CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Estos países empezaron a levantar las restricciones instauradas por la pandemia de coronavirus y así lo están haciendo

Por Laura Smith-Spark

(CNN) — Los habitantes de República Checa ahora pueden hacer compras en ferreterías, tiendas de bicicletas, jugar tenis e ir a nadar. Austria planea reabrir tiendas más pequeñas esta semana. Dinamarca reabrirá jardines infantiles y escuelas, a partir de esta semana, si los casos de coronavirus permanecen estables, y se prevé que los niños en Noruega vuelvan al jardín la próxima semana.

Estos países son los primeros en Occidente en comenzar a salir gradualmente después de las órdenes de confinamiento impuestas por los gobiernos para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Otros querrán ver qué lecciones se pueden aprender pues también ven una ruta de salida del cierre en medio de las crecientes presiones sociales y económicas de las familias.

Para la atleta profesional Irena Gillarova, de República Checa, el alivio de las restricciones que entraron en vigor el jueves significó que podría volver a entrenar en el estadio Juliska, en Praga, por primera vez desde que su país entró en cuarentena.

Fútbol europeo: las posibles alternativas para el regreso de las ligas 0:57

«Fue genial, honestamente. Estaba llena de emoción y me siento genial», le dijo a CNN la lanzadora de jabalina, el viernes. «Estas dos semanas en casa me ayudaron a apreciar mi trabajo aún más que antes y no darlo por sentado».

Los atletas tienen un horario para asegurar que solo un cierto número de personas estén en el estadio a la vez. «Me sentí 100% segura», dijo la joven de 28 años. «Siento que el sistema es bastante bueno y estamos tratando de ser inteligentes al respecto. Todos lo estamos tomando de manera responsable».

El doctor Peter Drobac, un experto en Salud Global de la Oxford Saïd Business School, le dijo a CNN que esos países que ahora están aliviando sus restricciones son «ejemplos importantes y esperanzadores» para Occidente.

«Todavía tenemos mucho que aprender sobre cómo vamos a salir del confinamiento de manera segura y efectiva», dijo.

Cualquier aflojamiento de los límites conllevará un riesgo. El director regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa, el doctor Hans Kluge, advirtió, esta semana, que la situación en Europa todavía es «muy preocupante» e insistió en que «ahora no es el momento de relajar las medidas».

Europa «sigue en el centro de la pandemia», dijo el miércoles, con siete de los 10 países más afectados a nivel mundial ubicados en ese continente.

Y un estudio basado en el brote de China, publicado en la revista médica The Lancet, ha sugerido que las restricciones por el coronavirus en todo el mundo no deberían levantarse por completo hasta que se encuentre una vacuna para la enfermedad.

«En un lugar mucho mejor»

Ninguno de los países que planean aliviar sus restricciones en los próximos días se encuentran entre los más afectados de Europa, y estarán ansiosos por evitar una segunda ola de infecciones. Entonces, ¿cómo han llegado hasta aquí?

Según Drobac, los países que se preparaban para aliviar las restricciones tenían algo en común: estaban entre los primeros en Europa en implementar cierres o medidas severas de distanciamiento social y habían aumentado rápidamente las pruebas para detectar el covid-19.

«Tenían estas cosas en su lugar y, como resultado, ya pasaron el pico de infecciones», dijo Drobac. El número de muertes relacionadas con el coronavirus en estos países está en decenas o cientos, en lugar de miles, dijo, y «están en un lugar mucho mejor debido a la acción proactiva».

Lo que han anunciado sobre cómo planean gradualmente para relajar las restricciones «parece razonable e inteligente», dijo Drobac.

«Es un proceso muy gradual y podrán aprender y rastrear cosas en términos de nuevas infecciones. Pero si se alivian demasiado y las infecciones comienzan a aumentar, pueden retroceder un poco. Así es como cada país va a tener que hacerlo».

Otros países que buscan seguir su camino deben cumplir con tres criterios generales, agregó, especialmente para evitar una segunda ola.

