse cuenta, dijo Tsai, de que «todavía es solo un modelo de cómo podría ser el mundo. Y hay muchos parámetros que los mejores modelos no pueden tener en cuenta».

Puede haber una recurrencia de casos en el verano o el otoño, dijo, pero cuando se trata del análisis IHME, «también debemos tener en cuenta qué propósito, qué objetivo estaba modelando».

Murray, el director de IHME, le dijo a CNN que «realmente nos hemos centrado en modelar esta primera ola, y cuando comenzamos el modelado, creo que realmente no lo sabíamos, y cuando creamos la herramienta [visualización], realmente no sabía, cuándo se haría».

Si las personas interpretan cero posibilidades de un resurgimiento, dijo, «eso no es correcto, porque eso sería una segunda ola, y probablemente deberíamos aclararlo».

Pero Murray dijo que «la forma en que hemos estado, o he estado pensando, es que nadie querrá tener una segunda ola».

Eso significa que «encontraremos algún tipo de políticas que se basarán en pruebas, rastreo de contactos y cuarentena y control de fronteras, esos cuatro componentes para mitigar el riesgo de una segunda ola», dijo.

Cuando se le preguntó sobre las declaraciones contradictorias sobre los supuestos subyacentes del modelo, que casi no dejarían muertes este verano, Murray dijo que «esa es la parte que necesitamos pensar y asegurarnos de que nos estamos comunicando claramente. Creo que deberíamos dejar de mostrar julio y agosto en la herramienta por esa razón, seguro».