Primero, deben haber «aplanado la curva» y haber visto una reducción constante en el número de casos nuevos, dijo. En segundo lugar, sus sistemas de atención de salud deben poder hacer frente sin recurrir a medidas de crisis como los hospitales de emergencia.

En tercer lugar, necesitan un sistema para realizar pruebas masivas, rastreo de contactos y aislamiento, de modo que las personas enfermas puedan aislarse antes de infectar a otros, dijo, «que es [una clase de] salud pública 101 y lo que desearía que todos hiciéramos desde el comienzo».

España retoma empleos no esenciales

España comienza a flexibilizar la cuarentena 2:33

Alrededor de 300.000 empleados no esenciales volvieron a sus puestos de trabajo, este lunes, en la región de Madrid, le dijo a CNN un portavoz del Gobierno regional de Madrid.

El 13 de abril entró en vigencia un levantamiento parcial de las restricciones, por lo cual a los trabajadores que no pueden desempeñar sus trabajos desde casa —como por ejemplo quienes trabajan en construcción— les está permitido regresar al trabajo. Sin embargo, tiendas, bares y restaurantes y otras empresas consideradas no esenciales permanecen cerradas.

Las medidas llegaron a pesar de que el ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, advirtió que el país aún no se encuentra en una “fase de desescalada”, incluso cuando el Gobierno preparaba medidas para terminar paulatinamente las restricciones de movilidad vigentes en vigor para enfrentar la pandemia de coronavirus.

El 14 de abril, España superó las 18.000 muertes por coronavirus y los casos activos se acercan a los 87.000, con un acumulado de más de 172.500 contagios desde el inicio de la pandemia.

Italia: «alivio cauteloso» de las medidas

Un hombre lleva una máscara facial al llegar a una tienda en Catania, Italia, cuando el Gobierno italiano permitió la reapertura de algunos comercios mientras el bloqueo nacional para frenar el coronavirus continúa. (Crédito: REUTERS/Antonio Parrinello)

Este martes se permitirá la reapertura de algunas tiendas y negocios en Italia, según un decreto del gGbierno firmado por el primer ministro Giuseppe Conte, a medida que el país intenta tentativamente salir de su confinamiento por coronavirus.

Entre las tiendas autorizadas para reabrir se encuentran las librerías, lavanderías, papelerías y tiendas de ropa para bebés y niños. Sin embargo, algunas regiones han decidido retrasar el levantamiento de las restricciones.

Las medidas estarán vigentes hasta el 3 de mayo, según el decreto del Gobierno.

El Gobierno también ha ampliado la lista de actividades de producción permitidas para permitir que se reanuden algunos trabajos forestales, de cuidado del paisaje y mantenimiento y obras hidráulicas. Los fabricantes y mayoristas de productos de papel y cartón pueden reiniciar la producción.

Estas aperturas son en efecto una vista previa de la apertura a mayor escala que se espera que tenga lugar durante la “Fase 2” del plan trifásico de Italia para que el país vuelva a la normalidad.

La Fase 2 solo comenzará en algún momento después de que se levanten otras medidas de confinamiento, en algún momento después del 3 de mayo.

Dinamarca «caminando por la cuerda floja»

Dinamarca ha dicho que planea enviar a los niños de regreso a la escuela y al jardín a partir del 15 de abril, si los casos de coronavirus permanecen estables.

Pero la vida aún se verá lejos de lo normal.

Muchas restricciones permanecerán vigentes y su reversión puede ser gradual, dijo el Gobierno. La prohibición de reuniones de más de 10 personas se ha extendido hasta el 10 de mayo y todos los servicios religiosos, cines y centros comerciales también permanecerán cerrados.

Todos los festivales y grandes reuniones seguirán prohibidos hasta agosto, dijo la primera ministra Mette Frederiksen. Las fronteras de Dinamarca permanecerán cerradas.

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, habla durante una conferencia de prensa sobre el avance del coronavirus, en Copenhague, Dinamarca, el 6 de abril.

«Esto probablemente será un poco como caminar sobre la cuerda floja», dijo Frederiksen en una conferencia de prensa, el lunes, citada por la agencia de noticias Reuters. «Si nos quedamos quietos en el camino podríamos caer y si vamos demasiado rápido, puede salir mal. Por lo tanto, debemos dar un paso cauteloso a la vez».

El país, de 5,8 millones de habitantes, estuvo entre los primeros europeos en cerrar sus fronteras, el 13 de marzo. En esa misma semana, cerró escuelas, cafeterías y tiendas, y prohibió las reuniones de más de 10 personas y las visitas a hospitales.

«La única forma en que hemos evitado los trágicos escenarios en lugares como Italia y Estados Unidos es porque [en Dinamarca] actuamos rápidamente», dijo Frederiksen en la televisión nacional danesa.

Las tiendas checas vuelven a abrir

República Checa también se movió rápidamente para imponer restricciones a viajes, prohibir grandes eventos y cerrar negocios no esenciales, después de declarar un estado de emergencia, el 12 de marzo. Inusualmente en Europa, también requirió, desde el 19 de marzo, que sus 10,7 millones de personas cubrieran sus caras con mascarillas o bufandas cuando están fuera de casa.

Las tiendas han recibido una exención gubernamental y pueden permanecer abiertas durante las restricciones a la libre circulación actualmente vigentes en República Checa por la epidemia de coronavirus. (Crédito: Drahoslav Ramik/CTK via ZUMA Press)

Esos esfuerzos de contención estrictos ahora parecen estar dando sus frutos, ya que el Gobierno anunció, el lunes, que comenzaría a relajar, esta semana, algunas restricciones impuestas por la amenaza de la pandemia.

Desde el martes, a las personas se les ha permitido hacer ejercicio, solas sin mascarillas. Tiendas de construcción y ferreterías, comercios de bicicletas y centros de reparación de bicicletas se encuentran entre los que pueden reabrir desde el jueves. Las instalaciones al aire libre para deportes individuales también se están reabriendo, pero solo hasta cierto punto: no más de dos personas pueden estar en el mismo espacio y no pueden usar duchas o guardarropas individuales.

Se permitirán viajes esenciales fuera de la República Checa, a partir del 14 de abril, según un comunicado del Gobierno.

Gillarova, la atleta, mantiene la esperanza de que la competencia internacional se reinicie en algún momento este año, tal vez con el Campeonato de Europa de Atletismo, en París este agosto, después de la decepción de los Juegos Olímpicos que se retrasaron hasta 2021.

Austria: un enfoque de paso a paso

La vecina Austria, donde el popular complejo de deportes de invierno de Ischgl, en la provincia de Tirol, estuvo vinculado el mes pasado a la propagación del nuevo coronavirus a otras partes de Europa, está adoptando un enfoque diferente mientras alivia las restricciones.

El canciller austríaco, Sebastian Kurz, anunció esta semana que el país se estaba preparando para una «resurrección» después de Pascua, reabriendo algunas tiendas más pequeñas, ferreterías y tiendas de jardinería a partir del 14 de abril. Pero ahora también requerirá que las personas usen máscaras faciales en los supermercados y otros lugares como el transporte público.

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, usa una máscara protectora cuando llega a una sesión especial del Consejo Nacional, el 3 de abril, en Viena.

A partir del 1 de mayo, se abrirán todas las tiendas, centros comerciales y peluquerías; mientras tanto, los restaurantes y hoteles abrirán como mínimo a partir de mediados de mayo, en un proceso gradual. Esto sucederá «bajo estrictas condiciones de seguridad, por supuesto», dijo Kurz.

También advirtió que el peligro por el coronavirus aún no ha terminado, citando a Singapur, que ha visto un resurgimiento en los casos en los últimos días. «Los que creen que la situación está bajo control están equivocados», dijo.

El Gobierno decidirá a fines de abril si extenderá la educación en el hogar más allá de mediados de mayo y no se realizarán eventos importantes hasta finales de junio.

«Nuestro objetivo debe ser eliminar paso a paso la enfermedad», dijo Kurz. «Unámonos todos por una semana más».

La semana pasada, Austria realizó pruebas a 1.500 personas en todo el país, en un intento de medir cuán ampliamente se había propagado el covid-19. El estudio encontró que menos del 1% de la población no hospitalizada estaba infectada. Anteriormente, Austria había centrado las pruebas en aquellos que estaban gravemente enfermos con síntomas asociados con el virus.

El número de casos confirmados de coronavirus en Austria había llegado a 12.969, hasta el jueves, dijo el Ministerio de Salud del país. El número de muertos era de 295.

4 tips para un distanciamiento social efectivo 1:50

Noruega: optimismo cauteloso

Noruega está adoptando un enfoque diferente nuevamente, priorizando la reapertura de las escuelas a medida que facilita las medidas de contención introducidas a mediados de marzo.

El país comenzará a reducir sus medidas de bloqueo, a partir del 20 de abril, dijo la primera ministra Erna Solberg, cuando los jardines de infancia comenzarán a reabrir. Una semana después, las escuelas volverán a abrir para los alumnos en los grados primero a cuarto.

«Nuestra ambición es que todos los estudiantes de alguna manera regresen a la escuela antes del verano», dijo Solberg.

El Gobierno cree que las últimas estadísticas proporcionan una base para el «optimismo cauteloso», lo que indica que la tasa de infección se ha estabilizado, dijo la primera ministra.

«Al trabajar juntos, tenemos el virus bajo control y podemos comenzar a levantar las restricciones poco a poco. Haremos esto juntos, con precaución y tomándonos nuestro tiempo».

Según el Instituto Noruego de Salud Pública, Noruega tenía 6.244 casos confirmados de covid-19, hasta el jueves, y 92 muertes, hasta el viernes por la mañana.

Alemania: «Esperanza cautelosa»

Otros están tomando medidas tentativas para aliviar sus bloqueos, pero todavía no establecen una fecha firme.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo, la semana pasada, que los últimos números sobre la pandemia en su país dieron motivos para una «esperanza cautelosa», pero advirtió que los alemanes deben cumplir con las restricciones actuales, durante el fin de semana de vacaciones de Pascua.

Merkel dijo que una decisión sobre si se levantan las medidas y cómo hacerlo se basaría en un amplio estudio científico que se publicará esta semana.

¿Por qué Alemania ha corrido mejor suerte en esta crisis? 2:19

El ministro de Salud, Jens Spahn, dijo anteriormente que el país había visto un «aplanamiento» en las infecciones recientemente reportadas, a medida que las medidas restrictivas en la vida pública entraron en vigencia. Actualmente, Alemania está realizando 100.000 pruebas para detectar covid-19 por día, dijo, y el 40% de sus camas de cuidados intensivos permanecen vacantes a pesar de la crisis.

«Queremos volver gradualmente a la normalidad, pero todavía estamos lejos de la vida cotidiana como la conocíamos antes del coronavirus», dijo Spahn.» No todo volverá a ser como antes. Continuaremos viviendo en y con la pandemia en Alemania».

Suiza también está considerando salir del encierro. A pesar de la extensión de las restricciones de distanciamiento social hasta el 26 de abril, su gobierno ha indicado que otras medidas podrían relajarse a finales de este mes, incluidos los controles fronterizos, el cierre de escuelas y la prohibición de reuniones, si la propagación del virus se mantiene bajo control.

A medida que estos países y otros caminan por la cuerda floja entre la protección de la salud pública y el mantenimiento de la vida de sus economías, está claro que aún quedan muchas dificultades.

Kluge, de la OMS, subrayó que era «el momento de duplicar y triplicar nuevamente nuestros esfuerzos colectivos» para suprimir el virus.

«Pensar que nos estamos acercando a un punto final sería algo peligroso», dijo. «Cualquier cambio en nuestra estrategia de respuesta, la relajación del estado de bloqueo o las medidas de distanciamiento físico, requiere una consideración muy cuidadosa».

— Ivana Kottasova, Nadine Schmidt, Stephanie Halasz, Arnaud Siad, Seb Shukla, Niamh Kennedy, Vasco Cotovio e Ingrid Formanek de CNN contribuyeron a este informe, al igual que la periodista Susanne Gargiulo.